A 47 años del “milagro de Concordia”, el recuerdo del tremendo accidente aéreo que terminó sin víctimas: “Se partió pero no se incendió”

51
0
Compartir:

15/11/2022 radiomitre.cienradios.com – Nota

El Heraldo, diario local de Concordia, lanzó en el año 2000 un recuerdo a 25 años del accidente aéreo que no terminó en tragedia por muy poco. Las 60 personas a bordo sobrevivieron al impacto.

Durante la noche del sábado 15 de noviembre de 1975, el avión Fokker F-28 con destino al aeropuerto Comodoro Juan José Pierrestegui cayó a 4 kilómetros del lugar establecido , sobre un bosque de eucaliptos. Por un “milagro” , se salvaron los 56 pasajeros y 4 tripulantes, y no hubo que lamentar víctimas fatales.

El aniversario del diario El Heraldo a 25 años del accidente
En sus páginas de la tirada del 16 de noviembre de 1975, el periódico publicó las historias más impactantes de aquella noche. Un artículo menciona la labor de las monjas que acompañaron a enfermeras y médicos del Hospital Felipe Heras, lugar al que fueron trasladados algunos heridos.

“Caían de bruces en el barro y volvían a levantarse, mientras cargaban camillas y cajas con elementos de auxilio”, destaca el apartado.

En aquella ocasión, el diario destacó por sobre los comentarios de pasajeros, el testimonio del exgerente del Banco de Italia y Río de la Plata (sucursal Concordia), además de extitular del Club de Leones, Carmelo López . “(…) Luego de la caída, algo aturdidos todavía, ver luces, oír voces y luego reconocer a médicos y enfermeros con sus camillas no lo olvidaremos jamás”, narró el hombre.

Y sumó: “Los autos alumbraban con sus faros el camino de los enfermeros y médicos que llevaron en camillas a los pasajeros lesionados o descompuestos, durante un trayecto de setecientos metros hasta llegar a las ambulancias”.
Quien parece haber estado al mando del operativo en el lugar, fue el exjefe de Policía e inspector mayor Pedro R. F. Campbell. El oficial impartió “órdenes precisas para realizar la evacuación”. Días posteriores, se llevó a cabo una misa en la Catedral San Antonia de Padua por “la salvación de la totalidad de los pasajeros”.

Según el informe oficial de la Fuerza Aérea sobre el accidente, el avión “fue talando” los árboles del bosque hasta quedar en posición invertida a la que llevaba, pero un tronco hizo girar a la aeronave.

Elvira Angulo y Mónica Fitz Simon fueron las dos azafatas que tenían sus asientos en los últimos dos lugares, cerca de la cola. “Creíamos que estábamos carreteando en la pista. Luego supimos que en realidad era entre los árboles”.
El exgerente de Aerolíneas Argentinas, Nelson Galeano , aseguró que fue el primer accidente que le tocó vivir en su posición. Por esa razón, mostró su agradecimiento hacia los vecinos de la zona que acudieron al rescate y cerró: “Ha sido un milagro”.

El detalle de los heridos
Por el impacto que suscitó el choque de la aeronave con la tierra, el piloto Rubén Gazzera tuvo una fractura expuesta de tibia , a diferencia del copiloto Roberto Gazzera, hermano del aviador, que sufrió una fisura en las costillas .
A su vez, otros pasajeros tuvieron golpes en otras partes del cuerpo y heridas leves. Lamentablemente el peor inconveniente lo tuvo el bebé Naúm de un año, que sufrió un traumatismo de cráneo.

La tragedia que no terminó de chiripa con un incendio
El informe publicado por la Junta de Investigaciones de Accidentes de Aviación de la República Argentina marcó que los daños estimados del avión fueron considerados en un 85%.

Al final de la investigación, los peritos informaron que se alertó de un “pequeño principio de incendio en una de las cabinas”. Por último explicaron que fue “rápidamente sofocado” por el uso de un extintor de mano.

Compartir: