Después de permanecer varios meses cerrado, este lunes reabrirá Aeroparque: los principales destinos y qué pasará con las low cost

71
0
Compartir:

12/03/2021 Infobae.com – Home

Terminaron las obras de modernización. En la primera etapa, solamente retornarán los tramos domésticos
12 de Marzo de 2021

Después de permanecer varios meses cerrado, este lunes reabrirá Aeroparque (AFP)
Luego de permanecer cerrado durante siete meses por obras de modernización, este lunes volverá a abrir el Aeroparque Jorge Newbery, que comenzará a operar nuevamente con vuelos de cabotaje.

En un principio, la terminal dejó de tener arribos internacionales cuando el Gobierno decidió cerrar las fronteras para evitar la propagación del COVID-19 y, aprovechando la menor cantidad de pasajeros, en agosto las autoridades comenzaron con las obras en la pista de aterrizaje y en la infraestructura edilicia, por lo que cerró totalmente.
En esta primera etapa, solamente retornarán los tramos domésticos, quedando para una segunda fase de reapertura, la actividad de los servicios regionales, a los que se sumará el destino de Lima, Perú.

Las diferentes compañías aéreas que operan en el país los vuelos de cabotaje ya se encuentran vendiendo sus boletos hacia y desde Aeroparque con fechas a partir del próximo martes, a pesar de que la estación aérea volverá a funcionar formalmente el lunes a las 19.10 con el arribo de un Embraer 190 de Aerolíneas Argentinas, procedente de Córdoba.
Esta reapertura permitirá, además, la operación regular, por primera vez en este lugar, de JetSmart y Flybondi, las compañías low cost que tenían su base en el aeropuerto de El Palomar y que por las restricciones derivadas de la pandemia, tuvieron que trasladarse a Ezeiza de manera provisoria.

De hecho, tras el arribo del vuelo de Aerolíneas Argentinas, también aterrizarán en esta terminal tres aviones de la primera de estas empresas, que se quedarán toda la noche allí. Posteriormente, hará lo propio uno de la segunda firma mencionada.

Por su parte, la aerolínea estatal volverá a conectar progresivamente sus 33 destinos domésticos desde Aeroparque, con más de 300 frecuencias semanales, destacándose los trayectos con Córdoba, Bariloche, Mendoza, Salta, Tucumán, Iguazú y Jujuy, que contarán con mayor cantidad de servicios.

Para una etapa posterior, la compañía de bandera prevé volver a operar alrededor de 35 frecuencias semanales a destinos regionales como Asunción, Florianópolis, Río de Janeiro, San Pablo, Lima, Santiago de Chile y Santa Cruz de la Sierra, aunque en todos los casos las programaciones pueden sufrir variantes por cuestiones operacionales.

Las compañías low cost tendrán una nueva opción para sus operaciones
JetSmart, en tanto, tiene previsto comenzar a operar desde esta estación aérea a sus destinos de Córdoba, Mendoza, Neuquén, Salta, Tucumán, Iguazú, Bariloche, El Calafate y Ushuaia con 59 frecuencias semanales en total, siendo los destinos de Córdoba y Mendoza los que tendrán mayor variedad de vuelos.

Por último, Flybondi también conectará, aunque aún no confirmaron desde cuándo, con sus 12 destinos nacionales: Córdoba, Mendoza, Bariloche, Santiago del Estero, Salta, Jujuy, Iguazú, Posadas, Trelew, Neuquén, Tucumán y Corrientes.

Las obras realizadas en la terminal metropolitana demandaron una inversión de 5.000 millones de pesos, que fueron financiados mediante un fideicomiso de Fortalecimiento del Sistema Nacional de Aeropuertos, administrado por el Ministerio de Transporte y ejecutado por el Orsna (Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos).
Consistieron en la modernización y alargue de la pista de despegue y aterrizaje, a la que se le sumaron 615 metros, a los 2.100 metros de largo que tenía originalmente, llegando a un total de 2.715 metros de largo.

Esto se complementa con el ensanche de la pista a 45 metros y la ejecución de márgenes pavimentados de 7,5 metros a cada lado, lo que la lleva a un ancho total de 60 metros. A eso se suma la ampliación de ambas cabeceras y la remodelación de las calles de rodaje.

También se instaló un nuevo sistema de balizamiento de alta intensidad que lleva al aeropuerto a la Categoría Operacional 3, y la incorporación de un nuevo sistema instrumental para el aterrizaje (ILS), que mejorará sustancialmente la seguridad de las operaciones y permitirán operar en condiciones de baja visibilidad. Más allá de la reapertura, las autoridades adelantaron que se continúa trabajando en la ampliación del sector de arribos y partidas internacionales.

En un principio, se preveía que estos trabajos de mejoramiento finalizaran durante febrero, pero se extendieron al menos un mes más de lo previsto. Antes del cierre, por la terminal porteña pasaron 920.000 pasajeros en enero del año pasado y 844.000 en febrero.

Compartir: