A Norwegian no le estaría yendo bien y evalúa retirarse de Argentina

90
0
Compartir:

«Si nuestro proyecto en Argentina no se corresponde con lo esperado, estamos preparados para retirarnos», advirtió el director financiero de la compañía.

a aerolínea de bajo costo Norwegian evalúa retirarse de Argentina. Así lo advirtió Geir Kalsen, el director financiero de la compañía, quien aseguró que su objetivo es poder sanearla.

«Si nuestro proyecto en Argentina no se corresponde con lo esperado, estamos preparados para retirarnos», dijo.

Por su parte, el director general, Bjorn Kjos dijo que mantenía su compromiso con Argentina, pero pocos creen al segundo, conociendo la situación de la empresa y las pocas posibilidades que tiene de mantener las pérdidas en Argentina.

El director financiero no tuvo contemplaciones en la explicación: dijo que el proyecto en Argentina a día de hoy no está yendo bien. Que es temporada baja y que la economía argentina está pasando por un mal momento, pero que dejarán junio y julio a ver cómo evolucionan las cosas pero que si para agosto no hay signos de mejora, cerrarán.

Agosto es el peor mes del año en Argentina porque es pleno invierno y dificulta una aerolínea sobrevivir a la situación, mientras el problema no es de Norwegian, pues FlyBondi, la primera de las aerolíneas que se instaló en el país aprovechando la apertura propuesta por el gobierno de Macri, tenía pensado acabar este año con 10 aviones, aunque puede tener que reducir su previsión.

FlyBondi aplica estrictamente el modelo de Ryanair, volando únicamente a aeropuertos baratos, con escaso uso, buscando pasajeros que nunca han subido a un avión más que aquellos ya iniciados.

Las cosas no parece que le vayan especialmente mal pero sólo opera con 5 aviones y no tiene planes en estos momentos de ampliar su flota en 2019. El problema, dicen en FlyBondi, está en que la economía argentina no está para muchos lujos.

Norwegian, igual que en Europa, nace dirigida a un segmento no estrictamente del costo más bajo: sus aviones, sus plantillas, incluso los aeropuertos desde los que opera son de más nivel que los de FlyBondi.

Norwegian había anunciado unas pérdidas netas de 155 millones de euros en el primer trimestre de 2019, algo superiores a las del conjunto de 2018, que fueron de 150 millones, mientras también de enero a marzo de este año la ocupación de sus aviones se ha desplomado desde hasta el 81 por ciento, 3,5 puntos menos que el 84,5 por ciento del primer trimestre de 2018.

Según comprobó Reportur, estas pérdidas récord del primer trimestre quemultiplican por 31 el resultado negativo de 5 millones de euros del mismo período de hace un año, según el balance publicado por la aerolínea.

La pérdida neta de explotación (ebit) se redujo un 34 % interanual hasta los 152 millones de euros. El beneficio antes de intereses, impuestos, depreciación, amortización y alquileres (ebitdar) ascendió a 9 millones de euros, frente a una pérdida de 92 millones de euros de hace un año.

En el primer trimestre de 2019, Norwegian facturó 830 millones de euros, un 14 % más interanual, gracias al impulso de las rutas intercontinentales y al aumento del tráfico en los países nórdicos.

La ‘low cost’ noruega ha calculado en 52 millones de euros el costo de la crisis de los Boeing 737 Max, de los que tiene 18 unidades. Norwegian «está evaluando el impacto financiero de inmovilizar los Boeing 737 Max 8», señaló en su balance la aerolínea, que ha mantenido «reuniones productivas» con el gigante estadounidense en las que se ha discutido «cómo maniobrar entre las dificultades que la situación está causando».

iprofesional.com

Compartir: