Alberto adelanta el anuncio de inversión militar desde Tandanor

371
0
Compartir:

07/10/2020 Ambito Financiero – Nota – Economía – Pag. 12
Edgardo Aguilera

Será el lanzamiento de las inversiones en equipamiento militar con arreglo a la ley del Fondo Nacional de la Defensa (Fondef) promulgada la semana pasada. Fernández tenía planificado hacerlo en la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA) ubicada en la provincia de Córdoba y de paso reunirse con el gobernador Juan Schiaretti. Sin embargo, debió cambiar de sede.

El presidente Alberto Fernández encabezará hoy un acto en el astillero Tandanor que será el lanzamiento de las inversiones en equipamiento militar con arreglo a la ley del Fondo Nacional de la Defensa (Fondef) promulgada la semana pasada. El evento reemplazó la sede. Fernández tenía planificado hacerlo en la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA) ubicada en la provincia de Córdoba y de paso reunirse con el gobernador Juan Schiaretti. Acompañarán a Fernández el ministro de Defensa, Agustín Rossi; el presidente del astillero Miguel Tudino; la secretaria de Ciencia, Tecnología e Industria para la Defensa, Daniela Castro; la presidenta del directorio de FAdeA, Mirta Iriondo; los jefes militares de las tres fuerzas y empresarios del sector.

Tandanor representa, junto con FAdeA, Fabricaciones Militares y el INVAP los polos que el Gobierno nacional busca potenciar para dinamizar el sector de la industria para la defensa a través de los recursos que se obtendrían de la aplicación de la denominada «ley Rossi» (Fondef); el proyecto originalmente fue presentado por el ministro cuando era diputado nacional. La norma prevé partidas porcentuales sobre el total de los ingresos corrientes previstos en el Presupuesto, el 0,35% para 2020; el 0,5% para 2021; el 0,65% para 2022; y el 0,8% para 2023. Es una norma que generó expectativas en el sector de las pymes especializas del ambiente aeroespacial y en los complejos navales como Tandanor y también el Astillero Río Santiago (ARS).

A fin de septiembre Tandanor y ARS firmaron un acuerdo de cooperación con el fin de complementarse en futuras construcciones navales. La mira está puesta en un buque polar; la Armada necesita esa plataforma para acompañar el esfuerzo que año a año hace el rompehielos Almirante Irízar para movilizar carga y personal científico en la campaña antártica. Hay varios proyectos que circulan por despachos del ministerio y de la Armada; el último fue acercado por un grupo de estudiantes de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN). Se llegó al diseño a partir de la experiencia que dejó el buque polar ARA Bahía Paraíso, un proyecto nacional, construido en el país en el astillero Príncipe y Menghi en la década del 80. Participó en el conflicto del Atlántico sur en tareas logísticas y como buque hospital. La Armada perdió esa capacidad cuando en 1989 naufragó al chocar contra una roca en proximidades de la base antártica Palmer de los Estados Unidos. Otra carpeta que entusiasma es la del proyecto con China, viene apantallándose desde la gestión del Gobierno anterior.

Compartir: