Con el objetivo de la modernización de las Fuerzas Armadas, el Ministerio de Defensa recibió al Embajador de los Estados Unidos

749
0
Compartir:

Como fuera reportado durante ayer, con la mira en la modernización de las Fuerzas Armadas (FFAA), el Ministerio de Defensa recibió al Embajador de los Estados Unidos en la Argentina, Marc R. Stanley. Al día de la fecha, más allá de publicaciones en las redes oficiales de los funcionarios, no ha trascendido detalles de lo tratado en la reunión que mantuvieron entre el titular de la cartera, Jorge Taiana, y el representante del gobierno estadounidense en el país.

Sin embargo, en su cuenta oficial de Twitter, Marc R. Stanley expresó al finalizar la reunión que: “Conversamos sobre formas de profundizar la cooperación en materia de defensa, y de colaborar en las prioridades de modernización de las Fuerzas Armadas”. Haciendo de esta manera referencia a varios de los Proyectos en curso del Ministerio de Defensa de la República Argentina para incorporar material a fin de recuperar capacidades para el Instrumento Militar Argentino.

De esto modo, en el terreno de la especulación, se pueden citar varios proyectos que deberán contar tanto con el aval del gobierno, como del Congreso, de los Estados Unidos para recibir la autorización a través del Departamento de Estado, como de la aprobación del Poder Legislativo estadounidense.

El primero de estos programas es el más significativo de todos, al buscar por medio de un nuevo cazabombardero, la recuperación de la capacidad de interceptación supersónica de la Fuerza Aérea Argentina. Perdida desde la baja en 2015 de sistema de arma Mirage/Finger. Al respecto, como se ha reportado, la propuesta de los Estados Unidos se basa en la transferencia de cazas F-16 Fighting Falcon provenientes de la Real Fuerza Aérea de Dinamarca.

Al respecto, desde Zona Militar, informados que el gobierno norteamericano ha redoblado sus esfuerzos por medio del ofrecimiento de variantes del F-16 por encima del estándar MLU disponible en los Fighting Falcon daneses. Además de incluir medios aéreos complementarios como aviones de transporte y reabastecimiento. Además, durante el pasado mes de febrero se concretó la visita de una comisión técnica (conformado por presentantes de los EE. UU., Dinamarca y Lockheed Martin) a fin de relevar las capacidades edilicias instaladas en la VI Brigada Aérea de Tandil. Con su arribo al país, se busco profundizar y especificar aún más la propuesta, a fin de definir que tipo de equipamiento e inversiones serían necesarias realizar para la operación y sostenimiento de una futura flota de F-16.

Otros proyectos en vista son el fortalecimiento de la actual flota de Hércules K/C-130H de la Fuerza Aérea Argentina, a través de la incorporación de aeronaves adicionales provenientes de la Fuerza Aérea/Guardia Nacional de los Estados Unidos. Tal como supieron confirmar el Ministro de Defensa y el Brigadier Xavier Isaac durante la presentación del TC-64 modernizado por FAdeA.

También, enfocado en el ámbito naval, la Armada Argentina tiene la necesidad de recuperar capacidades de exploración y vigilancia de largo alcance, perdidas desde que la actual flota de P-3B aún se encuentra siendo sometida a trabajos de recuperación. De este modo las alternativas se posan en la adquisición de aviones P-3C Orion provenientes de la Marina de los Estados Unidos o, más reciente, la posibilidad de incorporar variantes a ser transferidas desde la Real Fuerza Aérea de Noruega. Lo cual, en ambos casos, debería contar también con el aval del gobierno estadounidense para avanzar con la transferencia estas aeronaves.

Por último, como suele ser el tener de estos encuentros, existe la posibilidad de explorar nuevos ámbitos de cooperación y coordinación entre ambos países en el ámbito de la defensa. A través de la realización de ejercicios combinados, tal cual viene realizando otros países de la región de forma anual y periódica. Tal es el caso de Brasil y Chile.

Fuente: zona-militar.com

Compartir: