Despidos en una empresa que provee seguridad a Aerolíneas: el Gobierno ajusta y deja en la calle a trabajadores con hijos con discapacidad

139
0
Compartir:

17/03/2024 ElDestapeWeb.com – Nota
Rodrigo Núñez

Los trabajadores de la empresa tercerizada GPS enfrentan 40 despidos sin causa. En el seno de la compañía insisten en que se trata de la apertura de puertas a la privatización. Milei no saca el pie de acelerador.

A pesar de que los balances son superavitarios, el presidente Javier Milei  parece obsesionado con privatizar la empresa Aerolíneas Argentinas. Mientras tanto, más de 40 empleados tercerizados de una empresa que provee seguridad a la aerolínea de bandera fueron despedidos y en reclamo por esta decisión diferentes sectores solidarios se reunirán en Aeroparque para protestar.

Entre los despedidos hay trabajadores con hijos con discapacidad, otros en tratamiento psiquiátrico y hasta una trabajadora con dengue en recuperación. Se quedaron en la calle y no reciben respuesta de la compañía o de la Secretaría de Trabajo.  Son empleados de la firma GPS, que se dedica a tareas de seguridad, como el control de cargas y equipaje y la asistencia de los pasajeros de Aerolíneas Argentinas en el Aeropuerto de Ezeiza y Aeroparque. La compañía emplea a cerca de 1.400 personas.

Despidos y puerta de privatización
Luciano Corradi es delegado de los trabajadores tercerizados a través de GPS y en diálogo con El Destape explicó que “los despidos forman parte de un plan conjunto que comenzó con los sectores más vulnerables”, pero que “ahora parece apuntar también a privatizar Aerolíneas Argentinas”. Y agregó: “Un día después de los despidos de los tercerizados, se lanzó un retiro voluntario para 8 mil trabajadores efectivos, con condiciones que consideramos completamente extorsivas e inaceptables”.

«En las cartas documento no se dan motivos, esto es sin causa. El foco lo hicieron en personas con problemas psiquiátricos, hijos con discapacidad «, subrayó el trabajador. Este lunes, se movilizarán nuevamente a las 6.30 sobre la avenida Costanera Rafael obligado, a la altura del Aeroparque Jorge Newbery.

Con respecto al accionar posterior a los despidos, Corradi contó que ya se realizó una reunión de solidaridad en Aeroparque en donde asistieron diversos sectores solidarios. Al ser consultado sobre cómo afecta la medida, explicó que “los delegados no están entre los despedidos”, pero lideran la lucha que “llevarán hasta el final”. Y dejó en claro: ”El objetivo es que todos los compañeros despedidos de GPS recuperen sus puestos de trabajo”.

En ese sentido, Corradi soslayó que piden que se revierta la medida tomada de reducción de horas en el ámbito de los tercerizados, que es el argumento que la compañía ofrece entre líneas para justificar los despidos. “Esto ha sucedido incontables veces a lo largo de los años, pero nunca los resultados fueron los despidos», aclaró Corradi.

“Creemos que hay una clara intención de atacar directamente a la tercerizada, reducir el personal y despedir trabajadores. De hecho, creemos que se trata de los primeros pasos para privatizar Aerolíneas” , enfatizó Corradi. Justamente, e l Gobierno difundió este jueves el borrador con el nuevo proyecto de ley ómnibus , el cual contempla nueve capítulos que incluyen la Ley de Emergencia, Blanqueo Laboral, Desregulación Económica, Fórmula Previsional, Empleo Público y Privatizaciones.

Sobre este último el proyecto  reduce el universo de empresas que pueden ser vendidas o concesionadas a privados a 12, lo que implica una reducción a 29 firmas que se contabilizaban en la iniciativa original que fue rechazada por el Congreso. En este nuevo texto, la lista es encabezada por Aerolíneas Argentinas.

Retiros voluntarios y aumento de la conflictividad
El desguace de las empresas estatales arrancó con formato de  “retiros voluntarios”. Desde la conducción de  Aerolíneas Argentinas, una de las empresas que tienen cartel de venta, informaron que se ofrecerá un plan de retiro a los 8.000 trabajadores en tierra de la empresa “en el marco del proceso de ajuste y austeridad por el que transita la compañía tras el cambio de Gobierno”.

De un día para el otro, los miles de empleados de la línea de bandera recibieron en sus correos electrónicos la “amable invitación” para dejar la empresa. «Largamos una notificación de la apertura del programa y nada más», enfatizaron desde la compañía que actualmente conduce  Fabián Lombardo. El objetivo de las autoridades es, para una primera etapa, sondear a los posibles interesados en aceptar el retiro voluntario, propuesta que estará vigente hasta el próximo 31 de marzo.

El universo de trabajadores al que está dirigida la medida es a quienes están en tierra, es decir, todo aquel que no es personal de vuelo (pilotos y tripulantes de cabina). El programa de pagos mensuales sería el equivalente al 50% de antigüedad en años al momento de la firma. Por ejemplo, si se posee 20 años de antigüedad, se abonará en 10 mensuales.

La aerolínea de bandera cuenta, según el último informe de dotación del INDEC, con unos 11.892 empleados. Es la cuarta compañía con mayor dotación de las empresas y sociedades del Estado o con participación societaria estatal, por detrás de Operadora Ferroviaria S.E. (23.743 empleados), el Banco Nación (17.632) y el Correo Argentino (16.775).

En el primer bimestre del año transportó más de dos millones de pasajeros, lo que constituyó una cifra récord para la compañía, informaron fuentes de la línea de bandera. En total, fueron 2.418.000 los pasajeros que viajaron durante los meses de enero y febrero,  lo que representa un incremento del 11% en comparación con el mismo periodo del año anterior . En enero, la aerolínea movilizó a 1.271.000 pasajeros, registrando un aumento del 12% con respecto a enero de 2023.

En febrero, esta cifra ascendió a 1.146.000 pasajeros, un aumento del 11% en comparación con febrero del año anterior. Además, la ocupación promedio durante los dos primeros meses de 2024 alcanzó el 84%, superando en más de un punto la performance de 2023.

Compartir: