Aerolínea Andes vuelve a operar, pero sólo hará vuelos chárter

74
0
Compartir:

24/10/2022 Ámbito Financiero – Nota – Avatares Empresarios – Pag. 8

HABÍA DEJADO DE FUNCIONAR JUSTO ANTES DE LA PANDEMIA

La compañía informó a través de las redes sociales que retomará la actividad dentro de los próximos 60 días. Ya recibió un primer avión para esta etapa. Y podría sumar otros en los próximos meses
El mercado aerocomercial argentino está a punto de recuperar un nuevo protagonista. Se trata de la compañía de capitales nacionales Andes, que retomará sus vuelos en los próximos 60 días tras haber cesado sus actividades en febrero de 2020, previo al confinamiento por el coronavirus.

La novedad fue comunicada por la propia compañía a través de sus cuentas en las redes sociales, canal de comunicación que no utilizaba desde febrero del año pasado.
Aunque todavía no se brindó información oficial sobre las características que tendrá la reanudación de los vuelos, se sabe que al menos en una primera etapa Andes se limitará a ofrecer servicios de chárter.

Esta es una modalidad que le rindió buenos frutos en su momento, sobre todo por los convenios que logró con agencias de viajes para trasladar grupos de alumnos secundarios en viajes de egresados. También sus chárter transportaron contingentes de turistas a un par de puntos clave del Caribe. Además concretó traslado de equipos de fútbol, como el que realizó en junio de 2013 a Ecuador llevando a la selección argentina encabezada por Lionel Messi para un partido con el equipo nacional de ese país.

Por el momento Andes no prevé volver al mercado de vuelos regulares de cabotaje donde llegó a tener una porción de mercado que lo ubicaba por detrás de Aerolíneas Argentinas y Latam Argentina.
Con el paso del tiempo, fue perdiendo lugar a manos de las low cost que empezaron a desembarcar en Argentina, primero Flybondi y Norwegian y posteriormente JetSmart. Para retomar su actividad, Andes recibió la semana pasada en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza un avión Boeing modelo 737-800, de 11 años de antigüedad y una capacidad de 189 asientos en una única clase, similar a las que utilizó en el pasado y que tuvo que devolver en 2018 en medio de una crisis financiera de proporciones.

En su mejor momento, Andes contaba además con 5 aviones MD que eran de su propiedad, pero tenían más de 20 años de antigüedad.
La aeronave ya pintada con la identificación de Andes Líneas Aéreas partió de Shannon, Irlanda, y llegó a Buenos Aires luego de realizar escalas en el aeropuerto de Gander, en Canadá, y en la capital de Panamá.
También trascendió que la compañía podría incorporar a mediano plazo más aviones B 737-800 para ampliar el servicio chárter.

La comunicación oficial de Andes en redes sociales detalló: «Andes Líneas Aéreas informa que nuestra empresa reiniciará las operaciones aéreas dentro de los próximos 60 días. Durante la pandemia y hasta la fecha, hemos trabajado para poder conseguir la llegada de nuestro primer avión B-737-800. Agradecemos a las autoridades nacionales, a los representantes sindicales, a todo nuestro personal, a la autoridad de aplicación (ANAC) y al sector aerocomercial nacional, por el apoyo brindado y por acompañarnos en este proceso de reconversión y relanzamiento de la compañía».

Y concluyó: «En el día de hoy agradecemos a las autoridades nacionales, a los representantes sindicales, a todo nuestro personal, a la autoridad de aplicación (ANAC) y al sector aerocomercial nacional, por el apoyo brindado y acompañarnos en este proceso de reconversión y relanzamiento de nuestra compañía».
Durante 2015 Andes logró concretar un giro importante en su operatoria mediante la firma de un contrato Travel Rock, una firma dedicada a la organización de los viajes de egresados de estudiantes secundarios a Bariloche.

Ese año transportó casi 180.000 pasajeros y fue un elemento que ayudó a recuperar sus finanzas.
En 2018 llegó a movilizar un pico de 1,2 millón de pasajeros, pero la fuerte devaluación del peso impactó de lleno en sus costos, la mayor parte de ellos contraídos en dólares (combustible, alquileres, seguros) con ingresos en pesos que quedaron licuados. A esto se sumó la desregulación del mercado aerocomercial doméstico que aplicó el gobierno de Mauricio Macri, y que favoreció el desembarco de las low cost.

El gerente general de Andes en ese momento, Horacio Preneste, denunció en una entrevista con Ámbito que esas empresas aplicaban una estrategia de venta de pasajes por debajo de sus costos (dumping) para debilitar a sus competidores y quedarse con una porción del mercado.

El panorama de Andes terminó de complicarse en 2019 cuando se cayó el acuerdo con Travel Rock y se determinó una deuda millonaria con el gobierno de Chubut. Ya en el inicio de la pandemia Andes estaba sin volar y nunca pudo recuperarse de su crisis.

AERONAVE. El avión Boeing 737-800 que incorporó Andes llegó hace pocos días al aeropuerto de Ezeiza

En su mejor momento durante 2018 Andes llegó a transportar 1,2 millón de pasajeros.
Pero la devaluación y el ingreso de las low cost la afectaron.

Compartir: