“Están dadas todas las condiciones para que suceda una catástrofe aérea” dijo Jonatan Doino

513
0
Compartir:

24/11/2018 15:21 – Conclusion.com.ar (Santa Fe) (Tier 3) – Nota –  

Así lo afirmo el titular del gremio de los operadores de las torres de control de los aeropuertos nacionales, en una charla que compartió junto a pares de otros gremios en la Cámara de Diputados.

Aldo B.
Enviado especial a Buenos Aires – El conflicto de Aerolíneas Argentinas y Austral destapó varias ollas, la reivindicación salarial de los trabajadores y la política laboral del Gobierno que quedó al desnudo, pero también los objetivos que se propone al administración Macri con las aerolíneas de bandera y a quien benefician las medidas que instauró el ex CEO de LAM, Gustavo Lopetegui.

Entre los factores que intervienen en la navegación aeroportuaria, el de la seguridad en el despegue y aterrizajes cobra especial importancia, los controladores aéreos cumplen una función primordial, son quienes vigilan las aeronaves que se encuentran a poca distancia de una pista de aterrizaje.

El controlador aéreo es el responsable del tránsito aéreo y se encarga profesionalmente de dirigir todo respecto al tránsito de aeronaves en el espacio aéreo y en los aeropuertos, de modo seguro, ordenado y rápido; dando instrucciones, información y autorización a los pilotos con el objetivo de prevenir colisiones.

En el marco de la charla informativa que los secretarios generales de distintos gremios aeronáuticos con diputados en el Anexo de la Cámara baja, Jonatan Doino, representante de los trabajadores que operan en las torres de control de los aeropuertos nacionales, dijo que “les preocupa el estado de la seguridad aérea que se brinda” en Argentina, “la situación es compleja”, expresó que trabajador.
Doino, contó a los legisladores que “hace 15 días una persona, con un equipo de comunicaciones interfirió las frecuencias operativas del aeroparque Jorge Newbery, que está colapsado operativamente”. Por esta razón, explicó el responsable de los operadores, tuvieron que consultar a la Administración Nacional de Aviación Civil, cual es el impacto de estas nuevas empresas en Argentina porque el espacio aéreo esta saturado”.

El titular de Atepsa, denunció algo muy grave, “de las 9 frecuencias operativas, 8 sufren interferencia y la única que queda operativa fue tomada”, y agregó “estamos en una situación que no se sostiene”.
Las dudas del técnico se extendieron más allá de las comunicaciones y reveló que habrá que preguntarse “si se está en condiciones de prevenir accidentes, sino a la hora que suceda de poder evacuarlo y si los aeropuertos tienen el servicio de extinción de incendio para soportar una emergencia o si verdaderamente el personal esta capacitado para hacerla”. Y lo que es peor aún, es si el “técnico encargado de controlar la comunicaciones que sufren interferencia se encuentra que no tiene destornilladores” para poder dar respuesta.
Mas inverosímil resultó escuchar a Doino decir que esos a “técnicos se los manda a hacer capacitación para arreglar aires acondicionados y de los problemas operativos que sufre el sistema”, y más aún se recurre “a la contratación de empresas tercerizadas para que cumplan el servicio que pueden hacer los propios trabajadores”.

“La actividad creció mas del 46% con una autoridad aeronáutica que no controla, hay aeropuerto que hay un solo técnico para controlar las comunicaciones”, y agregó “que no hablamos solamente de una compañía que tiene problemas hablamos de servicios enteros que no cumplen con las especificaciones básicas que corresponden”.
Pero lo más descabellado que relató Doino, es que no tienen “respuesta de parte del Gobierno en materia de seguridad, la situación del aeropuerto Palomar es terrible, los trabajadores que prestan servicio en la torre de control el 80% es personal contratado -precarizado- el otro porcentaje es personal militar”.

“Están dadas todas las condiciones para que suceda una catástrofe aérea, en este momento tenemos controladores que están siendo víctimas de aprietes y sumariados por aplicar la normativa, en Aeroparque por sus condiciones el controlador debe ajustarse a todas las normas de seguridad, pero por aplicar las normas de seguridad a un turno completo lo relevaron y lo sacaron del puesto de trabajo y 6 de ellos les hicieron un sumario y a tres trabajadores fueron trasladados a distintos aeropuertos” como castigo y ejemplo.
Doino señaló que están ante la “disyuntiva de dar seguridad porque si aplica la norma es sumariado y si no la aplica es juzgado por la justicia por no aplicarla” y agregó “eso pasa en el aeropuerto por el que pasa el 60% de los vuelos de Argentina”.

Compartir: