EL DR. RICARDO MONNER SANS INICIÓ ACCIÓN PENAL CONTRA TODOS LOS FUNCIONARIOS RESPONSABLES DE AEROLÍNEAS ARGENTINAS, POR LAS GRAVÍSIMAS IRREGULARIDADES COMETIDAS EN EL ENVÍO DEL AVIÓN A 340-300 LV-BIT, A TAPME, BRASIL. PARA EFECTUARLE TAREAS DE MANTENIMIENTO, QUE SE PODÍAN HABER REALIZADO EN NUESTRA LÍNEA AÉREA DE BANDERA.

55
0
Compartir:

En el día de la fecha, el prestigioso abogado Ricardo MONNER SANS, Presidente de la Asociación Civil Anticorrupción, presentó ante el Juzgado Federal N·10, a cargo del Juez Dr. Julián Daniel ERCOLINI, Fiscalía N· 9 a cargo de Dr. Guillermo MARIJUAN, una acción judicial penal, por los diversos actos dolosos cometidos en el envío del A340-300, LV-BIT, a la empresa TAPME de Brasil, para realizarle tareas técnicas de recorrida mayor. Las cuales nuestra Línea Aérea de Bandera, se hallaba en perfectas condiciones de llevar a cabo. El Dr. MONNER SANS, de indiscutida conducta ética personal y profesional, como de ejemplar valor cívico. Materializados en la defensa de presos políticos de todas las dictaduras militares, y en la denuncia pública y judicial de resonantes hechos de corrupción de los gobiernos de Carlos MENEM y de Néstor KIRCHNER; ha hecho suya integralmente los fundamentos y conclusiones de la denuncia difundida hace un mes por APTA, respecto de los serios delitos incurridos en el caso LV-BIT, e iniciado en base a ella, la referida acción judicial penal ante la Justicia Federal. Afirma el Dr. MONNER SANS en su presentación, “no tengo duda de que hay una pléyade de delitos en juego: Administración Fraudulenta. Cohecho. Violación de deberes de funcionarios públicos”.

Dichos delitos implican indefectiblemente, a la Gerencia General de Aerolíneas Argentinas; a la Jefatura de Compras; a la Jefatura del Área Económica Financiera; y a la del Área Técnica, conjuntamente con otras Gerencias dentro de está última, también involucradas. Todos culpables de: encomendar a un taller técnico extranjero, sin las insoslayables habilitaciones técnicas de Aerolíneas Argentinas y de la DA/ANAC; sin el conocimiento y experiencia indispensable; sin el más elemental equipamiento en herramientas; y, sin la debida licitación abierta, la realización de dos recorridas mayores en un aeronave A340-300, una vencida y otra con vencimiento recién en 11 meses. Las cuales, además, todas las autoridades corporativas responsables sabían, que se podían realizar perfectamente en tiempo y forma y con mucho menores costos, dentro de nuestra Línea Aérea de Bandera.

Ciudadela, 4 de febrero de 2010
Ricardo CIRIELLI
Secretario General

Compartir: