Coronavirus en Argentina: cómo impactó la pandemia en el movimiento aéreo de Ezeiza y Aeroparque

523
0
Compartir:
Por Camila Hernandez Otaño – Infobae

4 de junio de 2020

El Covid-19 golpeó agresivamente en la industria aeroportuaria a nivel local debido a la suspensión de los vuelos comerciales y al cierre de las fronteras.

Desde que el Gobierno argentino dispuso del cierre de fronteras y la suspensión de vuelos comerciales, el escenario en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza y en Aeroparque es desolador. Ya no se ve el frecuente movimiento en las pistas aéreas, ni la circulación de pasajeros y empleados y hay algunos pocos locales abiertos que intentan sobrevivir.

El movimiento aéreo se encuentra en su mínima expresión, no obstante en estos últimos meses se organizaron varios vuelos para repatriados y algunas operaciones para los casos excepcionales bajo el régimen de vuelos humanitarios.

El freno de las actividades aéreas redujo enormemente los ingresos económicos de Aeropuertos Argentina 2000, la empresa que gestiona las terminales aéreas, siendo esa una de las industrias más perjudicadas.

Los datos del sector -a los que pudo acceder Infobae- reflejan el impacto que significa la pandemia en los aeropuertos.

En Aeroparque, desde el 1° de enero hasta el 19 de marzo de 2020 viajaron en promedio por día 28.445 pasajeros. Luego -a partir de la pandemia- desde el 20 de marzo hasta el 21 de mayo de 2020, esa cifra cayó a 278 por día. Se registró una variación porcentual negativa del 99%.

Hasta el 20 de marzo de 2020 ingresaban aproximadamente 5.000 personas diariamente al predio, actualmente menos de 400. Por otra parte, la población total del aeropuerto era de 10.000 empleados. Hoy: 1.000.

Otro dato que indica el golpe es que durante 2019 se trasladaron 12 millones de pasajeros, hubo 11.176 mil vuelos (entre arribos y partidas), un número que será imposible de alcanzar este 2020.

En el Aeropuerto internacional de Ezeiza, donde se trasladaban en promedio 1 millón de pasajeros por mes, o al menos 30.000 por día en los 150 vuelos diarios entre arribos y partidas, hoy el flujo de viajeros no supera los 530 diarios, que se desplazan por cuestiones esenciales.

El golpe más grande en la operación del aeropuerto es sin lugar a dudas la reducción del tráfico aéreo que superó el 98% en abril comparado con el mismo mes de 2019.

De acuerdo a los decretos 297/20 (20/03 aislamiento social obligatorio y restricción de vuelos domésticos) y 313-20 (26/3 cierre de fronteras) las operaciones se encuentran restringidas, operando sólo casos excepcionales bajo el régimen de vuelos humanitarios.

Operaron entre el 20/03 y 11/5 (dos meses) la siguiente cantidad de vuelos:

Arribos

• 239 vuelos de pasajeros

• 315 vuelos de carga

• 74 arribos de traslado de aeronaves, vuelos privados y sanitarios

Partidas

• 244 vuelos de pasajeros

• 317 vuelos de carga

• 68 partidas de traslado de aeronaves, vuelos privados y sanitarios

En esta línea los 35 aeropuertos que gestiona Aeropuertos Argentina 2000 redujeron significativamente la dotación de personal dejando guardias mínimas para operar los vuelos sanitarios, humanitarios, de traslado de insumos médicos, oficiales y de repatriación de personas varadas en el exterior.

Según Aeropuertos Argentina 2000, el objetivo de esta medida es proteger a los trabajadores y a los pasajeros garantizando la distancia social preventiva tan necesaria para evitar el contagio de Covid-19.

La nueva normalidad

Los nuevos acrílicos instalados en los mostradores

A su vez, Aeropuertos 2000 se está preparando para la vuelta a las operaciones desde que se decretó la cuarentena. Desde enero ya venía actuando bajo los protocolos sanitarios dispuestos por el Ministerio de Salud de la Nación y junto a distintos organismos como el Ministerio de Transporte de la Nación, Migraciones, Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), Aduanas, todo ello bajo las recomendaciones de la OMS (Organización Mundial de la Salud).

Para garantizar las medidas de higiene y seguridad, en todo los aeropuertos del país se están instalando acrílicos protectores en el área de check- in y señaléticas para mantener la distancia reglamentaria entre los pasajeros.

En la zona metropolitana de Buenos Aires, tanto en Ezeiza y Aeroparque, ya fueron colocados en cada mostrador.

Otro procedimiento aplicado para mitigar la propagación del virus es la minuciosa rutina de desinfección, especialmente en las zonas de mayor contacto como pueden ser los pasamanos, picaportes y el interior de las mangas.

Dispensers con alcohol en gel fueron dispuestos en distintos sectores de las terminales al alcance de los viajeros. También, se han realizado desinfecciones por aire y tierra en aeropuertos como Mendoza y Tucumán, coordinadas con el Gobierno Provincial y la Municipalidad, respectivamente. El objetivo final es la reactivación de la aviación, y el turismo, camino a de la nueva normalidad.

Compartir: