Los conflictos sectoriales recalientan el paro general que se prevé será contundente

79
0
Compartir:

En las jornadas previas habrá paros y medidas de lucha de petroleros, trabajadores del neumático, de prensa, judiciales y organizaciones sociales, entre otros. La huelga será total.

Por: Alfonso de Villalobos – tiempoar.com.ar

El paro general que convocó la CGT en su última reunión de Consejo Directivo se perfila como una medida contundente. La huelga que se realizará el jueves 9 de mayo paralizará la actividad industrial, el comercio, los bancos, la educación pública y privada, el empleo público a nivel nacional, provincial y municipal y, a partir de la definición que se conoció ayer de parte  de las Unión Tranviarios Automotor (UTA), la totalidad del transporte terrestre (trenes, colectivos y ómnibus), aéreo y marítimo.

A partir de esa decisión que fue confirmada por el vocero de UTA Mario Calegari a Tiempo Argentino, aquellos trabajadores del sector informal que no se encuentran sindicalizados y, a la vez, son los que padecen especialmente el impacto del ajuste, tendrán respaldo para adherir a la medida de fuerza.

Los reclamos de la CGT

Mediante una pieza audiovisual que difundió profusamente, la conducción de la CGT ratificó la convocatoria al paro general y detalló las políticas del gobierno que pretenden revertir. Allí puntualizan que la Central impulsa  la jornada de protesta con cese de tareas “frente a un gobierno nacional que promueve una quita de derechos laborales y sociales consagrados y un ajuste que pagan los que menos tienen: los asalariados y jubilados”.

Además, denuncian “la vuelta del impuesto al salario, mal llamado a las ganancias. La intervención en las paritarias libres, la paralización de la obra pública con incremento del desempleo, el desguace y la privatización de las empresas públicas, el desfinanciamiento de la salud pública, las universidades, la educación, la ciencia y la cultura y la entrega del patrimonio nacional”.

Conflictos particulares

El pliego abarca aspectos que afectan al conjunto de los gremios que, además, ya desenvuelven conflictos particulares. El impulso que la paralización del transporte le da al paro se refuerza con un reguero de conflictos de diversa naturaleza que se están desplegando en estos días.

Ya el lunes de esta semana los gremios del transporte enrolados en la CATT desenvolvieron asambleas con ceses de tareas que obligaron a la reprogramación de vuelos en Ezeiza y Aeroparque, discontinuaron los servicios en trenes y en la actividad portuaria y afectaron la recaudación de Metrovías al levantar molinetes en las cabeceras de los subterráneos.

Pero además, el sindicato de trabajadores petroleros privados de Neuquén, Río Negro y La Pampa decidió comenzar la medida un día antes plasmando un paro total de la actividad durante 48 horas. El reclamo central del sector pasa por su rechazo a la restitución del impuesto a las ganancias sobre los salarios de más de un millón de trabajadores entre los que se encuentra prácticamente la totalidad de los obreros del sector.

Así lo explicó Marcelo Rucci, secretario general del sindicato del sector más importante del país que denunció que las excepciones presentes en el paquete fiscal no alcanzan a la totalidad de los petroleros sino solamente a aquellos que operan en los yacimientos conocidos como el “personal de pozo”. A la vez la legislación que obtuvo media sanción dispone la quita del beneficio por zona patagónica que incrementaba los montos deducibles del gravamen.

El martes, además, se hizo sentir la protesta unificada de las organizaciones sociales que realizaron piquetes en 500 puntos de todo el país y dirigieron su protesta hacia la quinta presidencial de Olivos. El motivo central que logra unificar a las organizaciones que integran la Unidad Piquetera y aquellas que forman parte de la UTEP es el reclamo por la restitución de alimentos para los comedores que el gobierno escatima desde su asunción.

Allí Eduardo Belliboni señaló que la situación “es desesperante” porque “crece la demanda y no hay oferta. La gente ya no sabe qué camino tomar. El narco y el delito organizado están ahí latentes porque están dejando la gente a su suerte”. El dirigente señaló que, además, el gobierno produjo recortes en partidas para las organizaciones destinadas al financiamiento de actividades productivas, culturales y deportivas que sirven de contención social a la juventud. Para el dirigente, “la protesta popular va a crecer. Viene el paro de la CGT que lamentablemente es sin movilización y, seguramente, el día que se vote la ley en el Senado va a haber una gran movilización de repudio porque contiene una reforma laboral brutal contra los trabajadores y hasta le saca el monotributo social que es la jubilación y la obra social a las personas que tienen grandes problemas”.

El mismo día el conflicto también se hizo sentir en la industria en tanto el Sindicato Único de Trabajadores del Neumático (SUTNA) realizó un paro de 24 horas con movilización a la planta de Pirelli donde realizaron un acto. El sindicato liderado por Alejandro Crespo señaló en un comunicado que la concentración frente a la fábrica se realizó “en el marco del paro nacional del SUTNA de las grandes plantas del neumático ante el estancamiento de la negociación paritaria, en repudio al accionar mafioso, las amenazas y los despidos fraudulentos de la patronal de Pirelli”. El gremio señala que “el 9 paramos con todas las fuerzas adhiriendo al paro general convocado por la CGT, en rechazo a la ley bases, la reforma laboral, el retorno del impuesto a las ganancias y todo el macabro plan de Milei”.

El miércoles además, pararán también los judiciales de la Unión de Empleados Judiciales de la Nación (UEJN) liderados por Julio Piumato. El paro de comenzará ese día a las 10 de la mañana y también empalmará con el paro general interrumpiendo la actividad durante prácticamente 48 horas. El gremio considera que el 8% de aumento otorgado por la Corte Suprema “es insuficiente” y además criticó “la media sanción de Diputados de la denominada Ley de Bases que, entre otras cuestiones, reimpone el Impuesto a las Ganancias”.

El mismo jueves la medida también tendrá algunas expresiones callejeras que buscarán darle un carácter activo. Los trabajadores de prensa del SiPreBA, que adhiere a la medida y que paralizará la actividad en el diario Ambito Financiero hasta el cobro de los salarios, realizarán una radio abierta con un locrazo en el acampe que sostienen hace más de 60 días contra el cierra de la Agencia de Noticias Télam. Horas antes, los sindicatos que forman parte del Plenario del Sindicalismo Combativo (AGD-UBA, Ademys, la Unión Ferroviaria de Haedo, el SUTNA, entre otros) realizarán una concentración y conferencia de prensa callejera en la Plaza de los Dos Congresos.

Expectativas y conteo de porotos

En este contexto Pablo Moyano, cosecretario general de la CGT pronosticó en declaraciones a radio 10 que “el paro será total” y ratificó que “uno de los motivos del paro es rechazar la reforma laboral”. El dirigente Camionero confió que, según sus cómputos, para ese propósito “faltan cuatro votos” con los que “seguramente los senadores de Unión por la Patria están dialogando para que se caiga este proyecto de Ley Bases”. El paro, recordó, “es una forma de decirle a los senadores que no se puede aprobar una ley que va en contra de los trabajadores”.

Compartir: