Condenaron a 8 años de prisión a Jaime y a 4 a De Vido por la compra de trenes a España y Portugal

130
0
Compartir:

Cuál había sido el pedido de la Fiscalía

El Tribunal Oral Federal 6 condenó al exministro de Planificación Federal Julio De Vido y al exsecretario de Transporte Ricardo Jaime a 4 y 8 años de prisión, respectivamente, por la compra de «trenes chatarra» a España y Portugal durante el gobierno de Néstor Kirchner.

En el caso de Jaime, el TOF 6 dio por probado el cobró de cerca de un millón de dólares en sobornos para cerrar los contratos, por lo que se le sumó el delito de «enriquecimiento ilícito».

El fallo del tribunal integrado por los jueces Julio Panelo, Fernando Canero y Ricardo Basílico, inhabilita «de por vida» tanto a De Vido como Jaime para ejercer cargos públicos.

En el caso de De Vido, el tribunal sostuvo la condena a 4 años al considerar que el exministro de Planificación era el máximo responsable en la firma de los contratos con España y Portugal, que obligaron al Estado a pagar cifras millonarias en una compra fraudulenta.

De esta manera, el TOF 6 acompañó el pedido de la fiscal federal Gabriela Baigú, quien había solicitado 4 años para Julio De Vido, por considerarlo responsable del delito de «defraudación al Estado» y 8 años para el exsecretario de Transporte.

«Es evidente que De Vido sabía de las irregularidades de estas compras y no actuó. Existen pruebas que señalan que el exministro recibió al menos 20 informes de la Auditoría General de la Nación sobre las gestiones de Jaime y de Juan Pablo Schiavi», había sostenido Baigún en su alegato sobre las responsabilidad de el ex ministro de Planificación.

A principio de semana, en su último alegato, De Vido había asegurado que «lo que hubo fue un cambio de decisión política, no judicializable». El exministro sostuvo que la decisión de comprar trenes en desuso estaba relacionado a una baja partida presupuestaria y la búsqueda de reactivar talleres ferroviarias que estaban paralizadas para poner en condiciones las máquinas.

De acuerdo con su versión, la estrategia cambió luego de la Tragedia de Once, en la que murieron 51 personas. «En 2012, al asumir Florencio Randazzo, la política cambió. El nuevo ministro de Transporte tuvo doce veces más presupuesto y la decisión fue comprar trenes en China», argumentó el exfuncionario ahora condenado.

De Vido, quien cumple prisión domiciliaria, ya había sido condenado por el accidente de de Once, a cinco años de prisión, pero aquella condena está a la espera de una decisión de la Corte Suprema que todavía no trató su recurso de queja.  Jaime, goza de libertad condicional en la misma causa, pero sigue detenido en Ezeiza, ya que fue condenado en tres oportunidades.

Fuente: pagina12.com.ar
Compartir: