Cuando Malvido imita a Mata y olvida que se vienen las fiestas

376
0
Compartir:

15/11/2018 22:47 – urgente24.com (Tier 2) – Nota –  

Luis Malvido es el actual presidente de Aerolíneas Argentinas. Antonio Mata fue presidente entre Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner, y fue famoso por los conflictos gremiales que enfrentó, pero también los que no quiso resolver. Los sindicatos de aeronáuticos anunciaron una huelga para este viernes (16/11): Habrá asambleas entre las 7 y las 11 de la mañana y cientos de usuarios afectados. Los huelguistas sostienen que las autoridades aún no se comunicaron con ellos desde la última medida de fuerza, la semana pasada. Además, hay un problema que nadie está mencionando y que es un punto a favor de los trabajadores: Falta poco más de un mes para navidad y, si hay huelga en diciembre, el descontento general tomaría graves dimensiones y podría terminar en caos.

OTRA VEZ CONFLICTO EN AR

Los que saben dicen que las paritarias con el sector aeronáutico deben resolverse en septiembre, para que exista un margen entre la negociación y las fiestas de diciembre. En este caso, el conflicto sigue vigente a medidados de noviembre y, según sostienen los huelguistas, las autoridades de Aerolíneas Argentinas no se sentaron a negociar desde la última protesta, hace una semana. Las fiestas se acercan, el conflicto sigue. El jueves pasado, 8/11, miles de pasajeros quedaron varados en el Aeroparque Jorge Newbery y el Aeropuerto Internacional Ezeiza, por los 250 vuelos cancelados por la huelga.

Hace unos días, los tres principales sindicatos del sector, Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA) y la Asociación de Trabajadores del Estado en la Administración Nacional de Aviación Civil (ATE-ANAC), anunciaron una nueva medida de fuerza: Asambleas y el «quite de colaboración y retención de tareas» entre las 7 y las 11 de la mañana. En esta nueva oportunidad, se vería afectado el Aeroparque Jorge Newbery y otros aeropuertos del país, según el comunicado de las agrupaciones gremiales.

«Con su silencio, el Gobierno pareciera tener como estrategia dejar que las movilizaciones ocurran, con el conflicto que eso origina entre usuarios de los servicios y los empleados de las empresas», dijo al diario Perfil un miembro de ATE.

«El viernes vamos a estar haciendo asambleas en Aeroparque. El trasfondo de todo esto es la precarización de nuestra actividad para ser explotada por multinacionales», dijo Alejandro Kogan, dirigente del Sindicato de Aeronavegantes, al aire en FM La Patriada. Hablaba de las declaraciones de Mauricio Macri sobre Aerolíneas Argentinas. «Les pido a los gremios de Aerolíneas Argentinas que se sienten a una mesa con las autoridades de la empresa (para que) pueda volar sin pedirle plata al Estado, sin pedirle plata al resto de los argentinos para poder funcionar, algo que logran la enorme mayoría de las líneas del mundo», había dicho el Presidente de la Nación. Sin embargo, lo que sostienen los huelguistas es que son las autoridades las que no «se sientan» a negociar, ni los convocan a dialogar. Los trabajadores reclaman por «la reincorporación de nuestra compañera despedida en Flybondi», el «feroz ajuste que anunció la gerencia», «las modificaciones en la normativa vigente» y «el vaciamiento de las regionales». Además, el cumplimiento de la cláusula gatillo para los salarios a trabajadores» y una recomposición salarial. FlyBondi respondió: Dijeron que el despido no fue por un problema de encuadre sindical sino por «reiterados incumplimientos en la función laboral». Sobre el resto de los conflictos, nadie (de parte de las empresas) emitió una palabra. Noviembre movido > El 2/11, 31 vuelos fueron cancelados en el Aeroparque Jorge Newbery por una queja sorpresiva que duró casi seis horas: 5.000 usuarios afectados. > El 8/11, Aerolíneas Argentinas y Austral cancelaron desde las primeras horas del día un total de 258 vuelos en todo el país. Hubo 10 horas de asampleas y 30.000 afectados. La medida de mañana sería la tercera en apenas 15 días. Los usuarios desean que la situación deje de replicarse y que el próximo fin de semana, viernes 23/11 (apenas a un mes de nochebuena), las actividades de los aeropuertos no se interrumpan. Sin embargo, el panorama no es alentador: Las autoridades no se han conmovido, hasta el momento, con los miles de afectados o las horas de asambleas. Según los huelguistas, desde la empresa no hubo, ni siquiera, un intento de comunicación. Las negociaciones con la empresa ya demoraron demasiado y, si no hay un cambio, las huelgas de diciembre podrían provocar un colapso generado por un descontento general (que ya se viene incubando por la crisis económica) que desemboque en caos. La historia reciente de Aerolíneas Argentinas revela el fracaso que resulta de ir a la guerra con los huelguistas y creer que se les puede ganar. Desde el año 2015, el empresario español Antonio Mata, ex presidente de la empresa en cuestión, resuelve sus cuitas judiciales en España. A miles de kilómetros de distancia, podría dar un ejemplo (de lo que no hay que hacer) a las actuales autoridades. El delito de Mata que lo llevó a la cárcel fue el de evasión fiscal en la compra de la empresa en el año 2001. Dos años y dos meses de prisión, además de 99 millones de euros. Junto con Gerardo Díaz Ferrán, fue socio de la empresa dueña de Aerolíneas Argentinas hasta el año 2008, cuando se nacionalizó. Ambos fueron condenados, pero Díaz Ferrán fue excarcelado este año. Durante la gestión de Antonio Mata, las huelgas fueron moneda corriente en los aeropuertos. El español tuvo que viajar en más de una ocasión a Buenos Aires para resolver los conflictos con los trabajadores. Los reclamos de entonces no difieren demasiado de los de hoy: Despidos y salarios. El mal servicio, las cancelaciones, las demoras en los vuelos y los miles de pasajeros varados provocaron un colapso en la empresa que fue especialmente grave entre 2007 y 2008. Entonces, el Estado argentino, bajo la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, decidió expropiar todas las empresas del Grupo Aerolíneas Argentinas debido a la crisis que vivía Aerolíneas Argentinas y Austral Líneas Aéreas, y para garantizar el servicio y 9000 puestos de trabajo. Sin la empresa y en la cárcel, Antonio Mata da el ejemplo que podrían tomar las autoridades de Aerolíneas: No subestimar a los huelguistas. No debería ignorarlo Luis Malvido, actual presidente de Aerolíneas (3ro. en 3 años de la Administración Macri).

 

Compartir: