Cae Norwegian Francia: 286 empleados en la calle

135
0
Compartir:

PUEDEN SER INDEMNIZADOS Y RECUPERAR ATRASOS

Apenas unas horas después de su cierre total e inesperado en Roma, Norwegian cierra su filial en Francia. En este caso la compañía francesa se llamaba Norwegian Air Resources. El cierre tiene lugar por bancarrota, insolvencia. 286 empleados se van a la calle sin indemnización, probablemente incluso con atrasos sin cobrar, y sin que Norwegian haya comparecido para explicar nada.

La compañía estaba desde marzo del año pasado en una situación de Erte general, con lo que en Francia se llamaba “actividad parcial”, que significa que los trabajadores reciben salarios públicos. Este régimen acababa en marzo de este año. Pero, antes de esa fecha, la compañía procede a liquidar sus filiales.

Jurídicamente el tema es complejo. Norwegian Air Shuttle (NAS) no ha quebrado. Es la compañía noruega que aún sobrevive. Esta empresa ha presentado en su país un expediente de protección ante la quiebra, para intentar seguir adelante. Esa compañía era propietaria de varias filiales en Irlanda, las cuales sí han sido cerradas. Entre ellas estaba Norwegian Air Resources Ireland, que era a su vez la propietaria de la filial italiana y de la francesa. Cerrada la matriz, caen las filiales.

En Italia, los sindicatos indican que prácticamente Norwegian simplemente se ha esfumado. En Francia las cosas son un poco más complicadas porque la liquidación exige primero consultar e informar a los agentes sociales a través del Comité Social de Empresa (CSE), que se parece al Comité de Empresa español.

La suspensión de actividades de Norwegian en Francia fue denunciada por el sindicato de pilotos SNPL. Acusaban a la compañía de no pagar a los trabajadores inactivos lo que marcaba la ley. Los jueces les dieron la razón a los trabajadores en diciembre.

Ahora, los sindicatos se enfrentan a un problema más grave que es la desaparición de la compañía y del propietario, actualmente en liquidación y gestionado por KPMG. Los liquidadores irlandeses afirman que la liquidación se inició el ocho de febrero y que los liquidadores han reemplazado a los gestores. En la legislación irlandesa, los empleados no tiene preferencia en el reparto del dinero que pudiera derivarse de la liquidación que, se imaginan, no será mucho.

Los trabajadores están agotando sus acciones, acusando a Norwegian de desentenderse de su plantilla, incluso huyendo de sus obligaciones. Pero legalmente no será fácil conseguir imponer la ley francesa.

Fuente: preferente.com
Compartir: