Frenazo de la recuperación aérea por la variante Delta

287
0
Compartir:

LAS RESTRICCIONES DE LOS GOBIERNOS CASTIGAN A LA INDUSTRIA

IATA advierte del deterioro de las reservas en septiembre y prevé un cuarto trimestre especialmente duro
El lobby aéreo exige a los gobiernos que sigan apoyando a las compañías tanto financiera como regulatoriamente.

La aviación europea sufre una involución, poniendo fin a varios meses esperanzadores en los que el tráfico aéreo había mostrado una tendencia alcista. La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) acusa directamente a los gobiernos de haber provocado este frenazo en seco de la industria. El motivo, el incremento de las restricciones como respuesta a la propagación de la variante Delta (La variante Delta amenaza la recuperación de las aerolíneas).

Agosto se cerró con una caída de la demanda del 56% en comparación con el mismo mes de 2019, lo que supone una desaceleración respecto a julio, cuando el descenso fue del 53%. Detrás de este empeoramiento está el deterioro de los flujos domésticos, que pasan de un retroceso del 16,1% en julio a uno del 32,2% en agosto. En cambio, los viajes internacionales acortan distancias respecto a 2019, pasando de caer un 73,1% en julio a un 68,8% en agosto.

Willie Walsh, director general de IATA, entiende que “los resultados de agosto reflejan el impacto de las preocupaciones por la variante Delta en los viajes nacionales, incluso cuando los internacionales continuaron caminando a paso de tortuga hacia una recuperación total que no sucederá hasta que los gobiernos restablezcan la libertad de viajar” (IATA analiza el impacto del 11S y lo compara con la crisis del Covid-19).

Aunque reconoce que “el reciente anuncio de Estados Unidos de levantar las restricciones desde principios de noviembre a los viajeros completamente vacunados es una muy buena noticia y traerá certeza a un mercado clave”, advierte que “persisten los desafíos” (La reapertura de EEUU insufla oxígeno a la maltrecha industria turística).

“Las reservas de septiembre indican un deterioro en la recuperación internacional. Son malas noticias para un cuarto trimestre ya de por sí tradicionalmente más débil”, lamenta.

Como conclusión, explica que “la rápida desaceleración del tráfico nacional debido a un pico en la variante Delta muestra cuán expuestos siguen estando los viajes aéreos a los ciclos de Covid-19”. Es por ello que avisa a los gobiernos de la importancia de seguir apoyando a las compañías aéreas “tanto financiera como regulatoriamente”. Además, insiste en la necesidad de “aplicar un enfoque basado en el riesgo para gestionar las fronteras, como ya lo están haciendo los pasajeros al tomar sus decisiones de viaje”.

Fuente: preferente.com
Compartir: