Asociaciones sudamericanas firman un manifiesto en defensa del avance integral de los biocombustibles

96
0
Compartir:

Organizaciones del sector de los biocombustibles de Argentina, Brasil, Colombia, Paraguay y Uruguay firman un documento en el que solicitan a los países que definan marcos regulatorios que garanticen el avance de las inversiones en la región.

El jueves (27/10), entidades representativas del sector de los biocombustibles de Argentina, Brasil, Colombia, Paraguay y Uruguay lanzaron el Manifiesto en Defensa de los Biocombustibles como forma de expresar su firme convicción de que es imprescindible que todos los gobiernos impulsen de forma integral la estrategia de transición energética para el desarrollo del sector, tanto para el transporte vehicular, aéreo, fluvial y marítimo.

El Manifiesto destaca la importancia de definir marcos regulatorios que aseguren el avance de las inversiones en biocombustibles y la investigación científica y tecnológica para que los países puedan cumplir con los compromisos adquiridos para la descarbonización en el Acuerdo de París, aprovechando las capacidades de sus cadenas agrícolas y ganaderas.

“América del Sur tiene recursos fundamentales para ser líder mundial en la producción de energía limpia y renovable, contribuyendo a reducir la dependencia de la energía fósil para mover la economía. Sin embargo, este atributo está lejos de ser explorado en su inmenso potencial para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de sectores cruciales como el transporte urbano, interurbano, fluvial, marítimo y aéreo”, destaca el Manifiesto.

Las asociaciones destacan la importancia de que los gobiernos, las empresas y la comunidad actúen urgentemente para impulsar la transición energética. “Necesitamos líderes y parlamentos comprometidos con esta nueva agenda y una hoja de ruta regional clara que pueda combinar de forma responsable las diferentes vías tecnológicas para la transición energética. El coste de la inacción será mucho mayor que la agenda de sostenibilidad más ambiciosa que podamos imaginar”.

La iniciativa representa un hito para que las entidades empiecen a actuar de forma alineada para construir un plan de acción que apoye a los sectores de la aviación, el transporte marítimo y el transporte pesado a superar los retos de la descarbonización.

Al final del documento, las entidades establecen sus principales objetivos:

  • Abogamos por la creación de marcos regulatorios estables y normas claras que proporcionen la seguridad jurídica necesaria para aumentar la inversión en el sector y, por tanto, la expansión de la capacidad productiva y la industrialización de las zonas rurales de las Américas.
  • Abogamos por unas hojas de ruta claras y una planificación energética a largo plazo que confirmen las opciones de los Estados y aumenten la confianza de los inversores.
  • Abogamos por la creación de un plan regional de transición energética en términos de financiación y de alineación política ante el cambio climático y los recursos de los que dispone la región para afrontarlo.
  • Abogamos por que los gobiernos de los países sudamericanos, junto con la sociedad civil, el sector empresarial y los socios internacionales, adopten medidas más audaces, acordes con la magnitud de las oportunidades y los retos a los que se enfrenta la región y el mundo.
  • Abogamos por que América Latina se convierta en una región con una matriz de combustibles totalmente limpia, renovable y sostenible para el año 2050 mediante compromisos firmes, graduales e inexorables.

Firmantes

Asociación Brasileña de Industrias de Aceites Vegetales (ABIOVE)

Asociación de Productores de Biocombustibles de Brasil (APROBIO)

Alcoholes del Uruguay (ALUR)

Cámara de Biocombustibles de Argentina (CARBIO)

Cámara de la Industria Aceitera Argentina (CIARA)

Cámara Bioetanol de Maíz

Cámara Paraguaya de Biocombustibles y Energías Renovables (BIOCAP)

Cámara Panamericana de Biocombustibles Avanzados (CAPBA)

Centro Azucarero Argentino (CAA)

Federación Nacional de Biocombustibles de Colombia (FedeBiocombustibles)

Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA)

Unión Nacional del Etanol de Maíz (UNEM)

Unión de la Industria de Cana de Azúcar y Bioenergía (Unica)

TESTIMONIOS

“Es imperativo encontrar una solución a la contaminación y al impacto medioambiental de los combustibles fósiles. América Latina tiene una gran solución que requiere políticas de Estado alineadas y claras”

Luis Zubizarreta

Presidente de la Cámara de Biocombustibles de Argentina (CARBIO)

“Los biocombustibles existen desde hace medio siglo y, a pesar de las numerosas ventajas económicas y medioambientales, la expansión de su uso sigue siendo demasiado lenta. La movilización de las entidades es una advertencia sobre la necesidad de romper las barreras y construir reglamentos que nos permitan acelerar el proceso. Estamos perdiendo tiempo”.

André Nassar

Presidente Ejecutivo de Abiove

“La unión de todas estas entidades muestra el sentido común y el reconocimiento de que es necesario movilizar acciones en la dirección de valorizar los activos locales para la producción de biocombustibles, mientras se desarrolla toda la cadena de valor involucrada, generando empleo y promoviendo la economía, mientras se materializa como una solución a corto plazo y de baja inversión para una transición efectiva de la matriz energética más limpia.”

Francisco Turra

Presidente del Consejo de Administración de APROBIO

“Esta declaración es un hito para la matriz energética mundial, en particular para América del Sur. Las cámaras han iniciado un profundo diálogo sobre el diseño de nuevos paradigmas en materia de energías renovables regionales. Estamos seguros de que esto significa el inicio de una revolución industrial sudamericana en materia de energías renovables y puede dar una marca regional a los biocombustibles. Argentina, Brasil, Colombia, Paraguay, Uruguay, pueden desarrollarse como centro comercial y logístico para la producción de energías limpias y renovables. Es el inicio de un camino de acciones conjuntas para fortalecer las industrias sudamericanas y proponer políticas públicas firmes en este ámbito. Unir fuerzas es la mejor manera de contribuir juntos a la reducción de los gases de efecto invernadero (GEI)”.

Erasmo Carlos Battistella

Director del Consejo de Administración de APROBIO

“Esta declaración es un hito para la matriz energética regional. Las cámaras han iniciado un profundo diálogo sobre el diseño de nuevos paradigmas en materia de energías renovables regionales. Estamos seguros de que esto significa el comienzo de una revolución industrial sudamericana en materia de energías renovables y puede dar una marca regional a los biocombustibles. Paraguay puede desarrollarse como centro comercial y logístico para la producción de energías limpias y renovables. Es el inicio de un camino de acciones conjuntas para fortalecer las industrias sudamericanas y proponer políticas públicas firmes en este ámbito. Unir fuerzas es la mejor manera de contribuir juntos a la reducción de los gases de efecto invernadero (GEI)”.

Massimiliano Corsi

Presidente de la Cámara Paraguaya de Biocombustibles (Biocap),

“Como industria, apoyamos el llamamiento a los gobiernos latinoamericanos para que apliquen políticas públicas que apoyen el desarrollo de los biocombustibles, incluidos los combustibles sostenibles para la aviación. Somos una región rica en recursos naturales y tenemos enormes oportunidades para liderar la producción y la distribución, cumpliendo los más altos estándares de sostenibilidad y aportando ingresos a las economías locales, a los pequeños productores y a las sociedades en general. Los biocombustibles desempeñan un papel fundamental, no sólo para los objetivos de descarbonización del transporte aéreo, sino también para cumplir los compromisos de los Estados en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático”.

Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA)

“Tenemos la oportunidad de consolidar a Sudamérica como el centro global de la bioenergía y la movilidad sostenible, ofreciendo al mundo parte de la solución para la descarbonización, con el etanol y otros biocombustibles. Para ello, es necesario consolidar políticas públicas que garanticen la previsibilidad y la seguridad jurídica de los inversores, reconociendo las externalidades ambientales y socioeconómicas positivas de los biocombustibles para la sociedad.”

Evandro Gussi

Presidente de la Asociación Brasileña de la Industria de la Caña de Azúcar y la Bioenergía (UNICA)

 

Fuente: aerolatinnews.com

Compartir: