Emergencia alimentaria y aval para Aerolíneas, también en el decreto

441
0
Compartir:

30/09/2019 El Cronista Comercial – Nota – Valor Agregado – Pag. 4

El decreto de necesidad y urgencia, además de especificar el comportamiento del endeudamiento intra-sector público hasta el 30 de abril próximo, comprende también otros tres aspectos: incrementar los créditos presupuestarios para incorporar el impacto de la prórroga de la emergencia alimentaria, la inclusión de municipios en el programa de Letras. También incluye la posibilidad de Aerolíneas Argentinas de tomar deuda en el sector privado por hasta u$s 100 millones.
En los considerandos del DNU, se explícita que, como “consecuencia de la inestabilidad financiera y cambiaría” el Ejecutivo y el BCRA pusieron en práctica medidas y que, dentro de esa estrategia, “se advierte que una de las necesidades más urgentes es la de asegurar el mantenimiento del financia- miento fiscal a corto plazo”.
Por eso, “resulta apropiado maximizar la posibilidad de recurrir al financiamiento a corto plazo, a través de los excedentes transitorios de liquidez de todas las Jurisdicciones y Entidades del Estado Nacional, incluidos los fondos fiduciarios y patrimonios de afectación específica administrados por entidades del Sector Público Nacional”.
La norma detalla que quedan exceptuados en la obligación de financiar al sector público los bancos públicos, el Poder Legislativo y el Judicial.
Sólo con la ANSeS, para lo que resta del año quedan vencimientos por unos u$s 2000 millones (según estimaciones de la consultora LCG), que se prevé quedarán en el Tesoro, DNU mediante. Además de los recursos del FGS, otros fondos que también deberán renovar serán el FFS1T (Fondo Fiduciario del Sistema de Infraestructura del Transporte), FODER (Fondo para el Desarrollo de Energías Renovables) y el Fondo Fiduciario del Servicio Universal de Comunicaciones, entre otros.
Desde el entorno del ministro Hernán Lacunza justificaron la norma cuando dijeron que “es difícil coordinar el sector público. En 2017 los rastrillábamos para que no compren Lebacs y a los dos meses se volvían a acumular”.
Además, sostuvieron que es principalmente para ordenar el refinanciamiento de los vencimientos, y resaltaron que “no es muy relevante en financiamiento nuevo”, aunque no lo descartaron.
“Lo más práctico es una norma para no tener que estar persiguiendo. En ausencia de mercado es clave que no se descoordinen y compliquen al Tesoro. Cuando hay mercado, desalineamientos en el margen no importan tanto”, agregaron.

“No es muy relevante en financiamiento nuevo”, aunque no lo descartaron desde el Ministerio de Hacienda

Compartir: