En medio de la pelea con las prepagas, el Gobierno recortó 35% el gasto en Salud

64
0
Compartir:

19/04/2024 El Cronista Comercial – Nota – Valor Agregado – Pag. 4

EN BUSCA DEL DÉFICIT CERO
Matías Bonelli

Esa reducción es la que se registró durante el primer trimestre del año. En el caso de algunos hospitales nacionales en particular la reducción superó el 22%. Qué ocurrió en otras áreas. Sube el costo de la medicina privada y cae el aporte del Estado al sectorE.

El Gobierno puso sobre la mesa la discusión por el costo y la cobertura de la salud y lo hizo apenas meses después de instalar a la medicina prepaga como punta de lanza de lo que sería el liberalismo de precios.

Apenas días después de asumir, el presidente Javier Milei afirmó que las cuotas de las prepagas se moverían sin intervención oficial, y apenas cuatro meses después salió a regularlas y está al borde de llevarlas a la Justicia.

En el medio, el plan de déficit cero de La Libertad Avanza tomó un ritmo vertiginoso, y justamente la salud pública no fue uno de los sectores que justamente logró salir ileso de estos movimientos.

Si se mide la ejecución presupuestaria del primer trimestre, el ítem Salud representó apenas el 3,8% del total, con una baja de nada menos que del 34,97% respecto del mismo período del año pasado, con un total de $ 572.999 millones.

En esa misma línea, el devengado al Ministerio de Salud alcanzó los $ 291.178 millones, una baja de 12,5% interanual en el período enero-marzo. Así surge de un informe de la consultora CEPA, que mide los movimientos que se dieron en todas las áreas del Estado.

Si se toma todo lo relacionado con el mundo de la salud estatal en general, también hay otros ítems donde la baja es muy marcada. Este es el caso, por ejemplo de la Superintendencia de Servicios de Salud, donde se verificó una reducción de nada menos que del 48,5%.

Aunque con un achique menor, la Agencia Nacional de Discapacidad también muestra una caída en su ejecución, en este caso de casi el 24%.
Lo que se observa en los Hospitales Nacionales también son signos negativos, ya que allí las reducciones van del 12% al 24%. Y a esto hay que sumar los recortes el Instituto Malbrán y la ANMAT (15,5%)?encargada de regular los medicamentos.

Solo se vieron mejoras en un organismo clave como es el Incucai ?que rige las donaciones y trasplantes de órganos en la Argentina-, que incrementó su ejecución un 17,9%.

Si se analiza la ejecución de algunos hospitales públicos en particular también hay números rojos. Los ejemplos más notorios son los del Hospital Nacional Posadas (reducción de 24,2%), seguido por el Hospital Ramón Carrillo (22,3%).

En el caso del Instituto Dr.
Carlos Malbrán, por ejemplo se observa la caída más pronunciada en el primer trimestre del año, con un 15,7% en la ejecución presupuestaria.

También cerró el primer trimestre con signo negativo el Hospital Nacional Dr. Baldomero Sommer, en este caso con una reducción de 12%.
Todo esto, según entienden las empresas de medicina prepaga, no hace más que golpear también al sector privado de la salud, ya que la desfinanciación del sector público genera un traslado -en el caso de que los bolsillos lo permitan- de clientes hacia las empresas, lo genera sin dudas una suba de la cartera, pero también de la utilización de los servicios, algo que sin un «costo acorde a la realidad» de las cuotas termina por ser deficitario.

QUÉ OCURRE EN OTRAS ÁREAS
Esta política de recortes tiene también repercusión en otras áreas del Estado, siempre según el trabajo de CEPA.
En cuanto a la propia estructura del Gobierno, el Ministerio de Infraestructura es el que recibió el golpe más duro entre enero y marzo, lo que explica muy buena parte del desencuentro fuerte que tiene con los gobernadores, que reclaman fondos para poder encarar obras. De acuerdo con el informe, la baja en este caso fue del 60,3%, con un total de $ 24.453 millones.

En el segundo escalón aparece la Secretaría de Trabajo (que depende del Ministerio de Capital Humano), que mostró en el primer trimestre una caída del 55,6% en lo devengado, un total de $ 406.489 millones.

El tercer lugar del podio de los que más sufrieron el recorte quedó para la Secretaría de Educación, que sumó en el primer trimestre $ 664.851 millones, un retroceso de 51,1%.

El Gobierno había puesto a las prepagas como punta de lanza de lo que sería la no intervención del Estado. El devengado al Ministerio de Salud alcanzó los $ 291.178 millones, una baja de 12,5% interanual. El dinero para el Hospital Posadas cayó 24,2%, seguido por el Hospital Ramón Carrillo (22,3%)

Compartir: