IATA reacciona después de 145 quiebras aéreas en tres años

40
0
Compartir:

ANALIZA QUÉ HACER CON LOS REEMBOLSOS

El potente lobby aéreo está manteniendo encuentros con sus aerolíneas para intentar minimizar el impacto de los ceses de operaciones. Las agencias llevan décadas solicitando la constitución de un fondo para resarcir a los pasajeros afectados por quiebras aéreas

Actualizado 3 agosto, 2022 || Por Miguel Praga – Preferente.com

La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) aborda, por fin, la desprotección de pasajeros y agencias de viajes en caso de quiebra de una compañía aérea (Air Europa: Aena pide evitar casos como el de Spanair, Monarch y Air Madrid).

Según la información a la que ha tenido acceso Preferente, el potente lobby aéreo, que hasta ahora había obviado la problemática pese a las continuas quejas de las asociaciones de agencias, ha creado un grupo de trabajo para analizar esta cuestión.

Miembros de IATA están manteniendo reuniones con compañías aéreas con el propósito de mejorar el marco de gestión del riesgo tanto de clientes finales como de agencias de viajes. No obstante, las conversaciones se encuentran aún en una fase inicial y está por ver si llegan a buen puerto.

“En IATA a nivel global se ha empezado a hablar de este tema, porque al final, cuando una aerolínea quiebra, además de perjudicar a los pasajeros y a las agencias, también va en contra de los intereses del resto de compañías que forman parte del lobby”, explica un experto consultado por Preferente.

La media es de una quiebra a la semana

Como ha publicado este periódico, el refuerzo de la protección de los usuarios ante posibles quiebras aéreas es una reivindicación histórica del sector de agencias de viajes. Las organizaciones empresariales llevan décadas solicitando que se adopten medidas que eviten situaciones como las vividas con Air Madrid y Spanair, que dejaron en tierra y sin su dinero a decenas de miles de pasajeros.

Una de sus propuestas fue crear un fondo, con una pequeña aportación por cada billete vendido, cuya cantidad iría destinada a resarcir a los viajeros afectados por la insolvencia de cualquier compañía miembro. Esta propuesta fue rápidamente desechada por las aerolíneas de IATA, reacias a incrementar el coste del pasaje.

En los tres últimos años completos, de 2019 a 2021, han cesado operaciones de forma definitiva un total de 145 líneas aéreas en todo el mundo. Estas cifras podrían haber sido mucho peores de no ser por las ayudas estatales otorgadas a raíz del estallido de la pandemia (El efecto de la pandemia: 86 quiebras aéreas en dos años).

Compartir: