Aerolíneas Argentinas se rearma para dar batalla en el mercado low cost

93
0
Compartir:

11/03/2024 Ambito.com – Home

Mientras continúa la indefinición sobre el futuro del mercado aerocomercial en el país, Aerolíneas Argentinas se rearma para reforzar la competencia en el segmento de las tarifas low cost , donde los jugadores principales no terminan de consolidar sus operaciones por razones diversas, como el contexto económico , las regulaciones del sector y problemas propios de cada compañía.

Así, la línea aérea de bandera adoptó medidas comerciales que forman parte de la estrategia habitual de ese segmento de bajo costo, que siempre fue objeto de polémicas, tanto en Argentina como en el resto del mundo.

Por un lado, Aerolíneas Argentinas comenzó a promocionar pasajes a menores precios pero sin incluir derecho a equipaje , que debe pagarse por separado. Y a la vez, habilitó la posibilidad de pagar los pasajes a través de Mercado Pago.

Mediante la billetera digital de la plataforma de e-commerce Mercado Libre, Aerolíneas Argentinas abre la posibilidad de compra a quienes no sean titulares de una tarjeta de crédito o débito. En ese caso, pueden hacer la operación a través de la opción de pago con dinero en cuenta.

De todos modos, los usuarios de Mercado Pago que tienen asociadas tarjetas de crédito o débito también pueden utilizarlas sin inconvenientes.

También esta opción puede ser útil para quien tenga problemas con el límite de sus tarjetas de crédito, ya que es posible pagar con más de una a la vez o combinar formas de pago.

Es posible pagar los tickets y también otros servicios adicionales, como equipaje extra, accesos al salón VIP y cargos por cambios de vuelos, entre otros.

Volar liviano para pagar menos
Aerolíneas Argentinas puso en marcha desde este mes un nuevo esquema tarifario que no incluye el costo del equipaje en los vuelos de cabotaje. Para los vuelos internacionales se mantiene el criterio vigente de bolso personal, carry on y valija de hasta 23 kg, según el caso.

Este esquema es habitual dentro de las líneas low cost, que ofrecen una tarifa base para el pasaje al que luego le van agregando servicios con un costo adicional. Además del equipaje se cobra por lo general el derecho a elegir asientos o el consumo de alimentos a bordo. En ambos casos, Aerolíneas Argentinas mantiene la gratuidad de estos servicios.

Pero ahora al comprar pasajes a precios promocionales hay que pagar un extra por el equipaje y sólo se permite en la categoría Promoción llevar un bolso de mano, mochila o cartera de hasta 3 kilos.

En la siguiente categoría, Base, se paga el pasaje un poco más caro pero se puede llevar además del artículo personal un carry-on de hasta 8 kilos. En cambio para llevar una valija en la bodega hay que pagar un recargo.

El costo adicional que hay que pagar para agregar equipaje a las dos categorías más bajas es de $10.499 para todos los destinos de cabotaje. Hay sólo una excepción: Tierra del Fuego, con un cargo adicional de $8.677.

En las tarifas siguientes (Plus, Flex y Premium Economy) no hay cambios en la política de equipaje: el precio del pasaje incluye equipaje de mano, carryon y uno o dos bultos en bodega, según cuál sea la categoría del ticket.

Competencia en el mercado aerocomercial
Según los datos oficiales actualizados a febrero de este año, Aerolíneas Argentinas lidera el mercado de cabotaje con una cuota de 68%, cifra que vino creciendo en los últimos meses. El resto de la torta de pasajeros se la reparten Flybondi, JetSmart, Sky Airline y Arajet. Se trata de compañías denominadas low cost, que se disputan el espacio vacante en un mercado que moderó el ritmo de crecimiento que venía registrando en los últimos años, sobre todo después del final de la pandemia.

El cambio de las condiciones económicas generales afectó la compra de pasajes, cuyos precios aumentaron más de 120% hacia fines de 2023 tras la fuerte devaluación del peso con la que inició su gestión el gobierno actual.

Las líneas aéreas tienen dolarizada la mayor parte de sus costos, como el combustible, los alquileres de aeronaves, seguros, repuestos, mantenimiento, entre otros, por eso cualquier modificación del tipo de cambio oficial impacta directamente sobre sus operaciones.
Sólo el combustible representa alrededor de 40% de los costos, según los cálculos de los expertos en aviación.

Ajuste en empresas públicas
En este contexto, Aerolíneas Argentinas está sometida a una doble presión. Las condiciones macroeconómicas adversas y la necesidad del Gobierno de mostrar más eficiencia en la administración del gasto público que significan los subsidios a las empresas estatales como la línea aérea de bandera.

Así fue que a través de una notificación interna al personal, la compañía puso en marcha un plan de retiros voluntarios para todo el personal de tierra, tanto operativo como administrativo, que equivale a unos 8.000 empleados sobre una dotación total de casi 12.000 personas.
El denominado «Plan de Retiro Gratificado» está vigente hasta el último día de marzo y ofrece pagar las indemnizaciones en 10 cuotas mensuales ajustables, según la antigüedad del empleado.

Además, entre otras medidas de ahorro dispuestas en la actual gestión de Fabián Lombardo, ex director Comercial de la compañía durante la presidencia de Pablo Ceriani hasta el cambio de Gobierno, se dispuso que los funcionarios públicos que viajen por Aerolíneas Argentinas con pasajes pagados por el Estado dejaran de acumular millas. De esta forma se redujo una fuente del fuerte pasivo que tiene la línea aérea. También fueron canceladas rutas consideradas no rentables y se recortaron gastos en hotelería y catering de las tripulaciones.

Compartir: