Achicarse y sobrevivir: Mi vieja Alitalia ya no es lo que era

516
0
Compartir:

Después de la decisión del gobierno italiano de volver a nacionalizar Alitalia debido a la crisis actual causada por el Coronavirus, empiezan a surgir algunos detalles sobre el futuro de la nueva (vieja) línea de bandera italiana.

Los primeros rumores que se filtraron de fuentes gubernamentales sugerían una aerolínea con un máximo de 25-30 aviones, centrándose en el transporte de corto y mediano alcance con solo un número limitado de servicios de largo recorrido. Sin embargo, esta hipótesis ha sido firmemente negada por el gobierno durante la primera reunión virtual con los sindicatos la semana pasada.

La aerolínea será más pequeña de lo que es ahora, con un máximo de 70 aviones contra los 113 actuales (bajarán a 103 a fines de 2020 debido a algunos contratos de leasing que no se van a renovar). En enero de 2020, Alitalia tenía 72 aviones en leasing sobre esos  113, o el 64 por ciento de la flota: un gasto mensual de aproximadamente 19 millones de euros, según el Corriere della Sera.

Actualmente, Alitalia está operando desde los centros de Roma Fiumicino y Milán Malpensa, principalmente utilizando aviones propios, y planea aumentar sus operaciones a 608 vuelos semanales a partir del 6 de abril, casi el triple de los 220 vuelos que está operando actualmente.

El aeropuerto de Milán Linate, un aeropuerto de negocios a solo siete kilómetros del centro de la ciudad donde Alitalia controla más del 70 por ciento de las operaciones, cerró y se espera que vuelva a ser autorizado a operar recién el 1 de mayo.

El proceso de nacionalización se aceleró porque los fondos en las cuentas de la empresa comenzaron a agotarse debido a la caída abrupta de la demanda. Se estima que el nivel actual de reservas para todas las aerolíneas que todavía vuelan es aproximadamente un 90 por ciento más bajo de lo habitual.

Por esta razón, el Gobierno italiano incluyó en un decreto presidencial una inyección de fondos de emergencia por 500 millones de euros destinados a «aerolíneas que operan rutas de servicio público». Dado que Alitalia es la única aerolínea en Italia que opera bajo un acuerdo de obligación de servicio público, y según los términos actuales del decreto, es la  única beneficiaria de esos 500 millones de euros.

Sin embargo, otras aerolíneas que cuentan con un Certificado de Operador Aéreo otorgado por la autoridad italiana como la subsidiaria de Lufthansa Air Dolomiti, Blue Panorama y Neos, plantearon abiertamente su descontento con la situación desigual que la aplicación del decreto terminó generando. Su objetivo es obtener parte de esos fondos, ya que el espíritu de la iniciativa era proporcionar un salvavidas a todo el sector del transporte aéreo italiano.

Mientras tanto, el comisionado especial que dirige Alitalia en este momento, el Sr. Giuseppe Leogrande, obtuvo permiso del gobierno para suspender (con goce de sueldo) a más de 2900 empleados hasta el 31 de octubre. Esto eleva el total de empleados que actualmente no trabajan (pero que reciben hasta el 80 por ciento de su salario debido a subsidios gubernamentales adicionales) a 6860, más de la mitad de la fuerza laboral total de la compañía.

A través del proceso de nacionalización, la compañía va a dividirse en dos: una «Vieja  Alitalia» que absorberá todas las deudas actuales de la aerolínea (entre 800 y 1200 millones de euros) y que serán saldadas por el estado italiano, y una «Nueva Alitalia» que arrancará con capital fresco y las cuentas en cero, también sostenida por el estado italiano.

Los partidos políticos están justificando la operación con la necesidad de mantener una línea de bandera para operar en interés del país durante una emergencia, como la actual epidemia de COVID-19, y seguir transportando turistas a Italia para sostener una de las industrias más rentables de la economía nacional.

A principios de abril, el Gobierno se reunirá nuevamente con los sindicatos para discutir los niveles de empleo de la nueva Alitalia que, en palabras del propio gobierno, deberán ser sustancialmente más bajos que los 11000 puestos actuales.

Fuente: aviacionline.com

 

Compartir: