Subsidios: en 11 meses, el Estado destinó 3,3 millones de millones de pesos para energía y transporte

121
0
Compartir:

13/12/2023 vivelaplata.com.ar – Nota

Uno de los principales recortes sobre los que se basa el plan anunciado el martes por el ministro Luis Caputo es la reducción de subsidios a la energía y el transporte que, sólo en los primeros 11 meses de este año, demandaron 3.346.000 millones de pesos del Estado. Si se mide la cifra por las distintas paridades del dólar oficial a lo largo del año, supera los US$ 10.000 millones.

El ministro de Economía no especificó de cuánto será el recorte, donde hay mucha tela para cortar. Sólo en energía, los subsidios en los primeros once meses del año representaron 2.566.324 millones de pesos, según el Observatorio de Tarifas y Subsidios IIEP UBA-Conicet. Más de la mitad ($1.400.000 millones) se lo llevó el subsidio a las tarifas de luz.

En Transporte, según el mismo informe, el presupuesto enero-noviembre fue de 790.491 millones de pesos en subsidios, de los cuales el principal de esos gastos (46%) fue para subsidiar el transporte en colectivo.

«Vamos a reducir subsidios a la energía y al transporte», dijo Caputo durante su discurso grabado. «Hoy el Estado sostiene artificialmente precios bajísimos en tarifas energéticas y transporte a través de estos subsidios».

«Como todos los argentinos ya se habrán dado cuenta, estos subsidios no son gratis, sino que se pagan con inflación», agregó el ministro. «Lo que te regalan en el precio del boleto te lo cobran con los aumentos en el supermercado. Y con la inflación son los pobres los que terminan financiando a los ricos».

En los días previos a la asunción del nuevo gobierno, los colaboradores de Caputo habían consultado al ex secretario de Hacienda, Raúl Rigo, datos sobre los subsidios a la energía, que hoy representan 2% del PBI. En particular, se enfocaron en la administradora mayorista del mercado eléctrico, Cammesa. Esa empresa subsidia las tarifas de las boletas de luz, que es donde se estima sería mayor el recorte de los subsidios.

Durante la gestión de Massa, con la segmentación tarifaria, hubo aumentos en esas facturas de hasta 500%, lo que redujo las transferencias a la firma si se descuentan los aumentos nominales por la inflación acumulada.

De esa manera, en los primeros 11 meses Cammesa recibió casi $ 1.400.000 millones contra $ 1.050.000 del período enero-noviembre del año pasado. En términos nominales, creció un 32%, pero si se descuenta la inflación, el gasto cayó un 40% real, según el IIEP.

El segundo rubro energético que más subsidios demandó fue Enarsa, encargada de contratar la importación de buques con gas licuado: recibió 993.337 millones de pesos , un 183% más que un año atrás en términos nominales y un 34% más si se descuenta la inflación de 12 meses.

El subsidio al gas a través del Plan Gas.Ar demandó otros $112.890 millones, seguido por el Fondo Fiduciario para el consumo de GLP y gas por redes ($67.304 millones).

En total, la energía demandó 70% de los subsidios, según el IIEP.
En cuanto al transporte, el principal gasto por parte del Tesoro fue en el Fondo Fiduciario del Sistema de Infraestructura del Transporte, a través del cual son subsidiadas las tarifas del colectivo, con 364.224 millones de pesos en 11 meses.

A pesar de que el precio del boleto en el Área Metropolitana (AMBA) tuvo sucesivos ajustes desde mediados de año, sigue siendo el más barato del país , con un precio mínimo de 52 pesos y una tarifa máxima de 79 pesos para el transporte urbano.

Sólo por dar algunos ejemplos, durante noviembre en Santa Fe el boleto de colectivo aumentó 18% y se fue a 220 pesos, y en Corrientes se incrementó 17,6% y pasó a costar 200 pesos. Los boletos urbanos cuestan 119,38 pesos en Mar del Plata, 120 pesos en Tucumán, 195 pesos en Neuquén, 120 pesos en Mendoza y 90 pesos en Catamarca.

«Los subsidios al transporte en el AMBA son un acto de profunda discriminación con las provincias del interior. Así que vamos a terminar también con esa discriminación hacia el interior», dijo Caputo sobre ese tema.

Con cifras más fragmentadas, los subsidios de la región metropolitana, donde se concentra la mayor cantidad de personas que utilizan el transporte público, son contundentes: para junio de este año, el Estado nacional ya destinaba 52.000 millones de pesos por mes ($624.000 millones al año, sin contar la inflación acumulada desde mediados de año hasta diciembre) sólo para subsidiar a los 18.500 colectivos que circulan por Buenos Aires y el Conurbano, según las cámaras que conforman el sector.

También fue importante la partida presupuestaria para la Operadora Ferroviaria Sociedad del Estado, de 288.734 millones de pesos y la Administradora de Infraestructuras Ferroviarias S.E. $84.643 millones). En cambio en Aerolíneas Argentinas, que tenía asignada una partida de 40.500 millones de pesos, sus autoridades aseguraron la semana pasada (todavía falta presentar el correspondiente balance) que no demandaron un centavo del Presupuesto 2023 y que las pérdidas de los primeros meses del año fueron cubiertas con el remanente del Presupuesto 2022.

Compartir: