Coronavirus en Argentina: Aerolíneas suspenderá otros dos meses a 4.000 empleados

37
0
Compartir:

23/07/2020 Clarin.com – Nota

Agosto y septiembre
Luis Ceriotto

Es pese a que los vuelos podrían reanudarse en poco más de un mes. Convocaron a los gremios, que rechazan que los suspendidos cobren por debajo del 100%.

Aviones de Aerolíneas y Austral, estacionados en el Aeroparque Metropolitano. La mayor parte de la flota de casi 20 aviones de las dos líneas aéreas estatales está sin volar desde fines de marzo.

Aerolíneas Argentinas va a mantener por otros dos meses las suspensiones de 4.000 de sus empleados, hasta los primeros días de octubre. Si bien está previsto que los vuelos regulares de pasajeros comiencen nuevamente a principios de septiembre, en la línea aérea estatal prevén que la demanda inicial por parte del público será baja.
En ese marco, están iniciando conversaciones con los gremios para extender las suspensiones, incluso más allá de la hipotética fecha de reanudación de los vuelos. En los papeles, la decisión de cuándo se vuelve a volar depende del Ministerio de Transporte, pero está sujeta a las directivas del Ministerio de Salud.

Pablo Ceriani, el titular de Aerolíneas, tiene una buena relación con los titulares de los gremios aeronáuticos. Pero la crisis de ingresos que tiene la empresa estatal, con una caída de facturación prácticamente total desde fines de marzo, puso en evidencia el conflicto de intereses entre la conducción, a cargo de la agrupación La Cámpora, y los gremios.
En las negociaciones por la suspensión inicial por 90 días, que rige desde mayo, la compañía pretendía en un comienzo que abarcara a unos 8.000 de los más de 12.000 empleados, y que el haber a percibir durante la suspensión fuera el equivalente a alrededor de 75% del salario de bolsillo, tal como habían acordado previamente la CGT y la Unión Industrial (UIA) ante el ministerio de Trabajo.

Tras un par de semanas de negociaciones, el resultado terminó siendo que los empleados suspendidos son 4.000, quienes hasta fines de este mes están cobrando el equivalente a 100% de su salario de bolsillo nominal (si bien no perciben un extra de alrededor de 15%).

En estos tres meses, la situación económica de la empresa siguió cuesta abajo: en junio, comenzó a pagar los salarios de manera desdoblada . Y hace dos semanas, Ceriani advirtió a empleados y gremios que podría habe r «medidas drásticas» si encuentra obstáculos para avanzar con algunos ajustes ya anunciados, como la fusión de entre Aerolíneas y Austral , y un plan de jubilaciones anticipadas que la empresa abrió en junio.

Desde uno de los gremios, ya dieron aviso de que no cederán en su reclamo de que la empresa siga pagando 100% del salario de bolsillo a los trabajadores suspendidos: la Asociación de Aeronavegantes (AAA) manifestó su «rechazo» a la posibilidad de reducciones salariales.

Pero la parte más brava de ese partido será con los gremios agrupados en Sindicatos Aeronáuticos Unidos, donde están los pilotos de Aerolíneas (APLA), los de Austral (UALA), técnicos (APTA), personal de tierra (APA) y jerárquicos (UPSA). Días atrás, en una entrevista por radio, el titular de APLA, Pablo Biró, dijo que que si Aerolíneas encaraba un ajuste a través de los salarios habría un conflicto. «Si no pagan los salarios, será un luz de alarma para la paz social que requiere el Gobierno».

Compartir: