12 conocidas aerolíneas que se han ido a la quiebra en los últimos 14 meses

430
0
Compartir:

Los últimos 12 meses han estado repletos de altibajos en lo relativo al sector de las aerolíneas.

Por un lado, jugadores establecidos como Delta Air Lines y United Airlines han protagonizado un fuerte crecimiento, lealtad en sus clientes y nuevas oportunidades —en algunos casos, estableciendo récords. Incluso algunas aerolíneas de bajo coste como Norwegian Air han visto cómo iban amainando los vientos en contra, se estabilizaban las finanzas y acababan los desastres de mantenimiento.

Por otro lado, los últimos 2 años han sido una masacre. Numerosas aerolíneas se han ido a la quiebra, algunas de las cuales eran bien conocidas en todo el mundo.

Bancarrotas generadas por modelos comerciales defectuosos, una ajustada competencia, mala gestión y costes inesperados hicieron que estas compañías cesaran las operaciones y, en algunos casos, se declararan insolventes y vendieran completamente sus activos.

Los costes asociados con la puesta en tierra del Boeing 737 Max y las inspecciones y reparaciones requeridas en ciertos motores Boeing 787 Dreamliner fueron otro punto doloroso.

«2019 ha protagonizado el crecimiento más rápido de la historia en el fracaso de las aerolíneas«, afirmó a Reuters la firma consultora de aerolíneas IBA el pasado mes de octubre.

El año 2020 parece haber tenido un comienzo similar, con la noticia del pasado 11 de febrero sobre el cierre de Air Italy menos de 2 años después de comenzar a operar.

Aquí están recopiladas las 12 aerolíneas comerciales que se han visto obligadas a cerrar sus puertas y plegar sus alas.

La aerolínea regional con sede en Carlsbad, California, (EE UU) solo voló comercialmente durante unos meses antes de suspender sus operaciones.
El grupo asegura que planea reestructurar y reanudar los vuelos, posiblemente en 2020.

Germania, con sede en Berlín, comenzó como una aerolínea chárter, pero finalmente creció para operar servicio comercial.
Los precios del petróleo, una serie de retrasos en el verano de 2018 y un incremento de la presión desde las compañías de bajo coste llevaron a la quiebra al grupo.

Flybmi, una Aerolínea regional británica con sede en el noroeste de Leicestershire era una antigua subsidiaria de British Midland International.
La compañía culpó del cese de sus operaciones a un aumento en los costes de combustible y carbono, junto con la incertidumbre derivada del Brexit.

La aerolínea Fly Jamaica Airways, con sede en Kingston, (Jamaica) dejó de operar debido a la falta de aviones cinco meses después de que uno de sus dos Boeing 767-300ER resultara dañado en un aterrizaje forzoso en Guyana.

La aerolínea islandesa ultra low cost  Wow Air alteró el mercado transatlántico al ofrecer vuelos entre América del Norte y Europa por tan solo 99 libras (algo menos de 120 euros) con una escala en Reykjavik.
Wow Air comenzó a volar en 2012 y se expandió a Norteamérica en 2015.
«Uno de los errores que cometí, que Wow cometió en los últimos 18 meses, fue ir alejándonos del modelo de bajo coste», dijo Skúli Mogensen CEO de la empresa a Business Insider en 2019. «Lo más significativo fue que hicimos que nuestra estructura de flota fuera innecesariamente compleja con la incorporación del A330 de fuselaje ancho.»

Jet Airways, con sede en Bombay (India), se derrumbó tras años de fuertes pérdidas financieras en medio de una lucha de competencia por la llegada de las low cost.

La aerolínea de recreo francesa XL Airways (anteriormente llamada Star Airlines, XL) sufrió la falta de efectivo y no pudo asegurar inversiones adicionales.

Otra aerolínea francesa, Aigle Azur, intentó en 2018 lanzar una nueva estrategia, añadiendo rutas y aviones, pero finalmente quedó sin efectivo, colapsando al año siguiente.

Adria, la antigua aerolínea de bandera de Eslovenia, tuvo pérdidas a principios de los 2000 y 2010 y, aunque llevó a cabo varios intentos de reorganización, no pudo recuperarse.

El operador turístico más antiguo del mundo, Thomas Cook, con 178 años de historia, colapsó después de no poder asegurar el pago de 200 millones de libras esterlinas (unos 220 millones de euros) en fondos extra.
Unos 600.000 turistas se vieron afectados por el cierre, lo que llevó a tener que realizar el mayor esfuerzo de repatriación en tiempos de paz de la historia británica.

Air Italy comenzó sus vuelos en 2018, en un esfuerzo por capitalizar el mercado en un momento en el que la aerolínea de bandera italiana Alitalia estaba en liquidación. Menos de 2 años después de lanzar su primer vuelo, anunciaba también su liquidación, el pasado 11 de febrero.
La compañía afirmó que continuará operando vuelos hasta el 25 de febrero. Cualquier cliente con billetes posteriores a dicha fecha recibirá un reembolso después de solicitarlo a la aerolínea. Asimismo los pasajeros que vayan a viajar antes del 25 de febrero también pueden pedir una devolución en lugar de viajar.

Justo un día después del cierre de Air Italy, la aerolínea turca AtlasGlobal también cerró sus puertas, tras una reestructuración y suspender sus operaciones.

Fuente: businessinsider.com

Compartir: