La internacional de Moyano le apunta a LATAM por repartir dividendos y pedir subsidios en la crisis

455
0
Compartir:

15/05/2020 iProfesional.com – Nota

Juan Manuel Barca

Economía Tensión en las aerolíneas
La central de gremios del transporte cuestionó al holding por las rebajas salariales y su plan de despidos. El hijo del camionero es uno de sus líderes.

La Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF) publicó este viernes una carta dirigida al CEO de LATAM, Roberto Alvo, en la que cuestionó «el plan para el retiro voluntario y licencias sin goce de sueldo, incluyendo un forzado recorte salarial del 50% de sus empleados» dispuesto por la empresa ante la crisis del sector aerocomercial como consecuencia de la pandemia COVID-19.

La carta fue escrita por Stephen Cotton, secretario general de la organización, cuyo comité ejecutivo también está integrado por una figura de peso a nivel local: Pablo Moyano. El secretario adjunto de Camioneros es el actual vicepresidente para América Latina y el Caribe. Desde ese lugar, el joven sindicalista participó de seminarios en el Vaticano, visitó al presidente venezolano Nicolás Maduro y apuntó el mes pasado contra los empresarios que «aprovechan para bajar salarios, suspender y despedir».

Entre otras ramas del transporte, la ITF representa a los gremios del sector aeronáutico, uno de los más golpeados por el impacto del coronavirus y en conflicto con el grupo LATAM. «Nuestros 30 sindicatos afiliados de aviación nos han informado que LATAM ha lanzado un plan para el retiro voluntario y licencias sin goce de sueldo, incluyendo un forzado recorte salarial del 50 por ciento de sus empleados, mientras se distribuye una cantidad sustancial de dividendos a sus accionistas», señaló Cotton.

En ese contexto, el sindicalista apuntó contra las presuntas gestiones impulsadas por el holding para conseguir subsidios estatales. «Sabemos que LATAM está tratando de obtener ayuda financiera de los gobiernos de Chile y Brasil, es decir, asistencia financiada por los impuestos de contribuyentes», aseguró.

Y criticó la decisión adoptada el 30 de abril pasado por la empresa surgido de la fusión entre la chilena LAN y la brasileña TAM de repartir dividendos por u$s57 millones entre sus accionistas. «Distribuir millones de dólares a los accionistas y tratar de obtener dinero financiado por los contribuyentes, mientras dejan a muchos trabajadores sin salario es injusto y desmiente las repetidas declaraciones de LATAM sobre su preocupación por el bienestar de los empleados durante la crisis del coronavirus» argumentó Cotton.

En línea con sus filiales en otros países, la sucursal argentina del grupo pagó a principios de mayo el 50% de los salarios brutos, recurriendo al artículo 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo. El Ejecutivo autorizó esa herramienta para negociar suspensiones y reducciones salariales con los gremios, pero ante el rechazo de los técnicos (APTA), personal de tierra (APA) y pilotos (APLA) la empresa adoptó la medida en forma unilateral.

«Nuestros afiliados afirman que no hubo un proceso de diálogo social adecuado y que se han impuesto las medidas de ahorro en lugar de negociarse colectivamente», dijo el dirigente de la ITF. «LATAM está perdiendo una oportunidad, ya que tales medidas unilaterales de reducción de costos privan a la empresa de muchos programas voluntarios y opciones que los sindicatos podrían presentar para proporcionarles una cantidad significativa de ahorros que serían socialmente responsables y aceptables», sostuvo.

«El pasado 21 de abril, la ITF y la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) emitimos una declaración conjunta solicitando ayuda de los gobiernos a la industria para proteger empleos y garantizar que se puedan mantener los servicios aéreos», y aclaró «muy diferente al camino actual que está tomando LATAM, un clima de confianza, fomentado a través del diálogo social es esencial en la implementación efectiva de medidas para abordar los impactos del COVID-19».
«Como destacamos en la declaración conjunta de ITF-IATA, no hay duda de que, como empleadores y sindicatos, podemos navegar a través de esta crisis trabajando codo con codo. Por otro lado, las respuestas unilaterales y socialmente irresponsables a la crisis aumentarán las tensiones, reducirán la confianza y probablemente conducirán a un conflicto intensificado en un futuro cercano» concluyó Cotton.

La Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF) representa a cerca de 700 sindicatos del transporte, en 150 países y con una membresía total de alrededor de 20 millones de trabajadores y trabajadoras. En Argentina, nuclea a los gremios del transporte de carga, pasajeros, aeronáuticos, portuarios y ferroviarios, entre otros.

Compartir: