Un grupo inversor estadounidense, a punto de cerrar la compra de la aérea neuquina LASA

6
0
Compartir:

04/01/2019 10:13 – Cronista.com (Tier 1) – Nota –  

Por  NURIA REBÓN
La aérea neuquina LASA, que llegó a volar 25 días en noviembre, está por cambiar de dueños. Un grupo inversor de Estados Unidos, con experiencia en el mercado aéreo, entre otros sectores, está por cerrar la compra del 100% de la firma, creada por la familia neuquina Silenzi, que cuenta con cinco rutas aprobadas y otras 19 por obtener autorización, tras la audiencia de octubre, pero suspendió sus vuelos el 26 de noviembre pasado.
La venta se cerraría la semana próxima, tras un extenso due diligence iniciado a principios de diciembre, poco después de que dejara de volar. Fuentes de LASA confirmaron a El Cronista que la venta es por el 100% de la compañía, no por el 49%, como tenían previsto inicialmente, pero omitieron el nombre del comprador.
Los 125 empleados mantendrán su fuente laboral y los proveedores los contratos. Apenas se firme el acuerdo final, ya que restan unos detalles, los nuevos dueños van a cancelar el pasivo corriente de la aérea, abonando los sueldos adeudados a empleados y los pagos adeudados a proveedores, explicaron desde LASA.
Según informaron, las condiciones para la venta de la aérea son dos: sanearla, saldando las deudas, e inscribir sus acciones como persona jurídica antes de reiniciar vuelos, en función de la responsabilidad civil o penal, en caso de existir problemas, para que los fundadores no se vean afectados a futuro.
Ni bien esté firmado el acuerdo, avanzarán con rapidez para presentar a la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) los requisitos exigidos tras la suspensión de vuelos, esto eso, un nuevo plan de negocios para los próximos seis meses de operación, donde se acredite su capacidad económico-financiera, y la nueva garantía, ya que los nuevos dueños quieren volver a levantar vuelo el 31 de enero próximo.
LASA había comenzado a operar dos rutas de las cinco iniciales el 1º de noviembre pasado, pero el 26 de ese mismo mes suspendió todos sus vuelos; informó que afrontaba problemas financieros y estaba en busca de un nuevo socio. Tras su anuncio, la ANAC le comunicó que no podría volver a volar hasta presentar un nuevo plan de negocios y garantías.
El CEO y fundador, Juan Carlos Silenzi, acompañará al nuevo gerente general durante un lapso de transición, trascendió. La aérea operará las mismas cinco rutas (que unen varios destinos, cada una), pero buscan aumentar los tramos Neuquén/Comodoro Rivadavia, El Calafate/Río Gallegos y Río Grande/Ushuaia, comentó la misma fuente.
Al suspender sus vuelos, LASA había argumentado que la situación económica actual del país, con una devaluación fuera de cualquier parámetro normal, la dolarización del combustible y la perforación de la banda mínima de tarifas, hacen un combo explosivo que lleva a nuestra compañía a reconfigurarnos para continuar con las operaciones. A este diario, dijo que su capital inicial había sido afectado por una deuda de Corporación América, que opera el aeropuerto de Neuquén, por las obras en el hangar, por lo cual inició una demanda que hoy cuenta con una cautelar, por casi u$s 2,8 millones.
Posee dos aviones propios Embraer ERJ-145, de 50 plazas, que adquirió en 24 cuotas, y tenía ya previsto sumar dos más en marzo. La ruta inicial unía Neuquén, Bariloche, Santa Rosa y Mar del Plata. Su plan global inicial incluía 12 aviones, hangar propio y taller en Neuquén (su hub), con u$s 75 millones de inversión.

Compartir: