Australia subsidiará a las aerolíneas para impulsar los vuelos domésticos y reactivar el turismo

340
0
Compartir:
El gobierno de Australia lanzó un paquete de ayuda económica para el sector aerocomercial y turístico por 1.200 millones de dólares australianos, aproximadamente un poco más de 900 millones de dólares estadounidenses, que serán destinados en parte a subsidiar alrededor de 800.000 pasajes hacia 13 mercados domésticos: Gold Coast, Cairns, Whitsundays y la región de Mackay (Proserpine y Hamilton Island), Sunshine Coast, Lasseter y Alice Springs, Launceston, Devonport y Burnie, Broome, Avalon, Merimbula y Kangaroo Island.

De esta manera las aerolíneas podrán ofrecer vuelos con 50% de descuento e impulsar la recuperación del mercado doméstico, para compensar, en parte el hecho de que la amplia mayoría de las operaciones internacionales se mantendrán cerradas por varios meses más, provocando serias pérdidas de ingresos para la industria.

«Nuestra industria del turismo no quiere depender del apoyo del gobierno para siempre. Quieren que los turistas regresen. Este paquete, combinado con nuestro despliegue de vacunación, que se está acelerando, es parte de nuestro plan nacional de recuperación económica y el puente que los ayudará a volver a la normalidad comercial», comentó Scott Morrison, Primer Ministro de Australia.

«Este apoyo es una fantástica noticia para la aviación y para las miles de pequeñas y grandes empresas, que dependen de la industria del turismo. Dado que el lanzamiento de la vacuna ahora brinda más certeza de que las fronteras estatales permanecerán abiertas, este es el momento perfecto para brindar estímulo y hacer que las personas viajen a destinos nacionales nuevamente, dado que en particular no habrá turistas internacionales durante otros siete meses», comentó al respecto Alan Joyce, CEO de Qantas.

Desde el principal grupo aéreo australiano detallaron que Qantas y Jetstar se encuentran en un nivel de operación doméstica cercano al 60% frente a los números pre pandemia, cifra que llegaría al 80% en el próximo trimestre.

El programa de restructuración de Qantas para afrontar la pandemia implica, entre otras medidas, la eliminación de alrededor de 8.500 puestos de trabajo, un tercio del total en planta.

Jayne Hrdlicka, CEO de Virgin Australia, agregó por su parte que  «esto no es solo una buena noticia para nosotros, es una buena noticia para todos los australianos. No se puede subestimar el impacto económico que tendrá. Este es un evento único en una generación que le dará a toda la cadena de suministro de la industria del turismo un impulso significativo, que necesita desesperadamente. Tenemos tantos destinos turísticos increíbles aquí en Australia, y este programa permite precios irresistibles que harán que los australianos exploren la multitud de lugares históricamente relevantes, interesantes y hermosos que tenemos la suerte de tener en nuestro patio trasero doméstico. Realmente nunca ha habido un mejor momento para volar».

La compañía se encuentra operando al 50% de la capacidad pre pandemia, esperando llegar al 70% para abril.

Sin embargo John Sharp, el CEO de REX, aerolínea especializada en vuelos regionales, lanzó fuertes críticas al programa alegando que «fue un paquete de ayuda para Qantas», según lo citó el medio de ese país news.com.au,  y que «el 70 por ciento del dinero es para financiar rutas dominadas por esa aerolínea».

«Creo que es un buen concepto, pero posee ciertas consecuencias no intencionales porque ignora el hecho de que hay algunos fantásticos destinos turísticos en el interior de Australia que no son alcanzados», agregó el directivo.

Al margen del subsidio para los pasajes aéreos, el paquete también incluye apoyo económico a los aeropuertos para cubrir costos relacionados con el control de seguridad y a las empresas de handling para que su personal realice las capacitaciones obligatorias y mantenga sus licencias, entre otros puntos.

Así también el gobierno australiano ha extendido hasta septiembre de 2021 otros programas de ayuda al sector aeronáutico como la reducción en un 50% de las tasas y el apoyo específico para sostener la estructura operacional internacional de Qantas y Virgin Australia para cuando se restablezcan los servicios (incluye salarios, capacitaciones, mantenimiento de aeronaves y costos asociados a la puesta en servicio de aeronaves almacenadas).

Fuente: aviacionline.com

Compartir: