“La Patria no se vende”: el lema que juntó a miles de personas en el primer paro contra el gobierno de Milei

100
0
Compartir:

Para la CGT, un millón y medio de personas marchó en todo el país. El reclamo fue, sobre todo, contra el proyecto de ley ómnibus y el DNU presidencial. El servicio de transporte público está suspendido desde las 19 hasta la medianoche.

Primer paro y movilización nacional contra el gobierno de Javier Milei a 45 días de haber asumido la Presidencia. En la Plaza de los Dos Congresos, el epicentro de la convocatoria, hubo una multitud. También en Rosario, Córdoba y en Mar del Plata. La marcha fue convocada por la Confederación General de los Trabajadores (CGT), las CTAs, los movimientos sociales y trabajadores “sueltos”, es decir, no agremiados. Esa es la noticia y este es el contexto: anoche, el proyecto de ley Ómnibus que La Libertad Avanza envió al Congreso logró el dictamen de mayoría y se discutirá en Diputados el martes. El contenido de ese dictamen se conoció recién esta tarde, muchas horas después de su aprobación.

Pero había otras consignas para marchar. Las resume este papelito que entregaba en mano un hombre muy mayor que pertenece a la organización Jubilados Insurgentes: “Abajo el DNU y el protocolo antipiquetes”, en referencia al decreto de necesidad y urgencia que entró en vigencia los últimos días de diciembre y que derogó, por ejemplo, la Ley de Alquileres. Otro motivo está en este cartel que llevó un manifestantes: “Gatillo fácil es terrorismo de Estado”. Y también éste: “La casta éramos nosotros – Basta de ajuste”. Hubo un cántico unificador: “La Patria no vende”. La melodía es la misma que corre para “Tiene miedo/ la casta tiene miedo”, de LLA; o “Presidente/ Massa Presidente”, cuando el ex ministro de Economía y candidato de Unión por la Patria estaba en campaña.

Hubo una negociación: que la avenida Entre Ríos quede absolutamente despejada para que los colectivos puedan circular desde el sur al norte de la Ciudad. Ese acuerdo se cumplió a fuerza vallado, cordón policial y una voz en el megáfono que repetía sin parar: “Compañeros, no ocupen Entre Ríos, por favor”. Los trabajadores agremiados en el Sindicato de Choferes, Camioneros, coparon la punta de la columna frente al escenario. Compartieron territorio con los barrenderos y recolectores. Son compadres, van de verde. Humo, bombo, bandera. Choripán y alcohol porque es así, porque también se puede. La columna de La Cámpora asomó por la calle Montevideo. Encabezó Máximo Kirchner. El gobernador de la Provincia, Axel Kicillof, llegó después del mediodía.

¿Cuánta gente hubo? Para la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, que monitoreó la convocatoria desde el edificio de la Policía Federal, hubo 40 mil personas en la plaza y los alrededores del Congreso. Para la Policía porteña, a cargo de operativo de seguridad, fueron 80 mil. La CGT, en tanto, calculó que un millón y medio de personas se movilizó en todo el país.

En medio del acto, el ministro de Economía Luis Caputo, posteó en X: dijo que habrá “recortes inmediatos a las provincias” si no aprueban las medidas. Aclaró, igual y de paso, que no era una amenaza. Miguel Ángel Pichetto, jefe del bloque Hacemos Coalición Federal (parte de la oposición friendly) lo cruzó un rato después: que deje de apretar, le pidió. El Presidente siguió la movilización desde los televisores de la Quinta de Olivos. Está convencido de que la huelga jugó a su favor en la discusión por la ley “Bases”.

Habló Pablo Moyano: “Les pedimos a los diputados que tengan dignidad, que tengan principios, que no traicionen a los trabajadores, que no traicionen a la doctrina del peronismo que es defender a los laburantes, que es defender al que menos tiene y a nuestros jubilados”, lanzó el sindicalista. Habló Héctor Daer: “Vamos a seguir la lucha hasta que lleguemos al éxito, hasta que caigan el DNU y la ley ómnibus; no vamos a dar un paso atrás, ¡viva el pueblo argentino, viva el movimiento obrero, la patria no se vende!”
Fuente: eldiarioar.com
Compartir: