Aun con restricciones, los argentinos siguen viajando

38
0
Compartir:
12/04/2021 La Nación – Nota – Tema del Día – Pag. 6
María Julieta Rumi

Según agencias líderes, los pasajeros no cancelan sus viajes por trabajo o turismo y buscan ser reacomodados si el vuelo original no es aprobado; autorizan más frecuencias hasta el 30 de abril.

A pesar de que desde el 28 de marzo pasado hay menos vuelos hacia y desde el exterior por la necesidad de espaciar salidas y arribos, agencias de turismo señalan que los clientes no cancelan sus pasajes, sino que buscan ser reacomodados, si el vuelo original que tenían no es aprobado por la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC). En cuanto a nuevas ventas, los menores de 60 años continúan comprando pasajes, mientras que los mayores posponen sus ganas de viajar hasta que haya un mejor panorama sanitario.

«Pese a las cancelaciones de frecuencias, tuvimos pocas cancelaciones de los clientes. La mayoría nos pidió reacomodarlos como sea en los vuelos que haya», dijo a la noción Cecilia Vignolo, de Biblos Travel, agencia de viajes de lujo.

En el mismo sentido, Joaquín Pérez Aguirre, gerente de retail de Avantrip, indicó que no están recibiendo pedidos de cancelaciones y que quien compró quiere viajar, aun cuando le atrasen y reprogramen el viaje.

Después de la decisión administrativa 342/2021, que se publicó anteayer en el Boletín Oficial, la ANAC aprobó inmediatamente los vuelos de distintas compañías hasta el 30 de abril, ya que no tuvo que esperar la conformidad de las autoridades sanitarias, que era que lo demoraba las autorizaciones.

De esta forma, Latam informó que se aprobó el itinerario de vuelos entre Buenos Aires y Lima, aunque los vuelos de algunos días no recibieron aprobación y fueron cancelados.

Por su parte, American Airlines obtuvo la autorización para operar hasta el 30 de abril un vuelo diario entre Buenos Aires y Miami y un vuelo semanal, los viernes, entre Buenos Aires y Dallas.

La primera semana de abril hubo un promedio de 7 arribos internacionales en el aeropuerto de Ezeiza, cuando del 28 al 31 de marzo el promedio había sido de 9.

Las restricciones no son nuevas.
Desde febrero ya se habían reducido algunas frecuencias y ahora, un poco más. Lo que se ve con el panorama actual son dos realidades.

Una, la de los que están en edad de riesgo y desisten de su intención de viajar. Otra, la de los que están fuera de la edad de riesgo, que compran igual y saben que viajarán en un contexto más complicado», explicó Pérez Aguirre, de Avantrip.
«Los que no están en edad de riesgo están comprando como siempre, al igual que en febrero y marzo. Se está perdiendo el viajero mayor a 60 años, que está posponiendo sus ganas de viajar hasta que haya un mejor panorama», agregó.
Y entre los que viajan a Miami dijo que hay turistas yendo a buscar la vacuna, pero no serían la mayoría.
«Son algunos que saben que su rango etario tardará en acceder a la vacuna en el país y quieren anticipar los tiempos», continuó.

Por su parte, Vignolo coincidió en que, en las últimas semanas, se siguieron vendiendo pasajes a Miami y el principal motivo de viaje es vacunarse. En tanto, Julián Gurfinkiel, cofundador de Turismocity, señaló también que Miami sigue con mucha demanda, en su mayoría, para acceder a la vacuna.

«Los clientes nos preguntan directamente para vacunarse en los Estados Unidos y los vuelos van llenos. En realidad, podés ir a cualquier ciudad, pero, de las que tienen vuelos directos, Miami tiene el plus de la playa. Si no, están Houston o Dallas con vuelos directos, pero no tienen tanto atractivo turístico», señaló.

Por otro lado, Silvana Font, directora de Vuelos de Almundo, dijo que la restricción de 2000 pasajeros diarios y el cierre de México, Brasil y Chile acentuaron la merma de la demanda en el comienzo de la temporada baja. «Es difícil aislar el efecto de la restricción a la entrada de 2000 pasajeros diarios, cierre de México, Brasil y Chile, de la estacionalidad en general. El turismo ya venía impactado y con demanda baja. La decisión de compra se volvió de último minuto. Por eso era de esperar que, dado que no se está comprando para viajar más adelante, pasada Semana Santa cayera la venta de tickets aéreos. Se terminaron vacaciones y fin de semana largo y empieza la temporada baja», explicó.

«El impacto de la medida acentuó la baja porque hay menos asientos para ofrecer. Y se suma a esto que, en la poca oferta restante, hay que reacomodar lo que ya estaba vendido», agregó.

Por último, dijo que la demanda doméstica cayó por el fin de las vacaciones, pero se siguen vendiendo destinos con menos restricciones y más vacunación, como Miami y Europa, donde empieza el buen tiempo.

Los mayores de 60 son los que más cancelan viajes, pero los menores mantienen sus vuelos; Miami, destino más elegido

Compartir: