Estupor en Lufthansa: no puede comprar Alitalia

28
0
Compartir:

LA UE LE PROHIBIÓ COMPRAR MÁS DEL 10 % DE OTRAS AEROLÍNEAS

Italia es un territorio en cambio constante. Baste decir que hace cuatro años que Alitalia, su compañía aérea de bandera, está en la quiebra y que desde entonces los planes han cambiado en incontables ocasiones. Casi tantas como cambia el gobierno. Ahora, con la llegada de Mario Draghi, parece que ya nadie quiere saber nada de nacionalizarla y se dejó caer la idea de que se la quedara Lufthansa que, en su momento, mostró algún interés. Pero entre entonces y hoy ha pasado una eternidad, porque en medio se ha producido el terremoto del Covid que ha sido especialmente duro con compañías grandes como Lufthansa.

Ayer, en la sede de la compañía se respondía con estupor al mensaje recibido de Italia. Lufthansa ahora está luchando por su propia supervivencia como para pensar en asumir una aerolínea como Alitalia. He hecho, incluso jurídicamente la alemana no puede comprar más del diez por ciento de ninguna otra aerolínea porque, no lo olvidemos, el gobierno le ha dado dinero con condiciones que se suman a las que le impuso la Unión Europea.

Lufthansa no podría quedarse con más del diez por ciento de ninguna otra aerolínea en el mundo mientras no devuelva al menos el 75 por ciento de la recapitalización que le ha dado el gobierno. Como es fácil de comprender, sin fecha para el regreso a la normalidad, es imposible a día de hoy pensar en que Lufthansa pueda generar la liquidez suficiente para programar una devolución de capital que le permite soñar con Alitalia.

Aunque tampoco nadie lo dice, Lufthansa en su momento puso algunas condiciones muy duras respecto de la plantilla: quería Alitalia pero saneada, o sea con la plantilla justa para ponerse a volar. Ningún inversor quiere meterse en conflictos con los sindicatos italianos y embarrancarse en un lío interminable. Ryanair, cuya fama con los trabajadores es bastante peor que la de Lufthansa, en su momento dijo que se quedaría con Alitalia si antes esta despedía al personal sobrante, que es la mayoría.

Ahora, pues, Italia deberá pensar qué hacer con Alitalia, porque el ‘novio’ extranjero no está disponible.

Fuente: preferente.com
Compartir: