Empieza la desregulación del mercado

71
0
Compartir:

10/07/2024 La Nación – Nota – Economía – Pag. 16
Diego Cabot

cambios. El Presidente firmó tres decretos; se termina el monopolio de Intercargo, la empresa estatal que presta servicios en tierra. En medio de los viajes y festejos patrios, el presidente Javier Milei se hizo tiempo para firmar tres decretos con los que empezará la desregulación del mercado aerocomercial.

El corazón de la iniciativa pasa por quitar barreras de ingreso a las nuevas empresas que quieran operar en la Argentina. Y aquí la novedad: no solo se aplicará a las líneas aéreas sino también a las compañías que hacen soporte en tierra. Es decir, terminará el monopolio de Intercargo, la empresa pública que realiza todos los servicios para las compañías aéreas, locales e internacionales.

Como se dijo, son tres normas las que se publicarán. La primera avanza sobre la apertura del mercado y básicamente rescata algunas de las regulaciones que ya habían sido parte del decreto 70, aquella primera norma que quedó cuestionada en la Justicia y que la Corte Suprema jamás trató.

Desde entonces, los reguladores del área trabajaron en la implementación. Pero claro, la posibilidad de que el decreto pueda ser derrumbado y tachado de inconstitucional entregaba una cierta debilidad al andamiaje jurídico. Entonces, optaron por un decreto específico que entregue mayor certeza, ahora que el Presidente tiene facultades amplias, delegadas por el Congreso en la Ley Bases.

El primero de los decretos, por caso, borrará de los requisitos para operar en el país la solicitud de audiencias. Es decir, ya no habrá ese permiso necesario, aunque discrecional, que entregaba el Estado. De hecho, la última se celebró durante el gobierno de Mauricio Macri, que fue el que entregó las licencias con las que vuelan Jetsmart y Flybondi.

«Habrá que esperar que se reglamente el decreto para establecer cuál va a ser el procedimiento y el grado de apertura que tendrá el mercado, pero será un proceso mucho más rápido», dijo una fuente oficial que participó en la redacción de la batería de reformas. Sin audiencias, las rutas se solicitarán por un sistema digital y mucho más ágil.

Esta decisión estaba descontada entre las empresas, pero la novedad pasa por otras desregulaciones que también estarán en la norma. La más importante, sin dudas, es la apertura necesaria como para que otros jugadores compitan con Intercargo, encargada de todo lo que tiene que ver con servicios de rampa, asistencia y equipaje para todas las líneas aéreas que operan en el país, con excepción de Aerolíneas Argentinas y American Airlines, que operan su propia prestación.

Los gremios del sector tienen capacidad de fuego como para realizar medidas de fuerza que paralicen la operación. Habrá que estar atentos a los movimientos gremiales cuando avance la liberalización.

De acuerdo con la regulación vigente hasta que salga el decreto, las aerolíneas tienen la obligación de contratar a Intercargo salvo que se presten ellas mismas el servicio. American siempre tuvo su personal de tierra ya que opera un puñado de aeropuertos. Y la línea aérea de bandera tiene para ese trabajo a Aero- handling, una sociedad del grupo que les da servicios a sus aviones.

Ahora podrían entrar otros jugadores, o incluso Aerohandling tendría la posibilidad de ofrecer sus servicios a otras compañías y fortalecer esta línea de negocios. Lo cierto es que semejante golpe a un monopolio podría generar conflictividad.

El segundo de los tres decretos tiene que ver con la reglamentación del artículo 110 del Código Aeronáutico, y con la delimitación de las funciones de los varios entes públicos que intervienen en la operación. El tercero, finalmente, apunta a igualar los derechos de todas las empresas en horarios pico, especialmente, en Aeroparque. Básicamente, se terminarán algunos privilegios que tiene la línea aérea estatal.*

Compartir: