Líneas aéreas: más empleo, pero con pronóstico reservado

538
0
Compartir:

27/12/2018 Clarín – Nota – El País – Pag. 14 

Informe oficial. Fueron creados 2.000 nuevos puestos entre 2016 y 2018

Luis Ceriotto

Escenario

Las aerolíneas locales están encarando el cierre de 2018 con vientos cruzados: los datos oficiales arrojan un incremento de casi 8% en el total de personal ocupado dentro del sector en los últimos dos años, con tres nuevas aerolíneas comerciales que comenzaron a operar en poco más de doce meses. Pero como en tantas otras actividades, la devaluación afectó de manera negativa este negocio y el año está finalizando con una acumulación de malas noticias.
Hasta el momento, los ajustes no son tan drásticos como para haber modificado sustancialmente el nivel de empleo, pero tampoco permiten anticipar un inicio auspicioso para 2019.
Un informe del Ministerio de Transporte, basado a su vez en datos de la Secretaría de Trabajo, consigna que septiembre de 2016 y septiembre de 2018 -último mes del que se tienen registros oficiales- se sumaron 2.045 nuevos puestos de trabajo, entre aerolíneas y servicios anexos. El total del personal ocupado pasó en dos años de 26.057 puestos a 28.102, con un incremento de 7,8%. Se trata de los registros que lleva la Secretaría de Trabajo del Ministerio de Producción y Trabajo, e incluye los empleos generados en las aerolíneas y los servicios.
Las aerolíneas resultaron las principales creadoras de empleo, con 1.508 nuevos puestos. Primer dato que llama la atención: Aerolíneas siguió tomando gente. “Según datos de las propias empresas, Aerolíneas Argentinas sumó 540 personas, FlyBondi 542, Avianca 194 (hoy son 235) y Norwegian 87 (al día de hoy llegó a 180, según la empresa). Entre las que operan fuera del país destacan American Airlines, que sumó 47 argentinos y United Airlines, que pasó de 123 a 140 empleados en el país”, dice el informe.
A comienzos del año próximo está anunciado el inicio de operaciones de JetSmart, otra aerolínea que se suma a las “low cost” Flybondi y Norwegian, con un avión Airbus A320 ya matriculado en el país.
Pero, en sentido contrario, dos de las aerolíneas tradicionales, LATAM y Andes, están finalizando el año con ajustes: Andes devolvió los cuatro Boeing B737 que había alquilado para expandir su operación y está en negociaciones para reducir la cantidad de personal. LATAM, aun antes de la devaluación de mayo, cerró dos rutas y durante el año envió dos de sus aviones Airbus A320 de matrícula argentina a operar en Chile. También la aerolínea regional LASA dio marcha atrás: apenas un mes después de comenzar a volar desde Neuquén hacia Buenos Aires y Santiago de Chile, suspendió sus operaciones.
Incluso Avianca de Argentina, una de las tres aerolíneas “nuevas”, pisó el freno: si bien voceros de la empresa señalaron que su estructura “es completamente independiente” de Avianca Brasil -acaba de pedir el concurso preventivo en ese país- admitieron que como consecuencia de la devaluación del peso, ahora, están “repensando” su modelo de negocio.
La empresa que encabeza Germán Efromovich bajó su expansión a un nivel mínimo: comenzará 2019 con novedades, como un vuelo diario entre Aeroparque y Punta del Este y otro entre Ezeiza y San Pablo. Pero pese a que aca ba de incorporar un nuevo avión (un Airbus A320), seguirán con las mismas 235 personas que trabajan hoy. “Vamos a pisar sobre seguro”, agregaron los voceros.

Cifra. El sector aeronáutico emplea a 28.102 personas en el país.

Compartir: