Dolarización, «brutal desregulación» y reforma laboral: la reinvidicación de Milei y Larreta a Domingo Cavallo

281
0
Compartir:

02/05/2023 neahoy.com – Nota
Redacción NEA HOY

Los precandidatos a presidente Javier Milei, de la Libertad Avanza, y Jorge Rodriguez Larreta, de Juntos por el Cambio, incluyen en sus plataformas de campaña políticas que ya fueron aplicadas en el país en la década de los 90. ¿Cuáles fueron las consecuencias que tuvieron en la economía argentina?

Sin tapujos y a viva voz, los sectores vinculados a Javier Milei vienen reivindicando desde hace varios años las políticas del ex Ministro de Economía Domingo Cavallo, llegando al punto de que el propio referente libertario propusiera como parte de su plataforma de campaña la dolarización como forma de combatir la inflación, apertura comercial y privatización de servicios estatales.

En sus últimas presentaciones, el ex presidente Mauricio Macri también reivindicó la reprivatización de empresas como Aerolíneas Argentinas y, en las últimas semanas, el precandidato a presidente por Cambiemos Horacio Rodriguez Larreta se subió a esta tendencia .
Quizás no se acuerdan porque eran chicos, pero el economista que ama @JMilei terminó así porque le sacó los ahorros a miles de argentinos.

Reforma laboral
La propuesta de una reforma laboral no es nueva en el espacio de Rodriguez Larreta. Desde hace varios años el jefe de Gobierno porteño, junto a su compañero de coalición Martín lousteau vienen instalando que el empleo privado en Argentina no crece debido a las trabas que tienen los empresarios a la hora de contratar.

Sin embargo, durante la década de los 90 también se implementaron varias reformas que flexibilizaron la contratación de personal y, contrario a lo que se afirma, no solo fallaron en incentivar las contrataciones si no que contribuyeron al aumento del desempleo.

La Ley de Empleo (24.013) sancionada en 1991 promovió los contratos flexibles y temporarios. En 1993 habilitan los “aumentos por productividad”, en 1994 promueven la Ley Pymes (24.467) , que redujo las indemnizaciones, permitió la movilidad horaria, fraccionamiento de vacaciones y trabajo de 12 horas sin pago de horas extras. Finalmente, en 1998 se aprueba por el congreso la Ley de Formación y Empleo (24.465/98).

Lejos de incentivar las contrataciones, estas leyes contribuyeron al aumento del desempleo, que entre 1991 y 2001 subió del 6,5% al 17,4%. Junto a la apertura indiscriminada de las importaciones, que llevó a muchas empresas argentinas a cerrar por no poder competir con las multinacionales en el mercado interno, las reformas y flexibilizaciones laborales triplicaron la desocupación durante los noventa y la lleran a superar el 20% para el 2001.

Compartir: