Cuánto pagó el Gobierno en fletes aéreos para traer 7 millones de vacunas contra el COVID-19 hasta el mes pasado

132
0
Compartir:

16/05/2021 Infobae.com – Home
Mariel Fitz Patrick Sandra Crucianelli

Infobae analizó el costo de los 15 vuelos, y sus operativos logísticos, informados por el Ministerio de Salud hasta el 19 de abril. Doce de ellos fueron realizados por Aerolíneas Argentinas. En total, hasta ahora arribaron al país 12,7 millones de dosis

Al posicionarse sobre cada color e ítem, se despliega la información sobre el gasto total para cada tipo de vacuna traída a Argentina.
El costo de las vacunas no solo implica la adquisición de las dosis, muy demandadas a nivel mundial, sino también el operativo para traerlas al país, ya que aún no se producen a nivel local. Según un análisis realizado por la Unidad de Datos de Infobae, el Gobierno gastó más de USD 6 millones en 15 vuelos para traer 7.117.885 dosis de los 12,7 millones de vacunas contra el coronavirus que arribaron a Ezeiza. Este monto es la cifra oficial informada por el Ministerio de Salud, y surge de sumar los costos de esos 15 fletes aéreos realizados hasta el 19 de abril, y los correspondientes gastos de logística y seguro.

Los USD 6.131.924 desembolsados por el traslado de las vacunas Sputnik V, Sinopharm y AstraZeneca desde Rusia, China e India al aeropuerto de Ezeiza implican un costo adicional promedio por dosis de 0,86 dólar.
De esos 15 vuelos ya pagados por el Gobierno,12 fueron realizados por Aerolíneas Argentinas. La empresa de bandera dispone para estos viajes de un Airbus 330-200 que fue modificado para funcionar como carguero, con una capacidad de hasta 70 toneladas. En cada traslado viajan unas 20 personas, de las cuales 10 son comandantes y copilotos, mientras que el resto corresponde a personal técnico, de mantenimiento y tripulantes de cabina.

Los restantes vuelos para traer vacunas fueron realizados por las aerolíneas Air France-KLM y Qatar Airways. A su vez, para la logística del traslado y embalaje de las vacunas en Rusia el Gobierno contrató a la empresa DHL Global Forwarding SA y, en China, a Hellmann Worldwide Logistics SA.

La información surge de uno de los dataset publicados por el Ministerio de Salud en su sitio de datos abiertos. Infobae lo descargó y cruzó el detalle de las facturas pagadas a Aerolíneas Argentinas y a esas dos empresas de logística, con la información oficial de los anuncios de los distintos cargamentos de vacunas llegados a Argentina.
De los 15 envíos detallados, el costo promedio del viaje y la logística requerida fue de USD 245.277 dólares. Según una fuente del sector privado consultada por Infobae, el monto informado está en línea con los precios del mercado, considerando que los fletes aéreos de carga son más caros que los vuelos comerciales.

Según fuentes de Aerolíneas, para traer el primer cargamento de Sputnik V a fines de diciembre, el Gobierno evaluó la opción de contratar un chárter carguero, que fue descartada por el costo. “Fue lo que nos ofreció DHL, pero salía mucho más caro”, aseguraron a Infobae.

El vuelo – ida y vuelta – para buscar vacunas que más dinero le implicó al Estado argentino fue el de Aerolíneas del 28 de febrero a Moscú para traer 328.400 dosis del primer componente de la Sputnik 1, y 188.800 del componente 2: USD 1.076.872 en total.

Llegada del vuelo de Aerolíneas Argentinas que trae dosis de la vacuna Sputnik V desde Moscú.
“Argentina no tiene vuelos regulares directos con Moscú o Beijing por lo cual, la opción de un chárter especial para ir a buscar las vacunas es la menos costosa y más eficiente en términos operativos”, aseguraron en la compañía aérea estatal. La distancia entre Buenos Aires y Moscú es de 13.500 kilómetros, y entre la capital argentina y Beijing, de 19.200. Hasta el Aeropuerto Internacional de Sheremetievo, en Rusia, el viaje dura unas 15 horas promedio, y hasta la capital china, 24 horas, dependiendo del viento.

“Los vuelos con el Airbus 330 de Aerolíneas con los dos cargamentos de Sinopharm que llegaron el 25 y 26 de abril habían salido el día anterior y fueron directos. En cambio el de Lufthansa que llegó el 28 del mes pasado, había despegado de Beijing el 25. Como era un vuelo regular, tuvo que hacer escala en Europa, y hacer cambio de avión”, señalaron.
Por otro lado, desde la aerolínea de bandera argumentaron que “es complicado buscar disponibilidad en las bodegas de otras compañías comerciales cuando el volumen de dosis es importante. Y también implica hacer escalas en otros países, lo que demora la llegada de las vacunas”.

A favor de contratar a Aerolíneas Argentinas para buscar las vacunas, desde el Gobierno señalaron, asimismo, que como la pandemia castigó la operatoria de la empresa estatal, “indirectamente le dio mayor disponibilidad de aviones en tierra”. Desde la empresa aérea estatal también aseguraron: “Nosotros nos enteramos con muy poca anticipación cuando hay un cargamento en Moscú para ir a buscarlo. Es muy difícil que un chárter contratado tenga disponibilidad en 24 horas”.

Infobae consultó a una fuente del sector aerocomercial sobre las ventajas o no de contratar un carguero para el flete aéreo: “Los cargueros una gran capacidad de traslado de carga, lo que podría implicar poder traer muchas vacunas a la vez por el espacio con el que cuentan. Pero si las vacunas no están disponibles en el país de origen, tampoco tiene mucho sentido”. Y reconoció que “así como la pandemia frenó los vuelos comerciales, la aviación carguera nunca paró a pesar de las restricciones. Siempre se siguió moviendo mercadería, y la demanda incluso aumentó”.

La otra ventaja que destacaron desde la compañía aérea nacional es que los pagos del Estado a Aerolíneas “son en pesos y a los premios, cuando en la industria carguera aérea los pagos son por anticipado al contado, o contra entrega de la mercadería, como máximo”. Este argumento pasa por alto, no obstante, que para la carga de combustible en Rusia o China antes de emprender el regreso, la aerolínea estatal necesita dólares.

Por último, en Aerolíneas también advirtieron que “si hay cualquier cambio en el cronograma de vuelo, o el avión debe quedarse más tiempo en destino, la empresa no le traslada una penalidad al Estado argentino en la factura”.
De acuerdo a la fuente del sector privado consultada por este medio, si una aeronave contratada en el mercado debe quedarse más de lo previsto en un aeropuerto, “se cobra por día varado en función de lo que se espera que el avión facture en ese plazo sin poder ser utilizado”.

Aerolíneas Argentinas realizó 20 del total de 25 vuelos que trajeron vacunas al país, 15 a Rusia y 5 a China.
Vuelos con distinta cantidad de dosis
Sin embargo, no todos los vuelos contratados por el Gobierno trajeron una cantidad similar de dosis. El 28 de fenero, el Airbus 330-200 de Aerolíneas apenas trasladó 220.000 dosis de Sputnik V desde el aeropuerto de Moscú, el menor cargamento en llegar al país en la aerolínea estatal. En cambio, el 1 de abril, el mismo avión trajo un millón de dosis de Sinopharm, desde Beijing en un solo embarque.

¿A qué se debe esa diferencia en la cantidad de dosis que trae cada vuelo, si el costo del traslado aéreo es el mismo? Desde el Gobierno explicaron que, cuando se trata de las Sputnik V, reciben sobre la hora el aviso desde Moscú de que está disponible un nuevo lote de vacunas, y que si no van a buscarlo en el tiempo pautado, se destinan a otro comprador por la demanda que hay a nivel internacional.

Desde Aerolíneas Argentinas precisaron, además, que el volumen de la carga y cantidad de vacunas que se pueden traer en cada vuelo varía en función del empaque de las vacunas. Por ejemplo, si cada vial de la Sputnik V tiene 5 dosis o solo una. En este último caso, entran menos en cada contenedor refrigerado.
En el caso de la vacuna china, puede embalarse un vial por caja o tres viales por caja. Esto implica que en la primera opción, la carga puede triplicarse en volumen. “Cuando nos entregaron tres viales por caja, pudimos traer en un solo vuelo un millón de dosis. Cuando vinieron mezcladas con una cantidad de un vial x caja, quedó un resto de 96.000 dosis para completar el millón, que como eran pocas, llegaron en otro vuelo de línea de KLM que contrató Hellmann, el operador logístico”, explicaron a Infobae desde Aerolíneas Argentinas.

Llegada de las vacunas Sinopharm a Ezeiza, provenientes del aeropuerto de Beijing, China.
Y precisaron que en el envío del otro millón de Sinopharm a finales de abril, “como los viales eran todos de uno por caja, fueron necesarios tres vuelos para completar el traslado”. Se concretaron el 25 y 26 de ese mes por Aerolíneas, y el 28 por Lufthansa.
“Con las vacunas AstraZeneca, como ocupan poco espacio, no tiene sentido mandar un chaárter de Aerolíneas para buscar 500.000 dosis, por el costo. Conviene trasladarlas en un vuelo regular de pasajeros. Aerolíneas solo traslada las vacunas cuando es la mejor opción en términos económicos y logísticos”, aseguraron fuentes de la empresa aérea estatal.

Vuelos sin costo informado
El monto de USD 6.131.924 pagados por el Gobierno por esos 15 fletes aéreos para traer las 7.117.885 dosis no fueron la totalidad de los vuelos realizados. No incluyen el flete de Aerolíneas Argentinas del 1 de marzo para traer 732.315 dosis Sputnik V. Tampoco los dos vuelos de KLM para buscar 218.000 dosis de AstraZeneca arribadas el 28 de marzo, adquiridas a través del mecanismo del Fondo Global de Acceso a las Vacunas contra la Covid-19 (COVAX), ni las últimas 864.000 del mismo laboratorio que llegaron el pasado 18 de abril a través de este programa internacional que impulsa a Organización Mundial de la Salud (OMS).
Esta información no pudo ser cotejada por Infobae porque no estaba detallada en el dataset subido por el Ministerio de Salud. Tampoco figuraban los costos de los últimos siete fletes aéreos concretados entre el 25 de abril y el 13 de mayo para traer 1.765.545 dosis de la vacuna rusa del componente, y otros 2 millones de la china Sinopharm.
Este medio requirió el precio de estos 7 vuelos al Gobierno y la respuesta fue que los montos no figuran porque “se cargan cuando se pagan, con resolución de pago”. Y que “por la fecha, seguramente no estén aún autorizados”. Infobae insistió en saber el costo de esos vuelos y los gastos de logística, pero los voceros del Gobierno no dieron más precisiones.

El total de vacunas arribadas
En total, considerando los 25 vuelos que se concretaron hasta ahora en busca de vacunas, arribaron al país 12.698.145 dosis, de las cuales el 55% (7.035.745) fueron de la rusa Sputnik V: 5.975.585 del primer componente y 1.060.160 del segundo. Las últimas 500.000 del componente 1 de la vacuna producida por el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, llegaron el miércoles pasado en el decimoquinto vuelo de Aerolíneas Argentinas proveniente de la Federación Rusa.

El Gobierno le compró 20 millones de dosis de la Sputnik V a US$ 9,9 cada una, a lo que se suma un costo adicional de US$ 24,9 millones, por lo que la inversión total asciende a US$ 223,9 millones, según la respuesta oficial a un pedido de información pública que realizó la diputada nacional de la Coalición Cívica, Mónica Frade. El 21 de abril, la asesora presidencial Cecilia Nicolini anunció que ampliaron a a 30 millones de dosis el contrato para la adquisición de la vacuna al Centro Gamaleya.

De la vacuna Sinopharm, en tanto, llegaron 4.000.000 dosis. La administración de Alberto Fernández pagó a la República de China un total de US$ 60 millones por adelantado, por las primeras 3 millones de dosis de la vacuna Sinopharm, según lo consignado en ese pedido de Acceso.

Otras 1.082.400 arribadas al país fueron desarrolladas por el laboratorio de AstraZeneca en alianza con la Universidad de Oxford, y se gestionaron por el mecanismo COVAX. En el marco de este acuerdo, la Argentina ya pagó USD 31 millones por 9 millones de dosis, a USD 4 cada una, de las cuales llegaron poco más de un millón. El valor total del contrato con COVAX fue de USD 36 millones, con un costo extra de USD 1,25, lo que eleva el total a USD 37, 3 millones.
El convenio del Gobierno con AstraZeneca, la fusión del laboratorio sueco Astra AB y la farmacéutica británica Zeneca Group que produce la vacuna conocida como Oxford/AstraZeneca, alcanza a las 22,4 millones de dosis a un precio de US$ 4 cada una. Con un costo extra de U$S 2,9 millones, el contrato asciende a U$S 92,6 millones. Pero aún no llegó ninguna de estas dosis acordadas.

En tanto, como una ampliación de ese contrato, la administración de Fernández adquirió 1.160.000 dosis de la vacuna Covishield fabricada en India por el Instituto Serum de India como una variante de la fórmula de AstraZeneca, de las que llegaron hasta ahora la mitad, 580.000.

Como es la logística del traslado
Argentina contrató a dos empresas de logística para traer las vacunas en los vuelos de Aerolíneas al país. Para operar en Rusia, DHL Global Forwarding SA, y para la logística en China, Hellmann Worldwide Logistics SA. Ambos tuvieron que ocuparse de retirar las dosis en los laboratorios en esos países, embalarlas para poder ser conservadas adecuadamente durante el vuelo, y llevarlas al aeropuerto en el país de origen. DHL y Hellmann subcontratan a su vez a la firma que hace el handling, que implica el traslado de los carritos dentro de las estaciones aéreas.
En Rusia, DHL carga las dosis en unos contenedores especiales denominados thermobox, que necesitan estar refrigerados mediante el sistema termogel y hielo seco para mantener la temperatura a 18 grados bajo cero. DHL los lleva luego a un depósito en el aeropuerto de Moscú, donde arma los pallets de madera sobre los que se sujetan con una red. Esos pallets se cargan en la bodega del avión y en la cabina del Airbus 330 de Aerolíneas, acondicionada especialmente para funcionar como carguero, a la que se le sacaron los asientos.

Llegada del vuelo de Aerolíneas el 25 de abril proveniente de China con vacunas Sinopharm (Presidencia de la Nación/cf/Telam).
Para la operatoria con China, Aerolíneas contrató a Hellmann. La vacuna Sinopharm debe trasladarse a una temperatura de entre 2 y 8 grados, y el único modo autorizado por el laboratorio para su traslado es en un envirotainer, una mini heladera portátil con una batería que mantiene el frío. “Hellmann consigue estos envirotainer, retira las dosis del laboratorio y las lleva al aeropuerto. Por su tamaño, solo entran en la bodega del avión, no pueden ir en la cabina”, explicaron en Aerolíneas a este medio.

“Cada operación es nueva en sí misma y requiere distintas logísticas para poder traer las vacunas”, señalaron en Aerolíneas a Infobae. Fuentes de la empresa estatal enfatizaron que la operatoria con la aerolínea de bandera es la fórmula “más eficiente y económica” para permitir la llegada de vacunas en el menor tiempo posible, una vez que están disponibles en el proveedor.
Argentina pudo hasta ahora vacunar con una dosis a 8.013.380 personas, según el Monitor Público de Vacunación, una cantidad que equivale al 17% de su población. Y con la segunda dosis a 1.896.195 residentes en el país, 4% del total de sus habitantes.

Cómo se procesó la información
La Unidad de Datos de Infobae monitorea desde el inicio de la pandemia la información que proporciona el Ministerio de Salud de la Nación en su repositorio de datos abiertos. Uno de estos conjuntos de datos es el que contiene información sobre el costo de los traslados de vacunas.
Por otra parte, se lleva un registro actualizado de cada cargamento, con el detalle de dosis, tipo de vacuna y procedencia.
Si desea acceder y/o descargar la hoja de cálculo con sus respectivas pestañas, siga este enlace.
Visualizaciones interactivas: Daniela Czibener

Compartir: