Los sectores más afectados y las consecuencias detrás de la reducción de vuelos

654
0
Compartir:

02/07/2021 Negocios.com.ar – Nota

La medida intentaría frenar el ingreso de la variante Delta a la Argentina. El resultado: se cancelaron al menos 59 líneas y alrededor de 10.000 argentinos debieron reprogramar sus viajes estando en el exterior. Trasplantes, medicamentos, insumos y bienes indispensables que se demoran. Turistas, agencias de viajes y transportistas también se vieron perjudicados.
Valeria Druckmann

A mediados de junio, a través de la decisión administrativa 589/2021 publicada en el Boletín Oficial, el Gobierno nacional estableció la reducción de hasta un 20% de los vuelos con Europa y suspendió destinos como Turquía y países del continente africano, para evitar el ingreso de diferentes cepas del coronavirus.
El lunes 28 de junio entró en vigencia la reducción al ingreso de pasajeros a la Argentina a través de la decisión administrativa 643/2021. De los 2000 que podían volar diariamente, solo 600 ingresan al país cada 24 horas, medida que podría extenderse tras el vencimiento del actual DNU. Asimismo, las fronteras permanecerán cerradas por lo menos hasta el viernes 9 de julio. Todo esto, con el objetivo de impedir el ingreso de la variante Delta, sin embargo, trabajadores vinculados a las empresas perjudicadas aseguran que la decisión tomada “fue estrictamente política”.

El drama aéreo
Aerolíneas Argentinas debió suspender al menos 59 vuelos y desde la Cámara de Compañías Aéreas en Argentina (Jurca) señalaron que todas las compañías fueron “fuertemente afectadas”, al tener que cancelar o reprogramar sus vuelos previstos para lo que resta del mes de junio y parte del mes de julio, mientras que los pasajeros se toparon con la inesperada sorpresa de no poder regresar para cuando tenían previsto hacerlo. Si bien en un comienzo se decía que había 45 mil argentinos en el exterior aguardando su viaje, desde el Gobierno afirman que son 10 mil, pero el problema continúa existiendo.
En febrero de 2020 se realizaban aproximadamente 155 aterrizajes internacionales diarios en todo el país. Ahora pasaron a tener tres aterrizajes diarios, casi un 2% de lo anterior.

Impacto desde lo sanitario
A través de un posteo en Twitter, Roger Zaldivar, un prestigioso especialista en oftalmología del país, confirmó que se perdieron cinco córneas para trasplantes por un vuelo cancelado desde EEUU. “Ya recibí comentarios de varios colegas que viven situaciones similares: se echan a perder órganos para trasplantes que estaban previstos y otros insumos médicos de los que dependemos los argentinos”, agregó el investigador.
Días más tarde, esto fue desmentido por el presidente del Incucai, Carlos Soratti: «es falso que se perdieron córneas por la suspensión de vuelos». “No se pierde una córnea porque se cancela un vuelo; se reprograma simplemente el envío para otro día y no hay problema. No se perdieron y no se van a perder”, aseguró el funcionario en diálogo con Télam. Lo concreto, es que de la espera nadie se salva.

Transporte de cargas
La situación también es compleja para las empresas aerocomerciales debido a que sus aviones no sólo transportan pasajeros sino también “carga útil” o paga. 
Empresas como Air France o Lufthansa obtienen entre el 30% y el 40% de sus ingresos a partir de las cargas que transportan.
Varias aerolíneas ya anunciaron la suspensión de algunas rutas, una de ellas fue Alitalia. La empresa italiana había retomado sus viajes entre Buenos Aires y Roma en diciembre de 2020, pero a comienzos de este año informó que suspendía sus vuelos hasta el 30 de junio. “Por las persistentes restricciones de viaje con fines turísticos entre Argentina e Italia (y viceversa), la empresa decidió suspender la operación de vuelos”, agregaron en un comunicado.
En tanto, British Airways realizó el último vuelo directo regular entre Londres y Buenos Aires el 14 de enero, debido a las restricciones gubernamentales de ambos países. La empresa no anunció una fecha de regreso, aunque se estimaba que podría ser en agosto. También tienen suspendidos sus vuelos las brasileñas Gol y Azul.

Agencias de turismo
Este sector se encuentra inmerso en un clima de confusión e incertidumbre, por aquellos turistas que contrataron su servicio y hoy se encuentran con la sorpresiva reprogramación de vuelos. El panorama se vuelve más oscuro de cara a las vacaciones de invierno, teniendo en cuenta que la medida podría renovarse luego del 9 de julio, tras el vencimiento del actual DNU.

Lo que se está diciendo
“Fue una decisión política. El Gobierno persigue dos cosas: por un lado, poder decir que tomó decisiones para cuidar a la gente; y por el otro, que haya cada vez menos operadoras privadas, para beneficiar a Aerolíneas Argentinas. Es lo que pasó en Venezuela, ya se fueron casi todas, porque la caída de la rentabilidad hace que sea imposible que sigan operando”, expresó Franco Rinaldi, referente del sector aerocomercial.
La presidenta del PRO, Patricia Bullrich, se expresó a través de Twitter: “El Gobierno deja varados a los argentinos en el exterior por su incapacidad de llevar con seriedad la política sanitaria y la provisión de vacunas. Dejan a la deriva a los ciudadanos y nos llevan a ser uno de los países más aislados del mundo. Un severo avance del autoritarismo”.
Desde el otro lado, Florencia Carignano, directora de Migraciones expresó: «Es importante entender que las recomendaciones que damos no tienen que ver con partidos, ni con posiciones políticas. Se trata de medidas de seguridad sanitaria para cuidarnos a todos y todas. La pandemia no pasó».

El ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, refirió: “La decisión de unos pocos no puede afectar a millones”, “Queremos cuidar que no entre la variante Delta de la cepa”. Y en cuanto a las afirmaciones que se realizan sobre la cantidad de argentinos que se encuentran en el exterior sin poder regresar al país por la reprogramación de vuelos, comentó: “Se miente. Se dice que hay 45 mil argentinos varados y son 10 mil los que están ahora afuera”.
Santiago Cafiero: «Vemos con preocupación el nivel de contagiosidad que tiene la nueva variante Delta, y hubo que tomar decisiones. O cerrábamos la frontera o cerrábamos más la economía o la educación», indicó.
En la misma línea, el director general de Asuntos Políticos de la Jefatura de Gabinete, Agustín Balladares, aseguró que se están tomando medidas similares «a la mayoría de los Estados del mundo» en cuanto al ingreso de personas provenientes del exterior, y agregó que los argentinos que están fuera del país «van a poder volver» de forma «ordenada».

Contexto global
Países como Canadá, Australia y Nueva Zelanda, también restringieron sus ingresos, e incluso la frontera con Estados Unidos se encuentra completamente cerrada para los canadienses. Por otra parte, España, Gran Bretaña, Francia, Alemania y Australia, al igual que Argentina, impusieron cuarentenas en hoteles y múltiples testeos para quienes ingresan. En tanto Reino Unido, Canadá, España, Italia, Japón, Nueva Zelanda, Australia, Alemania, Francia, también registran una reducción de vuelos.

Conclusión
Esta medida tomada precipitadamente y sin mucha organización, impactó no sólo en aquellas personas que viajaron por vacaciones, a vacunarse, a trabajar o por cualquier otro motivo, sino también en los sectores que integran la cadena de trabajo privado, que además de brindar servicios de transporte, proveen al país de insumos generales e incluso vitales, además de los miles de argentinos que dependen directamente de la actividad; el personal que trabaja en hoteles, aviones, empresas tercerizadas que operan en terminales, taxis, combis, entre otras personas y servicios.|

Compartir: