Por la crisis en el mercado, Aerolíneas y Austral se Fusionarán

380
0
Compartir:

06/05/2020 La Nación – Nota – Tema del Día – Pag. 10

El impacto En la Economía

Delfina Torres Cabreros

El CEO de la empresa, Pablo Ceriani, anunció la reestructuración de las compañías para evitar la duplicidad de gerencias; hay varias dudas por las cuestiones gremiales
La profunda crisis generada por la pandemia del coronavirus obligó al gobierno nacional a ajustar el flujo de dinero que destina cada año a sostener a Aerolíneas Argentinas y forzó a la administración al frente de la compañía a perseguir un objetivo que hasta ahora no parecía ser prioritario: la eficiencia.

En este marco se anunció que Aerolíneas Argentinas absorberá a Austral para evitar la duplicación de estructuras y que lanzarán dos unidades nuevas de negocios: una de transporte de cargas y otra de mantenimiento para terceros. La decisión apunta a mejorar los números de la empresa en US$100 millones y contribuir así a aplacar un déficit que este año se verá agudizado por la paralización de la actividad.

Antes de confirmar públicamente la decisión, el presidente de la aerolínea de bandera, Pablo Ceriani, la había adelantado en una carta a los empleados de ambas compañías.
En ese texto detalla la “delicada” situación de la compañía y señala que las pérdidas del año 2019 ascendieron a US$680 millones.

“Las pérdidas durante este año serán aún mayores y serán cubiertas en parte con aumento de deuda con proveedores e instituciones financieras y en su gran mayoría con aportes del Tesoro nacional”, explicó Ceriani, antes de agregar: “El esfuerzo que el Estado nacional realiza para sostener la compañía está al borde de ser imposible”.
El plan de Aerolíneas Argentinas para estabilizar los números de la empresa retoma algunas ideas ya esbozadas por la gestión anterior. En octubre de 2019, apenas un mes antes de su renuncia, Luis Malvido se entusiasmaba con generar US$320 millones hacia 2021 con negocios como el transporte de cargas, la venta de millas o la oferta de comodidades adicionales en los vuelos.

Ceriani buscará crear unidades de negocios que funcionen de manera independiente y contribuyan a reforzar en los próximos años los ingresos generados por la venta de pasajes. Por un lado, anunció la creación de la unidad de transporte de cargas ,que, según aseguran en la empresa, tiene mejor rendimiento que el transporte de pasajeros.
Esa idea fue impulsada, explican, por los resultados obtenidos en los viajes hechos recientemente a China para buscar insumos y apalancados en el diagnóstico de que en la Argentina hay poca oferta de este servicio, ya que los aviones cargueros generalmente llegan hasta San Pablo. “El grueso no pasa por Buenos Aires, esta es una oportunidad para hacer pie en un negocio donde nunca participamos”, sostienen.
La empresa apunta a desarrollar una unidad de mantenimiento y reparación de aeronaves a terceros, que podría generar alrededor de US$33 millones por año. “Este tipo de modelo de negocios es el que aplican compañías de primera línea como Lufthansa con su subsidiaria Lufthansa Technik”, señalan.

Respecto de los resultados esperados, cerca de Ceriani aseguran que el tiempo de parada de las aeronaves para inspecciones mayores se reducirá en un 25% para 2023 y se logrará así aumentar la disponibilidad de aviones al equivalente a tener un avión de largo alcance extra y tres para rutas domésticas y regionales durante la temporada alta.
Consideran que el costo directo de mantenimiento por hora de vuelo de la flota en su totalidad se reducirá 7% para 2023 y se generará un ahorro extra de US$2,5 millones desde 2022 como producto de la fusión de las áreas de mantenimiento y de otros US$3 millones por reducción de slots de mantenimiento.

También consideran que se generarán ahorros impositivos por US$13,5 millones, ingresos directos por US$42 millones extras al mejorarse la eficiencia en cuanto al uso de la flota y más de US$8 millones de ahorros producto de la reorganización de la estructura interna.
En cuanto a la situación de los trabajadores, la empresa anticipó que se avanzará con un proceso de “unificación de escalafones”. En un léxico que se desmarca del habitual, la carta de Ceriani explica: “Esto nos dará mayor racionalidad operativa, permitirá un crecimiento ordenado y pensado en función de las necesidades del mercado y no de las necesidades de nuestra estructura”.

Además, se adaptarán las condiciones de trabajo a los “estándares de la industria” para competir en igualdad de condiciones con las compañías de la región, lo que implicará la necesidad de revisar cláusulas “obsoletas” de los convenios y demandará un arduo trabajo de negociación con los sindicatos del sector.

Compartir: