Los aeropuertos dicen adiós a los límites de líquido en el equipaje: así serán los nuevos controles

279
0
Compartir:

Esta medida aliviará las largas colas de espera en los controles aeroportuarios.

El aeropuerto de Stansted (Londres) ha querido dar un paso más para mejorar la experiencia de los pasajeros. En los últimos meses, tal y como comentó el pasado jueves el secretario de estado de Transportes del Reino Unido, Mark Harper, se ha estado probando una nueva técnica para simplificar controles.

Se trata de una legislación que levantará varias restricciones. Los aeropuertos deberán permitir a los viajeros llevar hasta dos litros de líquidos –hasta ahora el máximo es de 100 mililitros–. Además, no deberán sacar de las mochilas o maletas los dispositivos electrónicos para pasar el control.

La fecha límite para implementar esta medida en Gran Bretaña será el año 2024. Para esa fecha todos los aeropuertos deberán tener instalados y actualizados los escáneres de seguridad.

A pesar de ser una medida nueva, varios aeropuertos internacionales como los de Ámsterdam o Helsinki ya han prmitido la nueva medida. Los Ángeles, Oakland, San Diego y Chicago también han abandonado los medios convencionales. La Administración de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos (TSA) también ha aprobado los nuevos dispositivos.

Este avance es gracias a unos escáneres de equipaje CT que a medida que analizan el objeto generan una imagen 3D. Es decir, se trata de «un escáner de rayos X para tomografías computarizadas (CT) que produce imágenes en 3D volumétricas de alta resolución para agilizar la inspección del equipaje, para lo cual se utilizan tanto la inspección visual del operador como el reconocimiento automático de objetos, lo que tiene como resultado bajos índices de falsas alarmas», comentan los creadores del dispositivo.

Controles más rápidos y menos tediosos

Esta medida aliviará las largas colas de espera en los controles aeroportuarios, ya que los pasajeros no deberán sacar los ordenadores del equipaje de mano o tirar alguno de los botes que se pase de las medidas indicadas.

La realidad de esta prohibición no es otra que evitar atentados terroristas. La medida se produjo en 2006 después de que un grupo de terroristas plantease detonar explosivos líquidos en varios vuelos transatlánticos.

A pesar de que varios aeropuertos ya han implementado este dispositivo, España deberá esperar para ver esta medida en sus aeropuertos. Las autoridades aún no se han pronunciado al respecto.

Fuente: El Debate

Compartir: