La empresa suspenderá a 4000 empleados y espera ahorrar $220 millones por mes

377
0
Compartir:

11/06/2020 La Nación – Nota – Economía – Pag. 12

Delfina Torres Cabreros

Los 6 gremios firmaron el acuerdo, que prevé el pago del 100% del sueldo neto
La inactividad casi total por la cuarentena llevó a Aerolíneas a hacer el ajuste

A menos de 10 días de haberlo anunciado, las autoridades de Aerolíneas Argentinas llegaron a un acuerdo con los seis gremios que representan a los trabajadores de la empresa para avanzar con el plan de suspensiones para los meses de junio y julio. La aerolínea de bandera suspenderá a 4000 trabajadores, poco más de la mitad que había proyectado originalmente, a quienes les seguirá pagando el 100% de los salarios de bolsillo de manera no remunerativa.

Según pudo saber la nación, la empresa se ahorrará $220 millones por mes en cargas patronales, que se sumarán a los $130 millones de ahorro mensual que ya se habían generado por la suspensión del pago de viáticos -que en algunos convenios representan hasta el 20% del ingreso- a los empleados que están trabajando desde sus casas.
Las suspensiones fueron negociadas en el marco del artículo 223 bis de la ley de contrato de trabajo, como fue anunciado por el presidente de la empresa, Pablo Ceriani, el lunes 1° de junio.

Inicialmente, la empresa pretendía alcanzar con las suspensiones a unos 7500 trabajadores, sobre un total de 12.000, y pagarles un salario no remunerativo cercano al 75%. Con ese acuerdo, Aerolíneas estimaba llegar a un ajuste de gastos mensuales de $500 millones.
Según apuntaron fuentes de la empresa, la disminución de la cantidad de empleados suspendidos respondió, en parte, a un planteo de los pilotos, que si no vuelan por un determinado período pierden sus certificaciones profesionales. Además, señalaron que les cambió el panorama la posibilidad de que enjulio se retomen las operaciones de cabotaje, iniciativa que tanto el ministro de Transporte, Mario Meoni, como el de Turismo, Matías Lammens, dijeron que se está evaluando.

Sueldo de bolsillo
Por otro lado, se decidió respetar el salario de bolsillo actual haciendo lugar al pedido de los gremios de que “ya venía depreciado” y golpeado por el descuento desde mayo de los viáticos para los empleados que están bajo régimen de home office. Por otro lado, se aseguró que el aguinaldo se pagará íntegramente, del mismo modo que los aportes a la obra social.

Los seis gremios involucrados en la negociación fueron los pilotos de APLA y UALA, la Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA), el personal de tierra agrupado en la Asociación del Personal Aeronáutico (APA), los técnicos de APTA y la Unión del Personal Superior (UPSA).

Según explicó Juan Pablo Brey, de la Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA), la propuesta inicial de la empresa fue aplicar una reducción segmentada de acuerdo con el nivel de salarios. Aquellos con sueldo de hasta $54.000 brutos quedarían exentos de la reducción. Para los que cobraran hasta $75.000 brutos, proponían una reducción del 10%. Para los salarios de hasta $100.000 brutos, un 15%; para los de hasta $150.000, un 20%, y para los salarios de más de $150.000, un 25%.

En Aeronavegantes explicaron que ninguno de sus afiliados cobra menos de $54.000 brutos, por lo que con ese esquema todos hubieran sido impactados por la reducción de bolsillo. Según precisó, hoy el sueldo promedio bruto de los tripulantes de cabina es de alrededor de $120.000.

La medida tendrá una vigencia de 60 días y después las partes volverán a sentarse a negociar en el nuevo escenario. Según anticipan, los meses más críticos para la empresa serán julio y agosto, dado que se terminarán los vuelos a China para buscar insumos, los vuelos de repatriación irán mermando y recién en septiembre se estima que se reanude la actividad comercial, aunque eso podría adelantarse.

El artículo 223 bis de la ley de contrato de trabajo, que fue el que se utilizó para concretar las suspensiones, es el único que quedó vigente con la decisión oficial de prohibir los despidos. Este artículo permite a la compañía afectada por un caso como este, donde se derrumbaron las ventas en un 97%, suspender trabajadores que no prestan tareas y pagarles, en vez del sueldo y todos los aportes, una suma no remunerativa que se calcula sobre el salario neto. Esto, siempre que exista acuerdo previo con los trabajadores.

Compartir: