Europa se prepara para una ola de despidos

148
0
Compartir:

31/08/2020 Clarin.com – Nota – Economía

Liz Alderman

Las protecciones laborales ofrecidas por los gobiernos al comienzo de la pandemia empezarán a relajarse.

Empleados de Airbus protestan por recortes. El fabricante de aviones europeo dijo que eliminaría empleos.
PARIS — En BP, 10 mil empleos. En Lufthansa, 22 mil. En Renault, 14. 600.
Cuando los países europeos ordenaron a los negocios que cerraran y que los empleados se quedaran en casa al tiempo que se propagaba el coronavirus, los gobiernos tomaron pasos radicales para proteger a los trabajadores del desempleo masivo, ofreciendo miles de millones de euros a negocios para mantener a la gente trabajando.

De todas formas, se avecinan los despidos.
Un tsunami de recortes laborales está a punto de golpear a Europa, al tiempo que compañías se preparan para llevar a cabo extensos planes de reducción de personal para contrarrestar el colapso en la actividad.

Las estrategias de permisos de ausencia apoyadas por los gobiernos, que han ayudado a mantener a alrededor de una tercera parte de la fuerza laboral de Europa económicamente segura, tienen contemplado relajarse en los próximos meses .
Hasta 59 millones de empleos están en peligro de una reducción de horas o salario, suspensiones o despidos permanentes, sobre todo en industrias como transporte y ventas minoristas, arrojó un estudio realizado por McKinsey & Company.

Los gobiernos advierten que millones de personas pronto perderán su sueldo, y el Banco Central Europeo indicó recientemente que era probable que el desempleo aumente y se mantenga elevado aún cuando ocurriera una recuperación de la pandemia.

“Europa ha tenido éxito en amortiguar los efectos iniciales de la crisis”, señaló John Hurley, un gerente en Eurofound, el brazo de investigación de la Unión Europea. “Pero lo más probable es que el desempleo termine siendo un problema, especialmente cuando se comiencen a relajar los programas generosos de permisos de ausencia”.

Comparado con Estados Unidos, que perdió más de 20 millones de empleos tan sólo en abril , los programas de licencia en la Unión Europea han evitado que el desempleo se dispare. Alemania, Francia, Dinamarca y Gran Bretaña figuran entre los países que han aplicado los llamados planes de trabajo corto, efectivamente nacionalizando los sueldos de unos 60 millones de empleados del sector privado.

Los colosos corporativos y compañías minoristas que han estado operando muy por debajo de su capacidad desde el inicio de la crisis ahora optarán por recortar decenas de miles de empleos en el otoño y durante el siguiente año.
Airbus, BP, Renault, Lufthansa, Air France, la cadena de tiendas departamentales Debenhams, el Banco de Irlanda, el minorista W.H. Smith e incluso McLaren Group, que incluye a la escudería de Fórmula Uno, junto con un sinfín de negocios más pequeños, se cuentan entre los que planean recortes.

Los despidos aumentan incluso al tiempo que Europa ha dado señales de recuperación en medio de una contracción histórica en las tasas de crecimiento. En Alemania, la confianza de los negocios y los consumidores va al alza , mientras que la actividad de manufactura por toda la eurozona reanudaba su crecimiento en julio.

Sin embargo, la pandemia, y nuevos brotes en Alemania, Francia y otros países, han generado mayor incertidumbre.
“Los ejecutivos se están dando cuenta de que el daño va a perdurar durante mucho más tiempo de lo que puedes sobrevivir con programas de apoyo gubernamental, así que están reestructurando ahorita”, explicó Sebastian Stern, socio titular en McKinsey, en Alemania.

Ansiosos por evitar zozobra, los gobiernos están tratando de suavizar el golpe de los despidos inminentes —o al menos postergarlos hasta que puedan echar mano de un nuevo programa crediticio de 100 mil millones de euros de la Comisión Europea el año entrante, diseñado para respaldar los planes nacionales de apoyo al salario.

No obstante, una crisis continua parece ser inevitable .
“Va a haber un colapso y va a ser muy desagradable”, afirmó Hurley.

Compartir: