Suman vuelos para que vuelvan los varados en países de América Latina

334
0
Compartir:

09/04/2020 La Nación – Nota – Tema del Día – Pag. 10

Defina Torres Cabreros

Desde mañana habrá viajes a Costa Rica, Ecuador y Cuba; prioridad a quienes tienen problemas de salud
Luego de una primera etapa de repatriaciones que, según datos de la Cancillería, logró que alrededor de
60.000 argentinos volvieran al país, el “operativo regreso» entró ahora en una fase mucho más controlada, casi quirúrgica. La autorización de cada vuelo que aterriza en Ezeiza es el final de un largo trámite en el que se evalúan la evolución de la pandemia de coronavirus, el mapa de varados argentinos, el riesgo que implica cada país y la cantidad de pasajeros diarios que puede recibir el aeropuerto internacional sin disparar el contagio. La Cancillería presenta las peticiones, pero la última palabra la tienen las autoridades sanitarias.
Así, y si bien todavía restan las confirmaciones finales, el canciller Felipe Solá logró que se habiliten tres operaciones para los próximos días. Mañana se espera que se realice un vuelo a San José de Costa Rica. Sería el primero de repatriación a ese país, donde -según el registro de los propios varados- hay alrededor de 350 argentinos que esperan regresar.
Para el sábado 11 está estipulado el tercer viaje de la aerolínea Cubana de Aviación, que llevaría a 600 la cantidad de argentinos repatriados desde Cuba, donde todavía quedarían otros 400, en una situación muy compleja: por el bloqueo, es imposible transferir dinero a la isla, y si a los varados se les acaba el efectivo con el que viajaron no hay alternativa para asistirlos. De acuerdo con lo negociado entre ambos países, el gobierno argentino paga el vuelo de la aerolínea cubana y les solicita a los pasajeros que le entreguen los pasajes de regreso que tenían para reclamar el reintegro a las aerolíneas.
Por último, está en agenda para el domingo 12 un vuelo de Aerolíneas Argentinas a Quito, Ecuador, que también sería el primero a ese país.
En la Cancillería calculan que desde el 12 marzo, cuando el Gobierno comenzó a restringir la frontera aérea, ya ingresaron en el país alrededor de 60.000 argentinos en vuelos de distintas compañías y hasta en aviones militares. Sin embargo, todavía quedan cerca de 15.000 varados. “Es un número dinámico», argumentan. Mientras la cifra decrece en algunos países, sube en otros por la aparición de otro tipo de varados: los que estudiaban o trabajaban en el exterior, se quedaron sin ocupación de un momento
a otro y ahora quieren volver.
La forma de definir qué varados son los que suben a los pocos aviones que vuelan al país también cambió respecto del primer momento. Si antes la prioridad la tenían quienes contaban con un pasaje de regreso cancelado, ahora el criterio que prima es el de las complicaciones de salud. Quienes están afectados por alguna enfermedad grave o dependen de la toma de medicamentos son los primeros en las listas.
Las dificultades económicas severas, en cambio, se intentan asistir a la distancia con una ayuda de entre US$25 y US$30 por día por persona. Para acceder a esa ayuda los varados también tienen que demostrar la imposibilidad de costearse con sus propios medios.
Si en la primera etapa de repatriaciones -que culminó con el cierre total de fronteras, el 27 de marzo- Aerolíneas Argentinas concretó un cronograma de 44 vuelos especiales, en esta segunda fase la aerolínea de bandera anotó otros tres servicios. Uno de Cancún, el lunes pasado; otro de Punta Cana, el martes, y un tercero de Bogotá, previsto para ayer por la noche.
Según fuentes de la empresa, los vuelos se realizan con Airbus 330, que tienen 270 plazas. Todos vienen completos, con 264 asientos ocupados por pasajeros y seis liberados para la tripulación que pilotea a la ida, que regresa descansando. Es decir que desde el cierre de fronteras total hasta la fecha, Aerolíneas traerá de regreso a 792 argentinos.
“Ahora no hay agenda de vuelos; no es como antes, que teníamos una programación e íbamos anunciando de a cuatro, cinco vuelos. Esto es vuelo por vuelo, día por día», señalaron en la empresa. “La Cancillería plantea la necesidad de hacer alguno de estos vuelos, el Gobierno los aprueba y luego de pasar por una mesa de situación nos llega a nosotros la autorización a través de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC)», explicaron sobre el procedimiento.
Según aseguraron, Aerolíneas Argentinas contacta y les ofrece la posibilidad de comprar tickets para esos vuelos solo a las personas que aparecen en los listados elaborados por la Cancillería. De acuerdo con lo que pudo saber la nación, las tarifas aplicadas a los vuelos de Cancún y Punta Cana fueron US$550, y de US$350 para el vuelo desde Bogotá. En ambos casos hay que sumarles impuestos y tasas.

Así llegaba el primer contingente de argentinos varados  

 

Compartir: