Por Aeroparque, afirman que no se puede construir en Costa Salguero

60
0
Compartir:

01/02/2021 Clarín – Nota – Sociedad – Pag. 30

EL PLAN DEL GOBIERNO PORTEÑO PARA URBANIZAR ESE PREDIO Y PUNTA CARRASCO

Silvia Gómez

La ANAC se opuso al proyecto oficial, por el riesgo para los aviones que operan en la pista del Jorge Newbery.
Miles de vecinos, vecinas y organizaciones sociales participaron de una audiencia pública inédita por muchos motivos. Fue para debatir el proyecto de ley que impulsa el Ejecutivo porteño para rezonificar Costa Salguero y Punta Carrasco y permitir la construcción de edificios. Fueron 29 jornadas virtuales en las que participaron más de 7.000 inscriptos y expositores.

La abrumadora mayoría se opuso al plan. Pero hubo una voz que fue contundente: la de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), que planteó su inviabilidad.
Consideró que el proyecto es «inaceptable» e «intolerable» para la seguridad aeronáutica del cercano Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery.

La ANAC concluyó que «no autoriza el emplazamiento -del proyectoporque interfiere las superficies de despeje de obstáculos, por la exposición al ruido y por el riesgo de accidentes aéreos».
¿En qué consiste el proyecto de la Ciudad? El plan, ya aprobado en una primera lectura, prevé la rezonificación de Costa Salguero y Punta Carrasco para la construcción de edificios de viviendas y oficinas, y de un parque público con servicios gastronómicos y otros usos.

Según los renders compartidos por la Secretaría de Desarrollo Urbano, el lugar disponible en Punta Carrasco sería sólo para espacios verdes. Los edificios se construirían donde está Costa Salguero y tendrían hasta 26 metros de altura (unos 9 o 10 pisos).
En una de las últimas jornadas de la audiencia pública, el director de Aeródromos de la ANAC, Martín Jacquet, puso el foco en la afectación de la operación del Aeroparque. Lo primero que marcó es la cercanía de los edificios con el extremo sur de la pista: «escasos 560 metros». Y detalló: «El proyecto afecta la superficie de ascenso en el despegue, que coincide con el eje de prolongación de la pista. Afecta además la superficie de protección de un sistema de iluminación de aproximación, fundamental para dar seguridad a la operatoria».

Aunque ahora se encuentra cerrado y en plena obra de modernización, el Aeroparque es el aeropuerto con mayor tráfico, aún por encima de Ezeiza. Según los últimos números oficiales elaborados y publicados, en 2017 por el Jorge Newbery pasaron 13.261.437 pasajeros, contra los 9.679.689 del aeropuerto Ministro Pistarini. El movimiento de aeronaves también refleja esa demanda operaron 123.077 en Aeroparque, contra las 80.890 de Ezeiza.

Otro foco importante que marcó Jacquet fue el ruido. Cualquiera que viva o trabaje en la zona deberá soportar los sonidos de las turbinas de los aviones. En el inicio de estas audiencias un arquitecto se preguntaba quién elegiría pagar lo que vale una vivienda de lujo, pero ubicada junto a un aeropuerto.

Respecto a la contaminación sonora, un estudio encargado por la ANAC determinó que «la franja de edificios se encuentra bajo una gran densidad sonora durante el día, de entre 75, 65 y 60 decibeles (dB) en los aterrizajes; y entre 65, 60 y 55 dB en la noche.

Mientras que en los despegues diurnos los dB trepan a 70».
Se estima que un sonido de 70 decibeles ya impide hacer tareas que requieren concentración y atención.
Y que quienes soportan un ruido constante de entre 80 y 90 decibeles sufren estrés, cansancio y alteración del sueño. Para la Organización Mundial de la Salud (OMS) las cifras aceptables de ruidos en las calles -para una gran urbe como es Buenos Airesdeberían ser de entre 65 y 70 dB.

En relación a los riesgos de accidentes, Jacquet expuso en la presentación que si bien las posibilidades son de una en un millón, «tienden a ocurrir durante las fases de despegue y aterrizaje». Y recordó la tragedia de LAPA, de 1999.
Desde el Gobierno porteño informaron a Clarín que «darán una respuesta técnica» a la ANAC. Remarcaron que «en todo el mundo las infraestructuras se adaptan a las ciudades y su vida. No al revés».

Y desde la ANAC dijeron a este medio que si bien no pueden impedir que el proyecto avance, «sí podemos recurrir a la Justicia». De hecho, previo a que el proyecto de rezonificación fuera aprobado en la Legislatura, la venta de las tierras fue frenada por un recurso de amparo.
A lo largo de dos meses y 29 jornadas virtuales, fueron 7.053 los inscriptos en la audiencia pública y casi 2.000 las personas que expusieron.

Según un relevamiento del Colectivo de Arquitectas en Defensa de las Tierras Públicas, el 97,5% se manifestaron en contra.
Las críticas llegaron también desde la oposición. «La abrumadora mayoría de los participantes se manifestó en contra. Nunca en la historia de la Legislatura porteña hubo una participación de tal dimensión», afirmó la legisladora Lucía Cámpora, del Frente de Todos. En tanto, para la diputada nacional kirchnerista Gisela Marziotta, el proyecto «forma parte de una escalada del PRO más cercana a conseguir los mejores réditos en los negocios inmobiliarios». El cierre de las audiencias estuvo a cargo de la legisladora Alejandrina Barry (PTS-Frente de Izquierda) quien reclamó que se archive el Proyecto. Cercanía. La cabecera sur de la pista está a pocos metros de Costa Salguero y Punta Carrasco. M. QUINTEROS La propuesta ganadora. La iniciativa del estudio Franck-Menichetti se impuso en un concurso de ideas. Combina edificios y zonas parquizadas

Compartir: