Las principales aerolíneas afirman que finalizó el escenario de peligro por la red 5G

97
0
Compartir:

21/01/2022 CNNespanol.cnn.com – Nota

Nueva York (CNN Business) —  Los ejecutivos de las aerolíneas dieron un suspiro de alivio a sus inversores el jueves, diciendo que creen que la amenaza a sus operaciones por el despliegue de la tecnología 5G ha quedado atrás.
Aunque AT&T y Verizon solo acordaron retrasar temporalmente el despliegue del 5G en los principales aeropuertos, los CEO de American y United dijeron que ahora habrá una resolución de la disputa sin que haya miles de vuelos retrasados, desviados o cancelados. A principios de esta semana habían pronosticado esas nefastas consecuencias.

«Nos tomó un tiempo llegar al punto correcto, pero creo que estamos allí», dijo Doug Parker, CEO de American Airlines. «No creo que se vaya a ver ninguna interrupción material en el futuro a causa de esto».
«Aunque me gustaría que ocurriera antes, la buena noticia es que ahora tenemos a todo el mundo comprometido, la FAA y el DOT al más alto nivel, los… fabricantes de aviones, las aerolíneas y las telecomunicaciones», dijo Scott Kirby, el CEO de United. «Aunque todavía no tenemos una resolución definitiva, confío en que lo conseguiremos».

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) subastó el año pasado el espectro de la banda C a las compañías inalámbricas estadounidenses, una venta de US$ 81.000 millones que les permitiría ofrecer un servicio de red 5G estable y lucrativo. Pero las aerolíneas pronto empezaron a alertar sobre que el uso de esa tecnología cerca de los aeropuertos podría interferir con los altímetros de radar de los aviones, un instrumento que indica a los pilotos a qué altura se encuentra su avión del suelo. Los altímetros son cruciales para el aterrizaje de los aviones en condiciones de baja visibilidad.

Esto podría haber supuesto una interrupción generalizada, continua y costosa de los itinerarios de vuelo, que podría retrasar decenas de miles de vuelos al año. Podría haber costado miles de millones de dólares a un sector que ha perdido decenas de miles de millones en los últimos dos años debido a la pandemia.

Los vuelos cancelados o retrasados, sea cual sea la causa, son costosos. Solo dos semanas de interrupciones durante la reciente temporada de viajes vacacionales causadas por la falta de personal debido a los casos de ómicron y el mal tiempo le costaron a Delta US$ 80 millones. Esto tuvo el potencial de crear interrupciones en los itinerarios de vuelo no vistas en décadas.

Después de un par de retrasos temporales del servicio de red 5G, la Casa Blanca y las empresas de telecomunicaciones llegaron esta semana a un acuerdo para retrasar el despliegue de la tecnología cerca de los aeropuertos hasta que pueda haber un consenso sobre cómo abordar el problema potencial.

Las empresas de telecomunicaciones no parecían muy satisfechas con la tregua.
«Estamos frustrados por la incapacidad de la FAA para hacer lo que casi 40 países han hecho, que es desplegar de forma segura la tecnología 5G sin interrumpir los servicios de aviación, y la instamos a que lo haga de manera oportuna», Megan Ketterer, portavoz de AT&T. (CNN es propiedad de AT&T).

Pero los ejecutivos de las aerolíneas expresaron su confianza en que se llegue a un acuerdo en poco tiempo que satisfaga a todas las partes.
«Los expertos técnicos que están trabajando en ello nos dicen que realmente no es tan complicado una vez que todos son capaces de compartir información y trabajar en ello», dijo Parker el jueves. «Así que parecen tener esperanza de que seremos capaces de abordar esto de una manera que permita el despliegue completo de la red 5G, incluso cerca de los aeropuertos. No espero que se despliegue nada cerca de los aeropuertos hasta que lleguemos al punto en que todo el mundo se sienta realmente cómodo, porque nadie quiere volver a pasar por esto».

Todavía hay algunos problemas para las aerolíneas regionales que vuelan con aviones más pequeños, como American Eagle, Delta Connection y United Express. Faye Malarkey Black, presidenta de la Asociación de Líneas Aéreas Regionales, dijo que sus miembros todavía están esperando a ver qué normas se aplicarán en caso de mala visibilidad para sus vuelos.

«Los fabricantes de aviones regionales han presentado esos mismos planes a la FAA», dijo Black a CNN. «No han recibido respuesta. No sabemos cuándo recibirán respuesta».

Sin embargo, después de que varias aerolíneas internacionales estadounidenses suspendieran sus vuelos debido a la preocupación por la red 5G, la mayoría de esos vuelos se han reanudado.

Un nuevo problema es lo último que necesitaban las aerolíneas
El 5G se había perfilado como el último problema masivo para un sector que ha estado lidiando con un problema masivo tras otro durante casi dos años de la pandemia. American, United y Delta han reportado pérdidas combinadas de US$ 36.500 millones, sin contar ciertos elementos especiales desde el inicio de 2020. Southwest, que llevaba 47 años sin registrar pérdidas anuales, está a punto de informar de su segunda pérdida anual consecutiva la próxima semana.
Pero la esperanza puede estar en el horizonte para las aerolíneas estadounidenses. A pesar del incremento de contagios por la variante ómicron del coronavirus, las aerolíneas dicen que hay buen nivel de reservaciones para el periodo de vacaciones de primavera de este año y mantienen la esperanza de un verano fuerte. La mayoría proyecta una vuelta a la rentabilidad en 2022.

Los viajes nacionales de ocio han vuelto casi a los niveles anteriores a la pandemia, aunque los viajes de negocios siguen siendo inferiores a los que había antes de la pandemia. American dijo el jueves que los viajes de pequeñas y medianas empresas se encuentran aproximadamente al 80% de lo que eran antes de la pandemia, y los viajes de grandes clientes corporativos seguían siendo un 60% más bajos.

Con todo, el momento de la oleada de ómicron llegó en realidad en el mejor momento posible para las aerolíneas, a pesar de los problemas que causó durante las vacaciones, dijo Philip Baggaley, analista jefe de crédito de aerolíneas de Standard & Poor’s.

«Fue malo que se produjera durante las vacaciones, porque estropeó las operaciones», dijo. «Pero como se trataba de planes de vacaciones que ya estaban hechos, los pasajeros siguieron adelante. La demanda estaba ahí».
Y enero y febrero son históricamente la época más lenta del año para los viajes aéreos, por lo que el impacto en las reservas es limitado, dijo.

«Las seis semanas siguientes eran una causa perdida de todos modos», señaló.
Sin embargo, Baggaley señaló que en ocasiones anteriores, durante la pandemia, las compañías aéreas parecían estar a punto de cambiar de rumbo, pero se les escapaba de las manos.
«Creo que la expectativa de un repunte de las reservas en la primavera y el verano y la vuelta a la rentabilidad es un escenario razonable», dijo Baggaley. «Pero pueden ocurrir muchas otras cosas».

Entre las preocupaciones de las aerolíneas se encuentra la posibilidad de otra variante que vuelva a recortar la demanda de viajes aéreos y las nuevas restricciones a los vuelos internacionales. También se enfrentan a la incertidumbre sobre el aumento de los costos del combustible, el segundo mayor costo para las aerolíneas después de los salarios y las prestaciones. Y se enfrentan a mayores costos laborales a medida que se preparan para las negociaciones con sus sindicatos, muchos de los cuales tienen miembros enojados que se quejan de que están en un punto de quiebre después de dos años muy difíciles.
Así que la tregua en las batallas del 5G es una buena noticia relativamente rara para el sector de la aviación que realmente no necesitaba más malas noticias.
— Pete Muntean y Gregory Wallace de CNN contribuyeron con este reportaje.

Compartir: