El avión más rápido del mundo: la carrera por los vuelos supersónicos gana velocidad

50
0
Compartir:

El furor por lograr un vuelo comercial supersónico vuelve a la agenda de las potencias globales; qué países ya tienen proyectos y qué tan viables son.

Allá por la década de los 60, las principales compañías aéreas del mundo empezaban a hablar sobre el desarrollo de la tecnología necesaria para alcanzar la velocidad supersónica en los vuelos comerciales. En ese momento, hasta era normal asumir que una década más tarde todos los vuelos de larga distancia se harían con aviones ultrarrápidos.

En la práctica, sin embargo, las cosas resultaron ser diferentes; y después de la tragedia del Concorde -accidente en el cual murieron los 109 pasajeros abordo, y cuatro personas en tierra-, la industria aerocomercial decidió ponerle una pausa al asunto.

Hoy, a 22 años del hito que hizo desconfiar a casi todo el mundo sobre la seguridad de esta avanzada aerodinámica, se vuelven a escuchar novedades sobre proyectos alrededor de los vuelos express. China y Estados Unidos son los voceros más populares en la carrera por ser los más rápidos, aunque pareciera que países con un perfil más bajo, como es el caso de Canadá, no se quedan atrás.

China: de Nueva York a Pekín en una hora

La empresa Beijing Lingkong Tianxing Technology -una empresa aeroespacial en la capital de China, también conocida como Space Transportation- mostró a principios del año prototipos de un avión impulsado por cohetes que podría superar los 7.344 km/h (o velocidad Mach 6), y volar de Pekín a Nueva York en menos de una hora.

De concretarse el proyecto hecho público por primera vez en 2021, se trataría de un avión tres veces más rápido que el Concorde, aunque el equipo de científicos a cargo ya se ocupó de destacar las principal diferencia con este: el despegue vertical, asistido por un cohete alado.

El avión prometedor de China triplicaría la velocidad del Concorde.

Junto con el equipo de investigadores del Instituto de Ingeniería de Sistemas de Naves Espaciales de China, Liu Rui, catedrático del Instituto de Tecnología de Pekín, trabajó en el desarrollo de la aeronave, inspirándose en la aerodinámica de los modelos usados en las misiones espaciales más recientes y considerando que los hallazgos aplicados en las naves espaciales también podían aplicarse a los aviones comerciales y de carga.

Es lógico, entonces, pensar que el plan del “Concorde chino” apunta a algo más que agilizar el transporte de los terrestres. Mientras que el primer vuelo de prueba está programado para 2025, y los primeros vuelos comerciales para 2030, ya se habló de una instancia futura del proyecto, en la que se llevarían a cabo viajes de diez pasajeros por vuelo, a las primeras estaciones del espacio construidas por China.

Estados Unidos: de Miami a Londres en cinco horas

Por otro lado, en el hemisferio occidental, American Airlines anunció su compra a Boom Supersonic -empresa estadounidense fundada en 2014- de 20 unidades del Overture, el nuevo avión que duplicaría la velocidad de los vuelos comerciales actuales, que alcanzaría una velocidad de 2.000 km/h (Mach 1.7). La aerolínea con sede en Texas es la segunda en hacer negocios con Boom, después de United Airlines, que anunció en 2021 la compra de 15 aviones.

American Airlines y United Airlines son las dos primeras clientas de Boom, una empresa emergente que fabrica aviones.Boom supersonic

El diseño final del Overture se reveló hace unas semanas en el salón Aeronáutico de Farnborough, en el Reino Unido, y tendrá una capacidad para trasladar entre 65 y 80 pasajeros. Una de las principales promesas que engloba el Overture es que, a diferencia del Concorde -que consumía alrededor de 25.000 litros de combustible por hora- usaría combustibles sostenibles (SAF), y contaría con un sistema automático de reducción de ruidos para cumplir con los estándares de contaminación acústica. En otras palabras: sería el primer avión supersónico comercial y ecofriendly.

En materia de precios, mientras que un pasaje del Concorde podía costar entre U$S8000 y U$S12.000, y sus clientes eran personas que podían darse el lujo de costear un viaje VIP, desde American Airlines y Boom Supersonic hacen énfasis en que el objetivo del Overture es que el precio no salga más que un 25% que la clase business en un vuelo normal.

Aunque desde Boom y AA aseguran que el objetivo de los nuevos vuelos supersónicos es hacerlo rentable para los pasajeros, acceder a un vuelo ultrarrápido seguirá siendo un lujo.

“Hay millones de pasajeros cada año que vuelan en clase business en rutas en las que Overture dará una gran aceleración, y ahora las aerolíneas podrán hacerlo de forma rentable”, dijo al respecto Blake Scholl, Fundador y CEO de Boom.

En cuanto a fechas, la aeronave empezaría a producirse en 2024, con un lanzamiento programado para 2025; y se espera que transporte a los primeros pasajeros en 2029. Entre las rutas que podrían hacerse con el Overture están la de Miami-Londres, en cinco horas; y la de Los Ángeles-Honolulu en tres horas.

Canadá: el ejecutivo más rápido de Bombardier

Sin tanta prensa como sus dos “rivales” en la carrera aérea por lo supersónico, Bombardier, empresa aeronáutica canadiense, presentó, en el marco de la EBACE 2022 de Ginebra, al Global 8000, su nueva nave de negocios -todavía en fase de desarrollo-, que alcanzaría una velocidad máxima de 1.150 km/h (Mach 0.94).

Según aseguran los empresarios canadienses, el Global 8000 estará disponible en 2025, y sería el avión ejecutivo con más alcance del mundo.Bombardier

Desde la empresa aseguran que las pruebas del sucesor del Global 7500 ya comenzaron, y que los vuelos entrarían en servicio en 2025. El avión cuenta con una capacidad de hasta 19 pasajeros. “El Global 8000 aprovecha los atributos del Global 7500, y trae a nuestros clientes un avión insignia de una nueva era”, dijo Éric Martel, presidente y CEO de Bombardier, en un comunicado oficial.

¿Cuáles son los vuelos comerciales más rápidos que ya funcionan?

Según informan las aerolíneas, actualmente los aviones comerciales más rápidos son el A33Neo, de Airbus, con una velocidad máxima de 1.061 km/h; y el B788, de Boeing, que alcanza los 1.051 km/h; siempre hablando de velocidades que pueden alcanzarse sólo en condiciones de vuelo ideales.

Dudas: ¿va a ser seguro viajar en un vuelo supersónico?

Los proyectos de China, Estados Unidos y Canadá tienen todavía un largo camino para demostrar que sus aeronaves puedan cumplir con los requisitos operativos de rendimiento y seguridad que la industria pide. Los aviones mencionados se encuentran aún en fases de diseño preliminares, y las fechas que prometen los acuerdos entre aerolíneas y fabricantes están sujetas a cambios y atrasos.

En el caso concreto de Boom, la empresa aún no tiene asegurado un fabricante de motores para avanzar con el ensamblaje de sus aeronaves. Por otro lado, a los científicos chinos todavía les queda resolver el tema de la turbulencia y el calor extremo, producto del aumento de la temperatura y de la presión una vez alcanzada la velocidad Mach 6.

Fuente: lanacion.com.ar – Por Sol Valls

Compartir: