El Gobierno busca un amplio consenso para la reforma laboral que incluya a los sindicatos

71
0
Compartir:

19/04/2024 El Cronista Comercial – Nota – Economía & Política – Pag. 6

RECHAZO A LOS PROYECTOS DEL PRO Y LA UCR
Martin Dinatale

Francos afirmó que se muestra dispuesto a incluir en el proyecto la mirada gremial aunque alertó que ello «no puede implicar un efecto político» para frenar el paro convocado para el 9 de mayo. Nicolás Posse, Julio Cordero y Guillermo Francos mantuvieron una reunión con dirigentes de la CGT.

El ministro del Interior, Guillermo Francos expresó ayer que el Gobierno está dispuesto a incluir en el proyecto de Ley Bases «una reforma laboral que sea consensuada con todos los sectores» pero alertó que ello «no puede implicar un efecto político» para evitar que los gremios frenen el paro nacional convocado para el 9 de mayo.

Francos acaba de culminar varias semanas intensas de negociaciones con los gobernadores y legisladores de la oposición para avanzar con el debate en la Cámara de Diputados.

«Creemos que están dadas todas las condiciones para que haya un consenso amplio y mayoritario en el Congreso para aprobar cuanto antes el paquete fiscal primero y la ley Base después», dijo el ministro del Interior en diálogo con El Cronista.

«Hay pequeñas cosas menores de redacción y forma que habría que ajustar o corregir.
Pero en líneas generales creemos que hay un amplio consenso.
En esta línea de análisis Francos dijo que «la intención del Gobierno es acordar con todos los sectores» la reforma laboral. Hasta ahora, en el diálogo que el Gobierno mantuvo con los bloques dialoguistas de la Cámara de Diputados como el PRO, la UCR y Hacemos Coalición Federal (HCF) se expuso la idea de acompañar una eventual inserción de las normativas laborales dentro del megaproyecto.

En los proyectos que la oposición le acercó a Francos y que en gran medida se ajustan a lo que planteaba el DNU se incluye una reducción de la carga fiscal sobre el empleo. Para la Casa Rosada esta idea puede ser un mecanismo traccionador para generar empleo y por lo tanto podría servir para empujar la reforma laboral con apoyo de la oposición y un sector de los gremios.

DISCORDIA
Además, el proyecto original de la UCR plantea actualizar la deducción aplicable a la base imponible de las contribuciones patronales, vinculándola al Salario Mínimo, Vital y Móvil yhasta cinco empleados. Y un capítulo que busca reducir «enormemente» la litigiosidad. En otro item se prevé extender de tres a seis meses el período de prueba frente al DNU de Milei que lo llevaba a ocho.

En el Gobierno avalan además la idea de incluir mecanismos sustitutivos de indemnización.
Al igual que el DNU 70, propone establecer un fondo de cese laboral a cargo del empleador, que implica un aporte de hasta 8% de la remuneración.

Es decir, un modelo similar al de la Uocra.
La novedad es que el proyecto de la UCR incluye la posibilidad de un sistema de capitalización o seguro para solventar la indemnización. Según estudios a los que consultaron los radicales, la prima sería del 3%, más baja que el fondo de cese laboral.

El eje de debate y fricción con los gremios sin dudas será aquel punto que elimina las contribuciones obligatorias de los convenios colectivos, que se conocen bajo el nombre de «contribuciones de solidaridad».

Pero que, como señalan en la UCR, no es solidario sino más bien compulsivo.
Otro de los ejes de la discordia con la CGT es que la reforma apunta a declarar a la educación como servicio estratégico esencial para equilibrar entre el derecho a la educación y a la huelga.

Compartir: