En el inicio del paro, los gremios acusaron a Milei de promover “una quita de derechos laborales y sociales”

102
0
Compartir:

Mediante un documento firmado por la CGT y las dos CTA justificaron la segunda protesta nacional contra el gobierno nacional, que afirman “implementa un ajuste brutal que sufren especialmente los sectores de menores ingresos”.

Por Redacción Data Gremial

En el inicio del segundo paro nacional contra las políticas del gobierno de Javier Milei, las centrales obreras del país emitieron un documento donde explicaron los motivos de la medida de fuerza, a cinco meses de que comience la gestión. La CGT y las dos versiones de la CTA llamaron a sumarse a los gremios a la protesta, que comenzó con un alto acatamiento en todo el país. Las tres entidades resaltaron la difícil situación económica que atraviesa el país bajo la administración de, “un gobierno nacional que, en nombre de una mal entendida libertad de mercado, implementa un ajuste brutal que sufren especialmente los sectores de menores ingresos, las clases medias asalariadas, jubilados y pensionados”.

Bajo el título “Milei pará la mano”, el texto marca los ejes de los reclamos del movimiento obrero, y marcó que el paro es “una jornada de resistencia y reclamo, por las necesidades que deben ser atendidas y reparadas” y proclamaron que, “el movimiento sindical de la Argentina en defensa de la democracia, los derechos laborales y el salario digno convoca a la huelga general del 9 de mayo”, manifestaron.

En esa línea, explicaron que el Poder Ejecutivo, “promueve una quita de derechos laborales y sociales, redefine el rol del Estado, cerrando y achicando a su mínima expresión importantes dependencias e instituciones que brindan asistencia a nuestra población, generando de esta forma cientos de miles de despidos de servidores públicos”, advirtieron.

Desempleo

A su vez, las centrales criticaron la paralización de la obra pública y su impacto en el desempleo, el desfinanciamiento de la seguridad social, la salud pública, la educación, la ciencia y la cultura, “poniendo en riesgo la vida de nuestros mayores y la población en general” y “promoviendo peligrosas políticas de privatización de empresas públicas y de entrega de los recursos del patrimonio nacional”, apuntaron.

Por otro lado, también criticaron la liberación de precios en alimentos, medicamentos, energía, y los servicios esenciales, así como la disminución de los salarios en su poder adquisitivo.

Las centrales criticaron duramente al Ministro de Economía de la Nación, Luis Caputo, por la intervenir en las paritarias, impidiendo “la adecuada actualización de los salarios” y lo hicieron responsable de la recesión y los aumentos que “generan caída en los niveles de actividad económica y los índices de consumo básicos, que representan una fenomenal transferencia de recursos hacia los sectores más concentrados y privilegiados de la economía”, resaltaron.

Datos alarmantes

En este sentido, enumeraron algunos de los datos que preocupan a los gremios, como son el 31 por ciento de caída real en las paritarias presupuestarias de jubilaciones y pensiones, el 87 por ciento de paralización en obras públicas, el 39 por ciento de ajuste en subsidios al transporte, el 76 por ciento de disminución de transferencias a las provincias, el 18 por ciento de recorte a las universidades y el 13 por ciento de reducción en programas sociales. Sobre este punto explicaron que estos, “son algunos de los indicadores que ponen en evidencia que el ajuste no lo paga la casta, sino que recae sobre los sectores más vulnerables”, apuntaron las centrales.

En otro orden, manifestaron su preocupación sobre la política ambiental del gobierno, “que niega el cambio climático y cómo está afectando nuestros recursos y a las comunidades que dependen de ellos”, resaltaron y agregaron como preocupaciones el “permanente aliento a los discursos de odio que el gobierno propone y fomenta en minorías étnicas, disidencias de género, personas con discapacidad, etc., que genera una permanente situación de violencia y enfrentamiento entre argentinos”.

Frente a este panorama, los gremios destacaron la unidad del movimiento obrero, de sus centrales sindicales, “junto a todo nuestro pueblo” y reafirmaron el compromiso y el derecho a “participar en el diseño de la sociedad a la que aspiramos”, enfatizaron para concluir.
Compartir: