El Gobierno derogó el decreto que le permitía a una aerolínea brasileña volar a las Islas Malvinas

189
0
Compartir:

07/03/2023 diariolarepublica.ar – Nota

La normativa, publicada en el Boletín Oficial, explicó que la prioridad del Ejecutivo es la reanudación de los vuelos regulares directos desde el territorio continental argentino.

El Gobierno derogó este martes el decreto que le permitía a la empresa brasileña TAM Líneas Aéreas volar hacia las Islas Malvinas, a través de una conexión directa desde y hacia San Pablo, y otra con escalas en Córdoba.

Según explicó el Ejecutivo Nacional en los considerandos del Decreto 112/2023, publicado en el Boletín Oficial con las firmas de Alberto Fernández, el canciller, Santiago Cafiero, y el ministro de Transporte, Diego Giuliano, “la prioridad del Poder Ejecutivo Nacional en lo relativo a la política nacional de conexión aérea” con las islas “es la reanudación de los vuelos regulares directos desde el territorio continental argentino ”.

“En razón de ello se ha decidido dejar sin efecto la autorización concedida por el Decreto N° 602/19 ; ello teniendo, asimismo, en especial consideración que en oportunidad de acordarse lo referidos servicios aéreos, también se acordó que los mismos serían mantenidos bajo revisión”, agregó la nueva normativa.

La ruta Brasil-Malvinas demoró años en concretarse . Surgió como plan en un comunicado argentino británico de 2018 y operó muy poco. Es que comenzó a funcionar el 20 de noviembre de 2019 y ya en marzo de 2020 se suspendió con las restricciones de vuelos en el contexto de las cuarentenas y cierres de aeropuertos a nivel internacional con la pandemia del coronavirus.

Entonces fue el gobierno isleño el que interrumpió esa ruta y también dejó sin efecto la histórica conexión que operaba en un esquema similar al de Córdoba, pero desde 1999: es decir, los vuelos de LATAM desde Punta Arenas a Mount Pleasant, todos los sábados y con una escala mensual de ida una vez al mes en Río Gallegos y otra de regreso el sábado siguiente.

Los isleños estuvieron sin conexión aérea por más de dos años, por una decisión propia y en una situación que, siendo 3.000 habitantes, se les hizo insostenible.

Querían habilitar los dos vuelos, y sobre todo el de Córdoba, arma que el gobierno argentino utilizó para presionarlos desde un principio para lograr lo que siempre reclamaron: que los isleños acepten que Aerolíneas Argentinas vuele a Malvinas e hiciera escala en Buenos Aires.
En julio pasado, los kelpers, que solo contaban con un vuelo semanal al Reino Unido manejado por la Royal Air Force. restablecieron el vuelo desde Santiago de Chile, pero no pudieron tener éxito con la ruta San Pablo-Mount Pleasant.

Los kelpers cruzaron al Gobierno
El gobierno de las Islas Malvinas lanzó a fines de enero un duro comunicado contra la administración de Alberto Fernández, a la que acusan de obstaculizar el restablecimiento de un vuelo que conecte al archipiélago del Atlántico Sur con Brasil.

Los kelpers sostuvieron que desde el Ejecutivo se encargaron de “cancelar o postergar” reuniones sobre el asunto y adelantaron que buscarán alternativas que no impliquen “sobrevuelos de Argentina”.

“El Gobierno de las Islas Falkland condena fuertemente la decisión de la Argentina de rechazar el permiso para una conexión aérea”, se tituló el duro comunicado que difundió la administración isleña, que se mostró “entristecida y decepcionada” por el rechazo argentino a un sobrevuelo de aviones entre Brasil y las Malvinas.

Explicaron que la intención de iniciar negociaciones por la ruta comercial Brasil-Malvinas es firme desde comienzos de 2022 y que cualquier gestión requiere la participación de los kelpers, representantes británicos y representantes argentinos. Sin embargo, desde entonces el Gobierno argentino “canceló o postergó” su presencia en esos encuentros.

Compartir: