Francisco valoró el papel del Estado y se distanció de Milei

84
0
Compartir:

29/02/2024 La Nación – Nota – Política – Pag. 11
Elisabetta Piqué

MENSAJE. Dos semanas después del encuentro que mantuvo con el presidente argentino en Roma, el Papa defendió la justicia social en un video destinado a un comité de jueces.
CORRESPONSAL EN ITALIA

ROMA. A dos semanas de su primer y largo encuentro en el Vaticano con el presidente Javier Milei, el lunes 12 de febrero, el papa Francisco mostró ayer preocupación por la crisis de su país y criticó con fuerza, de manera indirecta, las políticas ultraliberales del gobierno argentino.

«El Estado, hoy más importante que nunca, está llamado a ejercer ese papel central de redistribución y justicia social», dijo en un fragmento del videomensaje que envió para la inauguración de la primera sede en Buenos Aires del Comité Panamericano de Juezas y Jueces por los Derechos Sociales y la Doctrina Franciscana (Copaju), que preside el juez Roberto Andrés Gallardo, y de la primera subsede del Instituto para la Investigación y Promoción de los Derechos Sociales «Fray Bartolomé de las Casas», encabezado por el exjuez de la Corte Suprema Raúl Zaffaroni.

El Papa, que habló en términos generales y nunca mencionó ni al Gobierno ni a Milei, no ocultó su preocupación. «Vivimos épocas de intensa injusticia: pocos ricos cada vez más poderosos y millones de pobres negados y descartados», dijo. «No hay futuro, no hay desarrollo, no hay justicia ni democracia en un mundo en donde millones de niños comen diariamente solo los desechos de aquellos que sí consumen», agregó.

Subrayó luego que «los derechos sociales no son gratuitos» y que «la riqueza para sostenerlos está disponible, pero requiere de decisiones políticas adecuadas, racionales y equitativas». «El Estado, hoy más importante que nunca, está llamado a ejercer ese papel central de redistribución y justicia social», subrayó, en una frase más que significativa ya que el presidente Milei dijo más de una vez que «el Estado es una asociación criminal» y que la justicia social «es un robo, es aberrante y no aporta al bienestar», como aseguró recientemente en Davos y Estados Unidos.

Palabras a los jueces «Las normas, queridos jueces, ya han sido dictadas. Rigen. El problema es su vigencia efectiva, su concreción. Allí empieza vuestro rol. El Dios Mercado y la Diosa Ganancia son falsas deidades que nos conducen a la deshumanización y a la destrucción del planeta. La historia lo ha demostrado en muchas y muy tristes oportunidades», siguió Francisco, que en el video aparece en buen estado de salud, desgranando un rosario, pese al resfrío de los últimos días por el que hoy debió ir a hacerse unos controles en un hospital.

En agosto pasado, con un quirógrafo, el Santo Padre decidió convertir al Copaju en una asociación privada de fieles con carácter internacional y creó bajo su dependencia el Instituto para la Investigación y Promoción de los Derechos Sociales «Fray Bartolomé de las Casas».

En su breve exposición recordó luego que «la palabra de Jesús, que fundamenta a la Doctrina Social de la Iglesia, es un sendero seguro y luminoso para coadyuvar en el ejercicio de la magistratura».

«Hermanos, todos los que ejercen un poder público tienen que tener presente que no alcanza con la legitimidad de origen. El ejercicio debe también ser legítimo. ¿Qué justificación puede tener el poder si se aleja de la construcción de sociedades justas y dignas? ¿Puedo ser un buen magistrado mirando hacia el costado frente al sufrimiento del otro? Por favor, cada día frente al espejo pregúntense por ustedes mismos y pregúntense por los otros», también indicó.

«Saludo a Copaju, saludo al Instituto Lascasciano, saludo a todos ustedes. Bendigo su nueva casa, les deseo éxito en sus actividades. Les pido firmeza y decisión frente a los modelos deshumanizantes y violentos. La paz es una construcción diaria y ustedes son obreros de la paz», afirmó, finalmente, concluyendo con su habitual despedida: «Les pido finalmente que recen por mí, yo lo hago siempre por ustedes».

tanto Gallardo como Zaffaroni en los últimos años participaron en el Vaticano de reuniones internacionales de jueces organizadas en el ámbito de la Pontificia Academia de las Ciencias Sociales, sobre diversos temas, que iban de los derechos humanos al bien común y el cambio climático.

Al margen de felicitar a los presentes por su nueva sede, en su videomensaje de poco más de cuatro minutos, grabado en su despacho de la residencia de Santa Marta, en el Vaticano, Francisco subrayó la importancia del Poder Judicial, sobre todo en este momento histórico.

«¡Qué importante es la justicia en este presente tan complejo!», subrayó Francisco, que recordó que «la misión de los operadores judiciales, abogados, jueces, fiscales, defensores es trascendente y crucial». «El Poder Judicial es el último recurso disponible en el Estado para remediar las vulneraciones de derechos y preservar el equilibrio institucional y social», aseguró, en momentos en el que el Gobierno se encuentra enfrentado a diversos gobernadores.

Participaron del encuentro marcado por problemas técnicos a la hora de transmitir el videomensaje del Pontífice, que fue muy aplaudido, monseñor Gustavo Carrara, obispo auxiliar de Buenos Aires y vicario para la pastoral en villas, figuras judiciales de la Argentina, pero también de otros países (Paraguay, Chile, Brasil y Colombia), así como del sindicalismo ?Hugo Yasky, secretario general de la CTA, de los movimientos sociales Juan Grabois y demás políticos de diversos sectores.

«Vivimos épocas de intensa injusticia», dijo Francisco en su videomensaje

Compartir: