En un mes, acciones de aerolíneas se recuperan hasta 99%

406
0
Compartir:

15/06/2020 Ambito Financiero – Nota – Panorama Financiero – Pag. 27

TRAS ANUNCIOS DE APERTURA DE FRONTERAS

De todas formas, la escalada de los últimos días todavía no alcanza para borrar las pérdidas sufridas desde que se desató la pandemia.
El coronavirus supuso un golpe durísimo para las aerolíneas en todo el mundo. Tal es así que la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) previó días atrás que la industria tendría pérdidas récord este año por u$s84.000 millones. Las acciones de las empresas, lógicamente, no pudieron escapar a esa realidad y sufrieron, a partir de mediados de febrero, un abrupto desplome. Sin embargo, a medida que las fronteras comienzan a abrirse, los papeles experimentaron una recuperación que los llevó a ganar, en algunos casos, casi un 100% en el último mes.

Las principales aerolíneas de Estados Unidos volaron en las últimas semanas en Wall Street. Quien más se recuperó fue United Airlines, que ganó desde el 15 de mayo pasado un 99,1 por ciento en su valor bursátil. El viernes, sus acciones cerraron a u$s39,66, muy por debajo todavía de los casi u$s90 de mediados de febrero. Similar es el caso de American Airlines, cuyos papeles treparon un 85% en el último mes, para cotizar a u$s16,74: en febrero, valían u$s30,4. Algo más contenido fue el repunte de Delta, cuyas acciones subieron un 58,5%, a u$s30,43.

En febrero, el valor superaba los u$s57. En Europa, en tanto, la situación es similar. Los papeles de IAG (conglomerado que incluye, entre otras aerolíneas, a Iberia y British Airways), treparon en el último mes un 62,5%. Pero siguen muy por debajo de los niveles prepandemia. También es el caso de la alemana Lufthansa, que ganó en el Dax casi un 40% desde el 15 de mayo. La aerolínea fue noticia días atrás, de hecho, porque trascendió que llevaría adelante un recorte de 22.000 empleados en todo el mundo (el 16% de su nómina total). Fue luego de que aceptara 9.800 millones de euros del Estado para evitar la quiebra. El caso de Lufthansa es sólo un ejemplo de la crisis que atraviesa el sector. A medida que la recuperación de los viajes aéreos se acelera en varias partes del mundo, las aerolíneas calculan el costo de las semanas de paralización, un aumento de la deuda y una menor perspectiva de demanda futura.

“Financieramente, 2020 será el peor año en la historia de la aviación”, dijo el director general de IATA, Alexandre de Juniac. La entidad estimó un perjuicio adicional de u$s15.800 millones para la industria en 2021, para sumar unos u$s100.000 millones en pérdidas atribuibles a la pandemia, ya que la recuperación del tráfico sigue muy por debajo de los niveles previos a la crisis, y las aerolíneas están reduciendo las tarifas para recuperar clientes.

Compartir: