Los altos precios están frenando las ventas del turismo de invierno

63
0
Compartir:

03/06/2024 La Nación – Nota – Economía – Pag. 19

Luján Berardi

vacaciones. Los pases de montaña subieron 300% y muchos miran a Brasil; se espera que haya promociones.
El turismo es un sector que viene golpeado a causa de la pérdida del poder adquisitivo de los últimos meses, que se sostiene en el alto nivel de inflación y el atraso de los salarios reales. La próxima temporada alta comenzará a mediados de julio, con las vacaciones de invierno, y la preventa en los típicos destinos argentinos que apuntan a actividades recreativas en la nieve todavía no alcanzan el nivel de consumo que tuvieron el año pasado.

Esto se debe, en gran parte, a los altos precios que manejan los centros de esquí, especialmente en la ciudad que más turistas convoca para esta época: Bariloche, y el característico cerro Catedral.

A pesar de que el Gobierno implementó distintas medidas para apuntalar el consumo del sector, como la extensión del plan Cuota Simple, que hoy permite adquirir pasajes y paquetes en hasta 12 cuotas con una tasa de interés sujeta a la que estableció el Banco Central (del 40% anual), y la plataforma Argentina Emerge, una página en donde se encuentran promociones del sector privado y las propias provincias, todavía se está lejos de alcanzar un nivel de ventas consistente con otros años. Por esto, además, los especialistas esperan que, al acercarse la fecha, aparezcan mejores ofertas que impulsen el turismo interno.

«El tema del invierno en la parte hotelera viene muy frenado, sobre todo en un destino emblemático como Bariloche, que está atento a la nieve, que se encuentra con la parte de los pases supercaros y con la hotelería muy cara. Está con mucha expectativa, no tiene el invierno todavía vendido y hay una sensación de una baja profunda», sostuvo Tomás Novick, de TravelConnect.

En esta ciudad, el pase por cinco días al cerro Catedral tiene un costo de $578.000 por persona en una cuota (que quedaría en $623.546 en tres, en este caso, una TNA del 50%). El pase es el medio de elevación a la montaña, es decir, el transporte (por ejemplo, la aerosilla).

A esto habría que sumarle, en caso de ser necesario, el valor de las clases de esquí y de los equipos. Estos últimos, dependiendo de lo que incluya el alquiler (tablas de snowboard o esquí, bastones, botas, etc.), ronda los $45.500 por día. «Aún no han sabido seducir a la demanda, básicamente por los precios. Aéreos: carísimos. Pases de esquí: carísimos. Hotelería: carísimo.
Conclusión: pocos pasajeros.

Julio viene planchado por ahora», agregó Novick.
Según el especialista, Bariloche está «con muchísimo susto» también por los aumentos de los servicios públicos. El problema radica en que, si se planea alguna baja o descuento de las tarifas, la expectativa de que suban el gas y la luz implica un freno a esta posibilidad.

«Hay una falta de orden, aumentos desmedidos y necesidad de bajar precios para que la gente compre. Este desorden genera un freno.
Cuando esas ecuaciones estén más acomodadas, más prolijas, el hotelero o el mayorista va a poder generar un producto atractivo, y la demanda va a poder ser compradora de eso», concluyó el especialista.

También Julián Gurfinkiel, cofundador de Turismo City, se expresó sobre las vacaciones de invierno y las ventas: «Viene un poco más lento que el año pasado.

Para esta fecha, ya habíamos vendido bastante más, pero todavía hay cupos, estaríamos un 20% por abajo del año pasado», detalló.
A su vez, remarcó que, de todas formas, cree que las ventas pueden mejorar, porque empiezan a aparecer promociones y ofertas, sobre todo a medida que se acerca la fecha.

Por su lado, Matías Mute, de Promociones Aéreas, remarcó la problemática de los altos precios y dijo, en consonancia con Gurfinkiel: «Estamos viendo precios exorbitantes en lo que corresponde, por ejemplo, a los pases, con aumentos de más del 300% respecto del año anterior. Creemos que vamos a seguir viendo esos valores, pero que van a aparecer todo tipo de descuentos, sobre todo si la demanda no convalida esos precios».

El especialista comparó con la dinámica en los supermercados: ya en marzo se hablaba del 2×1, lo que significa que las cosas valen la mitad, por lo que en el sector es factible que se repita el método. «Arrancó siendo una muy buena temporada, con temperaturas invernales en otoño, así que vamos a ver cómo sigue desenvolviéndose.

Yo sería cauto a que, si la demanda no acompaña, seguramente veamos promociones en el corto plazo», concluyó.
Aunque el cerro Catedral es el que atrae mayor turismo, hay otras opciones más accesibles, pero con precios también altos. Para Las Leñas, el pase por cinco días cuesta $400.200, y el alquiler de equipos por seis días, entre $112.800 y $150.400. En Caviahue, Neuquén, el valor para la elevación por cinco días es de $263.500; en Chapelco, $315.300, con alquiler de equipo entre $35.500 y $46.200 por un día. Un poco más económico, el cerro Perito Moreno, cerca de El Bolsón, ofrece pases por cinco días a $199.350. Y el cerro Bayo, también en Neuquén, está a $207.000 por la misma cantidad de jornadas.

Ante estos precios, los especialistas también observan que la demanda viró a destinos del exterior. Gurfinkiel contó que es más barato hoy ir a Brasil o a Chile, dos países que están teniendo mayor consumo. Y Novick agregó que Miami y Río de Janeiro lideran las consultas para viajar al extranjero, ya que compiten en precios con la temporada de invierno en Bariloche.

Compartir: