El mercado de los helicópteros suma jugadores y servicios

350
0
Compartir:

10/09/2022 La Nación – Nota – Sup. Comunidad de Negocios – Pag. 12

Negocios en el aire. Alfredo Saínz

Buenos Aires cuenta con un nuevo helipuerto en el autódromo porteño y la compañía líder del sector cambió de manos.

El tráfico y la inseguridad son los dos grandes motores del mercado de los helicópteros de uso civil que busca despegar en la Argentina. Si bien todavía se está muy lejos de lo que sucede en San Pablo, el número de vuelos privados viene creciendo en forma sostenida en los últimos dos años y la plaza local suma nuevas aeronaves y servicios.

De acuerdo a los datos Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), en 2021 los vuelos privados crecieron un 80% hasta alcanzar las 41589 operaciones. La cifra a su vez significa casi seis veces el número registrado en 2019. Por su parte, el patenta- miento de aeronaves -incluyendo jets privados y helicópteros- también venía en ascenso, impulsado en gran parte por la masificación de algunos modelos a nivel global, aunque ahora el gran interrogante es cómo impactarán las últimas regulaciones que anunció el Gobierno para restringir las importaciones de bienes suntuarios y que incluye, obviamente, a los helicópteros.

«Hay una demanda potencial importante y mucho terreno para crecer. En la Argentina, el parque de helicópteros ronda las 300 naves mientras que solo en San Pablo hay más de 2000», asegura Daniel Saramaga, el dueño de las empresas de pisos Patagonia Flooring que acaba de inaugurar un helipuerto privado dentro del terreno que tiene el autódromo porteño, a metros de la General Paz y el Puente La Noria.

«En Buenos Aires no hay un helipuerto de estas características, que además tiene una ubicación privilegiada, ya que está sobre dos corredores aéreos que te comunican con toda la ciudad: el Riachuelo y la General Paz», explicó Saramaga.
El dueño de Patagonia Flooring se lanzó al proyecto a instancias de su amigo el excorredor Cocho López y terminó imponiéndose en la licitación para operar el helipuerto por un plazo de diez años (prorrogable a otros diez) que funciona dentro del predio de 170 hectáreas que ocupa el Autódromo Oscar y Juan Gálvez. El flamante helipuerto demandó una inversión de US$1 millón (a cargo de un grupo inversor liderado por Saramaga) y funcionará como lugar de aterrizajes y hangar para la guarda de hasta 20 helicópteros, a cambio de una membresía mensual de 990 dólares. «Hay muchos dueños de helicópteros que hoy los tienen medio ociosos por la falta de un lugar para tenerlos operativos y que con el nuevo helipuerto van a tener una opción mucho más a mano», se entusiasma Saramaga.

El dueño de Patagonia Flooring explica que los números que mueve el negocio todavía son pequeños pero precisa que su apuesta se basa en un modelo conocido como long tail, sumando productos y servicios de nicho.

«El negocio del helipuerto es petiso pero la idea es sumarle nuevos servicios, como la capacitación. Un piloto de helicóptero necesita un entrenamiento mucho más permanente y tiene que hacer unas horas de vuelo cada treinta días para no perderle la mano. Además, estamos incorporando un taller para atender cualquier problema mecánico y hacer un service a las naves», detalla Saramaga.

Otro de los negocios a los que apunta el nuevo helipuerto es el del turismo. «Vamos a ofrecer un servicio de vuelos turísticos y servicios de transporte, para poder hacer citytours aéreos como se hacen en las grandes ciudades del mundo», explicó Saramaga. Cambio de socios La presentación del nuevo helipuerto se suma a otras novedades que presenta el mercado local. La más importante es el desembarco del grupo GCDC, que tomó el control de Hangar Uno, la compañía líder en el mercado de la aviación ejecutiva y representante exclusivo de Honda Aircraft Company, Robinson Helicopter Company, Piper Aircrafts y Quest Aircraft, para la Argentina, Uruguay y Paraguay.

La firma GCDC pertenece la familia Cassano y es uno de los principales concesionarios de autos del país, con más de 25 showrooms de las marcas Mercedes-Benz, Jeep, Ram, Volkswagen, Dodge, Chysler, MV Agusta, Ducati, Benelli y Suzuki.
«Los vuelos chárter y el taxi aéreo serán parte de los nuevos negocios que abordaremos. Mucha gente veía a la aviación general como algo muy lejano o desconfiaba de aeronaves de menor porte, en eso la pandemia colaboró a que la aviación general se conozca más y, tan importante como eso, se conocieron los costos reales que no son muy lejanos a los de volar en la primera clase de una buena aerolínea», explicó Matías Cassano, flamante vicepresidente de Hangar Uno al medio especializado Aero Market.

300 Flota

Son los helicópteros que operan en el mercado argentino en la actualidad frente a los más de 2000 que hay en la ciudad de San Pablo

Daniel Saramaga es el dueño del nuevo helipuerto porteño y piloto de su propio helicóptero

Compartir: